/ jueves 9 de mayo de 2019

Amat Cucapah

Gridiron Town en La Bolsa


Fuera del alcance de las mareas y nubes de zancudos; a salvo de la pegostiosa tierra barrosa húmeda de saturada sal; aquí sobre la uniforme plataforma de terreno desértico coincidente con el horizonte raso; establecido encima del nivel donde el agua del río Colorado por remanso, se quedaba por instantes inmóvil, con su enorme caudal. Allí existió Gridiron Town.

Gridiron fue una City, según la exageración gringa, nombre otorgado a un puerto del Colorado teniendo cuatro casas, con ramadas: carpintería, herrería, almacén de materiales y la store o bodega de comestibles. Todos a pesar de que le decían la City, en su letrero exhibían Gridiron Town.

Este era punto indicando el “hacia arriba” o el “hacia abajo”; donde empujan las aguas del río rodando en lentos remolinos; algunas veces dividiéndose en dos corrientes: una enfilando las aguas, replegadas al paredón sonorense alcanzando más pronto al mar; la otra, era el caudal principal, que dibujando casi elíptica curva figuraba gigantesca extensa bolsa que por detenerse a redondear el terreno, retardaba el desfogue de las aguas -en casi 90 kilómetros- al desemboque del Mar de Cortés.

A 76 kilómetros navegados desde la frontera con Arizona sobre el río, en el lado de Sonora se extendía Gridiron, en un patio plano, como si se hu¬biera mandado nivelar parejo para cancha de juegos, flanqueada por dunas en montículos y por la orilla del río. Su localización en 1856, indicaba el límite seguro lejos de olas marinas, a salvo de toda inundación. Este lugar marcaba una línea casi recta desde el campo Hardy, milenaria ruta de los viajeros transitando de California a Sonora por el camino migratorio estacional del caballito Mesteño que venía del Pacífico norte continuando la costa del golfo, ahora aún existente; su huella queda hoy en línea pavimentada desde el “Faro”, rúa casi paralela al riel del ferrocarril Mexicali-Peñasco.

En el año mencionado, los peones de Gridiron los controló el jefe Cucapah, llamado "Cabecilla”, regenteando leñadores e indígenas para la Steam Navigation Company que equipó ahí un astillero temporal con: taller, yunque y fragua junto a la carpintería; su experimentado personal construyó totalmente un barco de 140 pies de largo, 29 de ancho, con solo 19 pulgadas de protección del piso sobre el nivel de las aguas; lo que le permitía navegar sobre 2 pies en escasa corriente y sobre profundidades por más agua que llevara el río.

Fueron 100 toneladas la capacidad de carga de este barco, terminado de construir, con costo de $35 000 dólares y ahí mismo se puso a trabajar en agosto de 1859. Este barco de vapor fue el famoso Cucapah I. Las circunstancias del lugar para el funcionamiento de los talleres eran inmejorables, pero; transbordar la carga de los barcos de mar a los barcos de río en el golfo, luego desde el desemboque trasladarla 90 kilómetros hasta Gridiron, este era un doble trabajo obligando a buscar alternativas

Gridiron Town mantuvo funcionando su astillero por más de 4 años, hasta 1864 cuando fue encontrado un refugio, dentro de un canal del viejo cauce del río Colorado, donde se estableció Puerto Isabel; entonces el astillero fue trasladado hasta el golfo de California, quedando “Gridiron” como patio leñero, perdiendo importancia; pero aun ahora sus restos son hallados por investigadores y “busca-tesoros”, en zona Riito, inmediato a Colonia “La Bolsa”, norte del riel ferroviario cruzado por el canal Wellton Mohawk, dentro del ejido “Juárez, Leyes de Reforma”.

Referencia:libro Puerto Isabel. Email:federicoiglesias50@gmail.com

Gridiron Town en La Bolsa


Fuera del alcance de las mareas y nubes de zancudos; a salvo de la pegostiosa tierra barrosa húmeda de saturada sal; aquí sobre la uniforme plataforma de terreno desértico coincidente con el horizonte raso; establecido encima del nivel donde el agua del río Colorado por remanso, se quedaba por instantes inmóvil, con su enorme caudal. Allí existió Gridiron Town.

