/ viernes 7 de junio de 2019

Amat Cucapah

Sam Adams o Puerto Isabel


Es cierto que un “medio” astillero funcionó reparando barcos de río desde 1853, en Gridiron Town (hoy La Bolsa, sur poblado Independencia); porque era zona fuera del alcance de mareas, donde un remanso hacia girar al poniente la fuerte corriente, disgregando el “Riito Salado” fluyendo pegado al paredón oriental.

Cuando un fortísimo ventarrón huracanado llegó al desemboque del río Colorado, mientras un barquito de mar capitaneado por Sam Adams transfería carga sobre una barcaza plana en 1864, buscó refugio internándose en un amplio y prolongado canal de viejo brazo del río, alojándose resultó ileso.

David Charles Robinson, con trabajo de carpintería armaba los barcos, sobre el primer desfogue del Colorado, en la corriente sonorense Santa Clara slowg; pero ante la dificultad de los vientos, fue armando totalmente el barco Mohave I, dentro de aquel recoveco lodoso donde se protegió San Adams; desde entonces, toda nave en problemas acudía a dicho estero resguardándose allí.

Es cierto la entrada al canal, era un lodazal abierto de casi 40 metros de ancho, unido al golfo de California, 11 kilómetros al Oriente de la bocana; quizá por eso, a nadie le daba la gana entrar a ese canal, para no perder tiempo en exploraciones infructuosas; éste desconocido canal era ideal para: transbordo, fleteo, cuidado de carga, pasajeros, oficinas y amplia extensión para ser astillero de un pequeño puerto.

Con esto, los capitanes de barcos habían encontrado un lugar a las exigencias del tráfico naviero; exigencias de cambiar toda la carga de los barcos de mar a los barcos planos del río; ya que los barcos de mar no entraban al río porque el calado de la quilla pegaba al fondo, por la poca profundidad en las aguas del río.

En repetidas ocasiones, William H. Pierson piloteando una goleta de dos velas llamada Isabel, transfirió allí cargas a barcos planos del río; en cuanto el mar embravecía navegaba al interior del estero, protegiéndose de las borrascas. Sucedió que en la primavera de 1865, la goleta Isabel se atoró adentro durante algunos meses –a la vista de todos-en ese lodoso canalete; las demás embarcaciones continuaron haciendo cabotaje en la entrada; refiriendo al sitio como estero Isabel.

Pues ya desde Gridiron, la Steam Navigation Company había empezado a llevarse maquinaria, herramienta y materiales, pretendiendo instalar una yarda algunos 14 kilómetros corriente arriba sobre ese mismo canal, para construir o reparar lanchones y barcos; además escarbó una fosa como embarcadero seco, extendido a la orilla derecha del estero, un establecimiento al que se dio en llamar Puerto Isabel, situado a 180 kilómetros al sur de la frontera, surgiendo un puerto norteamericano en tierra mexicana.

Desde dos años antes, ahí mismo pero siete millas arriba hasta donde llegaba el agua del alargado canalete, la Steam Navigation Company regenteando movimiento de los barcos se adueñó del terreno y puso dique enmarcando un extenso patio, con un bordo de contención de algunos 11 o 15 acres (alrededor de 7 hectáreas) para evitar inundaciones en la yarda.

Con esto se incrementó la actividad de pasajeros, carga y descarga, transbordos y afianzamiento de la producción pesquera, por lo que en 1867 la barcaza plana White Fawn fue alargada y amarrada en el lodazal de la entrada junto al mar, como embarcadero o como si fuera un muelle para botes.

Sam Adams muchas veces lleno de ira reclamó en conversaciones que él había descubierto el pantanoso estero en 1864 y honestamente, en verdad él la había descubierto; sin embargo, pese a ello este lugar tomó el nombre de la goleta Isabel y no el nombre de Sam Adams.

Referencia: libro Puerto Isabel. E-mail: federicoiglesias50@gamail.com


Sam Adams o Puerto Isabel


Es cierto que un “medio” astillero funcionó reparando barcos de río desde 1853, en Gridiron Town (hoy La Bolsa, sur poblado Independencia); porque era zona fuera del alcance de mareas, donde un remanso hacia girar al poniente la fuerte corriente, disgregando el “Riito Salado” fluyendo pegado al paredón oriental.

