/ lunes 20 de julio de 2020

AGROTEMAS | OTRO GOLPE A PRODUCTORES

Impiden importar glifosatos.




Como si fuera poco, la falta de apoyos para los campesinos, los bajos precios a los cultivos, poco rendimiento y otros factores que los tiene "en la lona", se han prohibido la venta en nuestro país algunos herbicidas importados considerados eficaces y muy económicos.

Quien ha dado cuenta a sus agremiados de este inconveniente es el ingeniero Juan Armenta Magaña, líder de la Asociación Municipal de Productores Rurales, manifestando que la decisión oficial hecha efectiva a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) eleva costos porque todos los productos que se aplicaban son accesibles.

Esta prohibición no sólo incluye tal herbicida, sino a decenas de agroquímicos más, lo que afecta directamente a quienes cultivan en esta franja fronteriza algodón maíz y trigo, además de varias hortalizas tradicionales.

Quien también habló al respecto es el productor del ejido San Luis y distribuidor de agroquímicos, ingeniero Guillermo Manríquez Salcido, refiriendo que realmente no es algo nuevo, puesto que desde el año pasado iniciaron las prohibiciones, obligándolos a buscar otras alternativas que no eleven costos.

"Le concedemos la razón al ingeniero Juan Armenta: Como empresa, desde el año pasado nos suspendió el gobierno federal la importación de nuestro herbicida a base de glifosato líquido Coloso Extra, ampliamente conocido y aceptado por nuestros amigos agricultores. Para solventar esta deficiencia, ya hay aquí otro producto con el doble de concentración, es decir: Si el agricultor aplica 4 litros/ha de coloso, solo se necesita 2 kg/ha de corte 68".

Para maleza persistente como correhuela, trompillo y malva (oreja de ratón), se recomienda 3 kg/ha.

Esto es un clavo más a la cruz de nuestros productores de ambos lados del Río Colorado, por lo que hacen llamados a quien corresponda para que analice esta medida, que esperan sea tomada de buena fe y no para favorecer marcas, porque estaría contraponiéndose con el supuesto combate a la corrupción cacareado por la actual administración federal.

Antes de terminar esta columna estimados y finos lectores de TRIBUNA DE SAN LUIS, vamos a sugerir a nuestros amigos del campo que diariamente tienen que ir a sus parcelas, que se cuiden del inclemente calor porque este fin de semana nuevamente el termómetro estará "arañando" los 48°C, que en Fahrenheit serían 118.4° y podrían sufrir un “golpe de calor”.

Por cierto, seguido pregunta gente que en la frontera está más acostumbrada a los Fahrenheit sobre cómo convertir centígrados a esa medida anglosajona y va muy simplificada la fórmula con los mismos grados de los pronósticos: 48 x 1.8 + 32= 118.4.

Ahora sí mis amigos, no habiendo más que agregar por hoy, nos despedimos y quedamos pendientes para la próxima semana si DIOS lo permite.

Bendiciones.

Impiden importar glifosatos.




Como si fuera poco, la falta de apoyos para los campesinos, los bajos precios a los cultivos, poco rendimiento y otros factores que los tiene "en la lona", se han prohibido la venta en nuestro país algunos herbicidas importados considerados eficaces y muy económicos.

Quien ha dado cuenta a sus agremiados de este inconveniente es el ingeniero Juan Armenta Magaña, líder de la Asociación Municipal de Productores Rurales, manifestando que la decisión oficial hecha efectiva a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) eleva costos porque todos los productos que se aplicaban son accesibles.

Esta prohibición no sólo incluye tal herbicida, sino a decenas de agroquímicos más, lo que afecta directamente a quienes cultivan en esta franja fronteriza algodón maíz y trigo, además de varias hortalizas tradicionales.

Quien también habló al respecto es el productor del ejido San Luis y distribuidor de agroquímicos, ingeniero Guillermo Manríquez Salcido, refiriendo que realmente no es algo nuevo, puesto que desde el año pasado iniciaron las prohibiciones, obligándolos a buscar otras alternativas que no eleven costos.

"Le concedemos la razón al ingeniero Juan Armenta: Como empresa, desde el año pasado nos suspendió el gobierno federal la importación de nuestro herbicida a base de glifosato líquido Coloso Extra, ampliamente conocido y aceptado por nuestros amigos agricultores. Para solventar esta deficiencia, ya hay aquí otro producto con el doble de concentración, es decir: Si el agricultor aplica 4 litros/ha de coloso, solo se necesita 2 kg/ha de corte 68".

Para maleza persistente como correhuela, trompillo y malva (oreja de ratón), se recomienda 3 kg/ha.

Esto es un clavo más a la cruz de nuestros productores de ambos lados del Río Colorado, por lo que hacen llamados a quien corresponda para que analice esta medida, que esperan sea tomada de buena fe y no para favorecer marcas, porque estaría contraponiéndose con el supuesto combate a la corrupción cacareado por la actual administración federal.

Antes de terminar esta columna estimados y finos lectores de TRIBUNA DE SAN LUIS, vamos a sugerir a nuestros amigos del campo que diariamente tienen que ir a sus parcelas, que se cuiden del inclemente calor porque este fin de semana nuevamente el termómetro estará "arañando" los 48°C, que en Fahrenheit serían 118.4° y podrían sufrir un “golpe de calor”.

Por cierto, seguido pregunta gente que en la frontera está más acostumbrada a los Fahrenheit sobre cómo convertir centígrados a esa medida anglosajona y va muy simplificada la fórmula con los mismos grados de los pronósticos: 48 x 1.8 + 32= 118.4.

Ahora sí mis amigos, no habiendo más que agregar por hoy, nos despedimos y quedamos pendientes para la próxima semana si DIOS lo permite.

Bendiciones.