Gridiron fue una City, según la exageración gringa, nombre otorgado a un puerto del Colorado teniendo cuatro casas, con ramadas: carpintería, herrería, almacén de materiales y la store o bodega de comestibles. Todos a pesar de que le decían la City, en su letrero exhibían Gridiron Town.

Este era punto indicando el “hacia arriba” o el “hacia abajo”; donde empujan las aguas del río rodando en lentos remolinos; algunas veces dividiéndose en dos corrientes: una enfilando las aguas, replegadas al paredón sonorense alcanzando más pronto al mar; la otra, era el caudal principal, que dibujando casi elíptica curva figuraba gigantesca extensa bolsa que por detenerse a redondear el terreno, retardaba el desfogue de las aguas -en casi 90 kilómetros- al desemboque del Mar de Cortés.

A 76 kilómetros navegados desde la frontera con Arizona sobre el río, en el lado de Sonora se extendía Gridiron, en un patio plano, como si se hu¬biera mandado nivelar parejo para cancha de juegos, flanqueada por dunas en montículos y por la orilla del río. Su localización en 1856, indicaba el límite seguro lejos de olas marinas, a salvo de toda inundación. Este lugar marcaba una línea casi recta desde el campo Hardy, milenaria ruta de los viajeros transitando de California a Sonora por el camino migratorio estacional del caballito Mesteño que venía del Pacífico norte continuando la costa del golfo, ahora aún existente; su huella queda hoy en línea pavimentada desde el “Faro”, rúa casi paralela al riel del ferrocarril Mexicali-Peñasco.

En el año mencionado, los peones de Gridiron los controló el jefe Cucapah, llamado "Cabecilla”, regenteando leñadores e indígenas para la Steam Navigation Company que equipó ahí un astillero temporal con: taller, yunque y fragua junto a la carpintería; su experimentado personal construyó totalmente un barco de 140 pies de largo, 29 de ancho, con solo 19 pulgadas de protección del piso sobre el nivel de las aguas; lo que le permitía navegar sobre 2 pies en escasa corriente y sobre profundidades por más agua que llevara el río.

Fueron 100 toneladas la capacidad de carga de este barco, terminado de construir, con costo de $35 000 dólares y ahí mismo se puso a trabajar en agosto de 1859. Este barco de vapor fue el famoso Cucapah I. Las circunstancias del lugar para el funcionamiento de los talleres eran inmejorables, pero; transbordar la carga de los barcos de mar a los barcos de río en el golfo, luego desde el desemboque trasladarla 90 kilómetros hasta Gridiron, este era un doble trabajo obligando a buscar alternativas

Gridiron Town mantuvo funcionando su astillero por más de 4 años, hasta 1864 cuando fue encontrado un refugio, dentro de un canal del viejo cauce del río Colorado, donde se estableció Puerto Isabel; entonces el astillero fue trasladado hasta el golfo de California, quedando “Gridiron” como patio leñero, perdiendo importancia; pero aun ahora sus restos son hallados por investigadores y “busca-tesoros”, en zona Riito, inmediato a Colonia “La Bolsa”, norte del riel ferroviario cruzado por el canal Wellton Mohawk, dentro del ejido “Juárez, Leyes de Reforma”.

Referencia:libro Puerto Isabel. Email:federicoiglesias50@gmail.com

viernes 11 de octubre de 2019

AMAT CUCAPAH

lunes 17 de junio de 2019

Amat Cucapah

viernes 07 de junio de 2019

Amat Cucapah

miércoles 22 de mayo de 2019

Amat Cucapah

viernes 17 de mayo de 2019

Amat Cucapah

jueves 09 de mayo de 2019

Amat Cucapah

viernes 29 de marzo de 2019

Amat Cucapah

lunes 25 de marzo de 2019

Amat Cucapah

viernes 15 de marzo de 2019

Amat Cucapah

viernes 08 de marzo de 2019

Amat Cucapah