Cuando un fortísimo ventarrón huracanado llegó al desemboque del río Colorado, mientras un barquito de mar capitaneado por Sam Adams transfería carga sobre una barcaza plana en 1864, buscó refugio internándose en un amplio y prolongado canal de viejo brazo del río, alojándose resultó ileso.

David Charles Robinson, con trabajo de carpintería armaba los barcos, sobre el primer desfogue del Colorado, en la corriente sonorense Santa Clara slowg; pero ante la dificultad de los vientos, fue armando totalmente el barco Mohave I, dentro de aquel recoveco lodoso donde se protegió San Adams; desde entonces, toda nave en problemas acudía a dicho estero resguardándose allí.

Es cierto la entrada al canal, era un lodazal abierto de casi 40 metros de ancho, unido al golfo de California, 11 kilómetros al Oriente de la bocana; quizá por eso, a nadie le daba la gana entrar a ese canal, para no perder tiempo en exploraciones infructuosas; éste desconocido canal era ideal para: transbordo, fleteo, cuidado de carga, pasajeros, oficinas y amplia extensión para ser astillero de un pequeño puerto.

Con esto, los capitanes de barcos habían encontrado un lugar a las exigencias del tráfico naviero; exigencias de cambiar toda la carga de los barcos de mar a los barcos planos del río; ya que los barcos de mar no entraban al río porque el calado de la quilla pegaba al fondo, por la poca profundidad en las aguas del río.

En repetidas ocasiones, William H. Pierson piloteando una goleta de dos velas llamada Isabel, transfirió allí cargas a barcos planos del río; en cuanto el mar embravecía navegaba al interior del estero, protegiéndose de las borrascas. Sucedió que en la primavera de 1865, la goleta Isabel se atoró adentro durante algunos meses –a la vista de todos-en ese lodoso canalete; las demás embarcaciones continuaron haciendo cabotaje en la entrada; refiriendo al sitio como estero Isabel.

Pues ya desde Gridiron, la Steam Navigation Company había empezado a llevarse maquinaria, herramienta y materiales, pretendiendo instalar una yarda algunos 14 kilómetros corriente arriba sobre ese mismo canal, para construir o reparar lanchones y barcos; además escarbó una fosa como embarcadero seco, extendido a la orilla derecha del estero, un establecimiento al que se dio en llamar Puerto Isabel, situado a 180 kilómetros al sur de la frontera, surgiendo un puerto norteamericano en tierra mexicana.

Desde dos años antes, ahí mismo pero siete millas arriba hasta donde llegaba el agua del alargado canalete, la Steam Navigation Company regenteando movimiento de los barcos se adueñó del terreno y puso dique enmarcando un extenso patio, con un bordo de contención de algunos 11 o 15 acres (alrededor de 7 hectáreas) para evitar inundaciones en la yarda.

Con esto se incrementó la actividad de pasajeros, carga y descarga, transbordos y afianzamiento de la producción pesquera, por lo que en 1867 la barcaza plana White Fawn fue alargada y amarrada en el lodazal de la entrada junto al mar, como embarcadero o como si fuera un muelle para botes.

Sam Adams muchas veces lleno de ira reclamó en conversaciones que él había descubierto el pantanoso estero en 1864 y honestamente, en verdad él la había descubierto; sin embargo, pese a ello este lugar tomó el nombre de la goleta Isabel y no el nombre de Sam Adams.

Referencia: libro Puerto Isabel. E-mail: federicoiglesias50@gamail.com


lunes 17 de junio de 2019

Amat Cucapah

viernes 07 de junio de 2019

Amat Cucapah

miércoles 22 de mayo de 2019

Amat Cucapah

viernes 17 de mayo de 2019

Amat Cucapah

jueves 09 de mayo de 2019

Amat Cucapah

viernes 29 de marzo de 2019

Amat Cucapah

lunes 25 de marzo de 2019

Amat Cucapah

viernes 15 de marzo de 2019

Amat Cucapah

viernes 08 de marzo de 2019

Amat Cucapah