/ lunes 6 de diciembre de 2021

AGROTEMAS

Sigue incertidumbre en agro; frenen precios de insumos es un clamor


Buenos días estimados y muy finos amigos lectores de TRIBUNA DE SAN LUIS, arrancamos hoy deseando que todo esté de lo mejor para ustedes y lo que hagan sea excelente.

Vámonos de prisa y con acción al campo, donde el trigo sigue, pero en grande su siembra a pesar de los nubarrones que se observan al haberse ido hasta las nubes el precio del gas NH3 (amoníaco) y de hecho todos los fertilizantes tan imprescindibles.

Como señalamos en nuestra anterior columna,

es urgente que se haga algo por nuestros amigos productores, caso contrario será estrepitosa la caída con agroquímicos que valen más de 27 mil pesos tonelada como el mencionado NNH 3

Las empresas agroindustriales como la Cooperativa Alfredo V. Bonfil, que compra todo el trigo Grupo 1 en sanluisinas tierras, ya que ocupa alrededor de 20 mil toneladas cada año, seguramente ya se mueven en altas esferas oficiales en búsqueda de apoyo para sus clientes y socios.

Este grano, como se ha multicitado anteriormente, sería pagado en unos siete mil pesos tonelada incluyendo apoyos de propios y extraños en esas empresas, pero al final quizá no sería suficiente.

Así las cosas en el trigo, mientras tanto la cosecha de algodón continúa con un precio aceptable que es de cien dólares por quintal, es decir, 500 por paca y de hecho no les tocó tanta alza a los insumos en su momento de siembra y otras labores de cultivo.

A propósito de laboriosidad en el campo, el que no para es nuestro amigo Luis Padilla Orozco, que también anda enfrascado en siembra de cereal y cultivo de alfalfa en la colonia Nuevo León.

Mucha gente lo menciona como posible en varios puestos políticos tanto en su Módulo de Riego, SRL y otro más, pero dice que solo se dedica a la chamba y de plano no suelta prenda. Un saludo para el amigo Luis, quien por cierto no anda solo en el trabajo de su rancho, pero de eso después les contamos.

Ya que andamos con los saludos, va otro para el alcalde Santos González Yescas, quien de repente se mete al campo para ver en qué apoya a la gente del sector agropecuario, salpicando con recursos de la participación en el Puente del Río Colorado.

Gracias por su atención estimados y finos amigos, que DIOS me los bendiga siempre y hasta la próxima.

Bye, bye.


Sigue incertidumbre en agro; frenen precios de insumos es un clamor


Buenos días estimados y muy finos amigos lectores de TRIBUNA DE SAN LUIS, arrancamos hoy deseando que todo esté de lo mejor para ustedes y lo que hagan sea excelente.

Vámonos de prisa y con acción al campo, donde el trigo sigue, pero en grande su siembra a pesar de los nubarrones que se observan al haberse ido hasta las nubes el precio del gas NH3 (amoníaco) y de hecho todos los fertilizantes tan imprescindibles.

Como señalamos en nuestra anterior columna,

es urgente que se haga algo por nuestros amigos productores, caso contrario será estrepitosa la caída con agroquímicos que valen más de 27 mil pesos tonelada como el mencionado NNH 3

Las empresas agroindustriales como la Cooperativa Alfredo V. Bonfil, que compra todo el trigo Grupo 1 en sanluisinas tierras, ya que ocupa alrededor de 20 mil toneladas cada año, seguramente ya se mueven en altas esferas oficiales en búsqueda de apoyo para sus clientes y socios.

Este grano, como se ha multicitado anteriormente, sería pagado en unos siete mil pesos tonelada incluyendo apoyos de propios y extraños en esas empresas, pero al final quizá no sería suficiente.

Así las cosas en el trigo, mientras tanto la cosecha de algodón continúa con un precio aceptable que es de cien dólares por quintal, es decir, 500 por paca y de hecho no les tocó tanta alza a los insumos en su momento de siembra y otras labores de cultivo.

A propósito de laboriosidad en el campo, el que no para es nuestro amigo Luis Padilla Orozco, que también anda enfrascado en siembra de cereal y cultivo de alfalfa en la colonia Nuevo León.

Mucha gente lo menciona como posible en varios puestos políticos tanto en su Módulo de Riego, SRL y otro más, pero dice que solo se dedica a la chamba y de plano no suelta prenda. Un saludo para el amigo Luis, quien por cierto no anda solo en el trabajo de su rancho, pero de eso después les contamos.

Ya que andamos con los saludos, va otro para el alcalde Santos González Yescas, quien de repente se mete al campo para ver en qué apoya a la gente del sector agropecuario, salpicando con recursos de la participación en el Puente del Río Colorado.

Gracias por su atención estimados y finos amigos, que DIOS me los bendiga siempre y hasta la próxima.

Bye, bye.