/ lunes 7 de septiembre de 2020

AGROTEMAS

Otro riego al algodón




Ante el hecho que gran parte de los algodonales muestra motas nuevas que de buscarlas pueden dar más fibra en este ciclo, agricultores optan por cambiar sus acciones, que a estas alturas serían aplicar defoliantes y piscar, por aplicar un nuevo riego.

Al hablar sobre lo anterior, Felipe Gómez Gamboa, quien produce la fibra en terreno del ejido San Luis, comentó que aun cuando estaba decidido a cosechar próximamente, decidió aplicar otro riego a pesar de los gastos extras que implica.

Abundó que espera sembrar trigo una vez levantando la fibra, por lo que le urgía empezar cuanto antes la cosecha, pero las expectativas han cambiado al ver tanta carga nueva en las plantas estimando al menos una paca más, es decir más o menos 300 dólares por cada hectárea.

"Según mis cálculos, sí terminamos en tiempo para sembrar el trigo y de esa manera alcanzar a salir para la temporada triguera, de preferencia para andar sembrando en la última semana del mes de diciembre", enfatizó el agricultor del ejido San Luis.

Cambiando de tema, nos vamos a referir a la pandemia del Covid-19 que al parecer le ha quitado el guante de la cara a los sanluisinos, ya que se reportan menos bajas, así como cada vez menos contagiados por este terrible mal que vino a traer una nueva realidad a la humanidad.

Aunque no debemos confiarnos amigos lectores, hay que andar siempre con la guardia bien puesta para que no vaya a darse un nuevo repunte, porque seguiría la enorme mortandad que se estuvo dando en los últimos meses. ¡¡Ojo avizor!!

Antes de finalizar la charla, hay que comentar sobre lo atípico que ha sido este año en cuanto al clima, ya que desde el comienzo de la temporada no ha bajado la temperatura y ha sido constante un promedio de 45°C, habiendo llegado a los 50°C.

Si bien es cierto son climas fuertes los que se dan cada año, no eran tan seguidos como ahora, sino que nos daban descanso y solo por algunos días se disparaba el termómetro, se iba la onda cálida aunque luego volvía.

Ahora sí, muchas gracias por su atención estimados lectores, pero los invitamos para la próxima semana para estar en contacto de nuevo y referirnos a los avances del campo.

Bye, bye

Otro riego al algodón




Ante el hecho que gran parte de los algodonales muestra motas nuevas que de buscarlas pueden dar más fibra en este ciclo, agricultores optan por cambiar sus acciones, que a estas alturas serían aplicar defoliantes y piscar, por aplicar un nuevo riego.

Al hablar sobre lo anterior, Felipe Gómez Gamboa, quien produce la fibra en terreno del ejido San Luis, comentó que aun cuando estaba decidido a cosechar próximamente, decidió aplicar otro riego a pesar de los gastos extras que implica.

Abundó que espera sembrar trigo una vez levantando la fibra, por lo que le urgía empezar cuanto antes la cosecha, pero las expectativas han cambiado al ver tanta carga nueva en las plantas estimando al menos una paca más, es decir más o menos 300 dólares por cada hectárea.

"Según mis cálculos, sí terminamos en tiempo para sembrar el trigo y de esa manera alcanzar a salir para la temporada triguera, de preferencia para andar sembrando en la última semana del mes de diciembre", enfatizó el agricultor del ejido San Luis.

Cambiando de tema, nos vamos a referir a la pandemia del Covid-19 que al parecer le ha quitado el guante de la cara a los sanluisinos, ya que se reportan menos bajas, así como cada vez menos contagiados por este terrible mal que vino a traer una nueva realidad a la humanidad.

Aunque no debemos confiarnos amigos lectores, hay que andar siempre con la guardia bien puesta para que no vaya a darse un nuevo repunte, porque seguiría la enorme mortandad que se estuvo dando en los últimos meses. ¡¡Ojo avizor!!

Antes de finalizar la charla, hay que comentar sobre lo atípico que ha sido este año en cuanto al clima, ya que desde el comienzo de la temporada no ha bajado la temperatura y ha sido constante un promedio de 45°C, habiendo llegado a los 50°C.

Si bien es cierto son climas fuertes los que se dan cada año, no eran tan seguidos como ahora, sino que nos daban descanso y solo por algunos días se disparaba el termómetro, se iba la onda cálida aunque luego volvía.

Ahora sí, muchas gracias por su atención estimados lectores, pero los invitamos para la próxima semana para estar en contacto de nuevo y referirnos a los avances del campo.

Bye, bye