/ miércoles 5 de febrero de 2020

Agrotemas

VIUDAS CAMPESINAS SIN RECURSOS

*Ofertan parcelas y no hay “renteros.”

“No hay quien quiera rentar ni a bajas tarifas la tierra cultivable, así que no sé cómo vamos a sacar lo suficiente para salir adelante con el sustento de las familias, a quienes se había podido mantener decorosamente con lo que nos pagaban por un año de usufructo de la parcela”, señala viuda campesina

Las viudas del campo al igual que agricultores de edad avanzada, regularmente sobreviven rentando las parcelas, lo que hasta hace dos años les permitía vivir de una manera holgada, pero la situación en ese sector es cada vez más drástica ante bajos rendimientos combinados con precios irrisorios.

Es conocido que tal y como lo comentamos en anterior columna, poco a poco se ha ido deteriorando la economía del campesino, por lo que aumenta cada año la superficie de tierras desocupadas al no obtener la cantidad que invirtieron y mucho menos aspirar a contar con ganancias.

El problema con esto es que las personas que viven de rentar sus tierras con tarifas que iban de los ocho a diez mil pesos por hectárea anual, lo que significa 160 mil pesos por cada año en promedio ya que la mayoría de las tierras son de veinte unidades de superficie, de repente se han visto sin clientes.

La causa de la “estampida” de renteros como llaman ellos a quienes pagan por usufructuar sus parcelas, es que ya no les costea lo que están recibiendo por sus cosechas al haber bajos precios a la par de poco rendimiento, que los deja imposibilitados para pagar los ocho o diez mil pesos acostumbrados por hectárea en los últimos años.

Dialogando con una dama viuda de ejidatario en este municipio que no quiso ser identificada, manifestó que sin previo aviso recibió de vuelta la parcela que tenía varios rentando por lo que podía tener para ella y los suyos una vida tranquila casi como en vida de su esposo quien al morir le heredo sus casi veinte hectáreas.

Asegura que la persona que pagaba renta por su parcela, le dejó varias “broncas” como es deuda en el módulo de riego, sin contar con lo que le quedó debiendo a ella en un principio pues no alcanzó a pagarle el total de lo pactado en el contrato que firmaron, porque realmente no sacó el dinero suficiente y después se puso al corriente en abonos.

Ahora nos vamos con otro sector igual de vulnerable que el de las viudas del campo, el de los agricultores que por su edad avanzada no pueden trabajar la tierra lo que los obliga ponerla en manos de otra persona, a cambio de una cantidad como la arriba señalada, pero ya están escaseando los renteros.

Con esto les damos las más sinceras gracias por su atención por lo que nos despedimos y gracias por su atención. DIOS los bendiga y hasta mañana.

VIUDAS CAMPESINAS SIN RECURSOS

*Ofertan parcelas y no hay “renteros.”

“No hay quien quiera rentar ni a bajas tarifas la tierra cultivable, así que no sé cómo vamos a sacar lo suficiente para salir adelante con el sustento de las familias, a quienes se había podido mantener decorosamente con lo que nos pagaban por un año de usufructo de la parcela”, señala viuda campesina

Las viudas del campo al igual que agricultores de edad avanzada, regularmente sobreviven rentando las parcelas, lo que hasta hace dos años les permitía vivir de una manera holgada, pero la situación en ese sector es cada vez más drástica ante bajos rendimientos combinados con precios irrisorios.

Es conocido que tal y como lo comentamos en anterior columna, poco a poco se ha ido deteriorando la economía del campesino, por lo que aumenta cada año la superficie de tierras desocupadas al no obtener la cantidad que invirtieron y mucho menos aspirar a contar con ganancias.

El problema con esto es que las personas que viven de rentar sus tierras con tarifas que iban de los ocho a diez mil pesos por hectárea anual, lo que significa 160 mil pesos por cada año en promedio ya que la mayoría de las tierras son de veinte unidades de superficie, de repente se han visto sin clientes.

La causa de la “estampida” de renteros como llaman ellos a quienes pagan por usufructuar sus parcelas, es que ya no les costea lo que están recibiendo por sus cosechas al haber bajos precios a la par de poco rendimiento, que los deja imposibilitados para pagar los ocho o diez mil pesos acostumbrados por hectárea en los últimos años.

Dialogando con una dama viuda de ejidatario en este municipio que no quiso ser identificada, manifestó que sin previo aviso recibió de vuelta la parcela que tenía varios rentando por lo que podía tener para ella y los suyos una vida tranquila casi como en vida de su esposo quien al morir le heredo sus casi veinte hectáreas.

Asegura que la persona que pagaba renta por su parcela, le dejó varias “broncas” como es deuda en el módulo de riego, sin contar con lo que le quedó debiendo a ella en un principio pues no alcanzó a pagarle el total de lo pactado en el contrato que firmaron, porque realmente no sacó el dinero suficiente y después se puso al corriente en abonos.

Ahora nos vamos con otro sector igual de vulnerable que el de las viudas del campo, el de los agricultores que por su edad avanzada no pueden trabajar la tierra lo que los obliga ponerla en manos de otra persona, a cambio de una cantidad como la arriba señalada, pero ya están escaseando los renteros.

Con esto les damos las más sinceras gracias por su atención por lo que nos despedimos y gracias por su atención. DIOS los bendiga y hasta mañana.

lunes 24 de febrero de 2020

AGROTEMAS

lunes 10 de febrero de 2020

AGROTEMAS

miércoles 05 de febrero de 2020

Agrotemas

lunes 27 de enero de 2020

AGROTEMAS

lunes 06 de enero de 2020

AGROTEMAS

lunes 30 de diciembre de 2019

AGROTEMAS

lunes 23 de diciembre de 2019

AGROTEMAS

lunes 16 de diciembre de 2019

AGROTEMAS

lunes 09 de diciembre de 2019

AGROTEMAS

Cargar Más