/ viernes 8 de noviembre de 2019

Amat Cucapah

¡¡¡...Oigan señores, el tren…!!!


Siempre la gente del Rancho “Doña Juana’’ dijo ser descendiente del legendario jefe yuma, Salvador Palma y de aquella dama española perseguida por una chusma de yumas que los detuvo Palma, cuando alcanzó territorio Cucapah y fue protegida por éstos.

Según platicó Miguel Antonio Romero, soldado del presido de Buenavista, quien escondido entre tulares del río salvó su vida el 17 de julio de 1781; pronto, Palma hallando a doña Juana le construyó casa separada de Cucapah, procreando hijos, originaron los Palma Domínguez-Domínguez Palma.

En registro fechado el 16 de septiembre de 1883 aparece censado en Yuma, Sipriano Domínguez, de 52 años, casado con María de Jesús Palma, viviendo en el Rancho “Doña Juana’’, en Sonora inmediato a la frontera internacional dentro de terrenos de Guillermo Andrade. María de Jesús Palma siempre dijo ser descendiente de doña Juana, aquella dama española sobreviviente a la masacre Quechan sucedida el 17, 18 y 19 de julio de 1781, cuando se dirigían a fundar las misiones de Santa Bárbara y Nuestra Señora Reina de los Ángeles en la Alta California.

Don Cipriano, dedicado a la ganadería, agricultura, talabartería y comercio, con sus 9 hijos, entre ellos 4 mujeres: Margarita, Rosalía, Gertrudis y Ramona, con 5 hombres, Dionicio, José María, Juan, Luis y Cipriano.

Encomendando los negocios a sus hijos mejoran la producción, en sus espaciados ranchos extendidos desde la línea internacional hasta Santa Clara y desde la corriente del Río Colorado, al paredón del desierto sonorense.

Con socios ferrocarrileros interesados en las tierras de don Guillermo Andrade, en 1907 la compañía incluyó como proyecto tender un ferrocarril de Yuma al Golfo de California como parte del Yuma Valley Railroad, pretendiendo prolongarlo 80 millas hacia el Sur desde Yuma como nuevo ramal que seguiría para resucitar Puerto Isabel.

Para ello tenderían el riel del ferrocarril sobre los bordos que fueron construidos para contener las aguas del Colorado que inundaron el delta en 1904.

Alentó el proyecto del ferrocarril la enorme producción agropecuaria, la abundante pesca en el Golfo de California, interesando a los inversionistas, pues sobre el bordo oriente del río, durante agosto de 1910, la Southern Pacific Railroad empezó a correr un ferrocarril hasta San Luis, Sonora, como propiedad del gobierno de Estados Unidos, oficialmente llamado: Yuma Valley Railroad.

Esta intención aprovecharía trasladando la producción, herramientas, maquinarias y pasaje con habitantes de la Nochebuena, Ogden, Mariposa, La Fortuna, Abundancia, Gridiron, Lerdo, El Doctor y La Pastoría sobre la extensión sonorense del Colorado.

El grupo observador del terreno para tender riel al mando del capitán Jack Mellen encontró en la frontera el rancho “San Luis” -julio de 1907-, con establos ganaderos, por lo que el 16 de octubre se decidió que el riel llegaría hasta el margen internacional por ser un punto intermedio, con una corta espuela de 1,690 metros, entrando a Sonora, territorio mexicano.

Empezó a rodar el tren con su lujoso carro pullman “El Tío Sam” para pasajeros; el populacho le puso el mote de ‘’El Tío Can’’, atrás del pullman iban vagones cargados y trasladando ganado en pie, caballos, burros, alfalfa, zacate, granos, hortalizas y pieles, un trajín de carga y descargando en Yuma con estratégicas rampas de embarcaderos.

En plan muy tardío contemplaron diseñar vagones con nombre de los estados, pintados con paisajes mexicanos, pero esto vino a ser un verde, muy verde sueño, porque las balaceras del movimiento revolucionario mexicano inquietaron con inseguridad a los inversionistas, por esto la compañía levantó el riel de la espuela que cruzaba la frontera en San Luís, durante 1914.

Con esto quedaron ociosos 9 kilómetros de Gadsden hasta el margen de la frontera con San Luis, inmediatamente al quedarse abandonado este tramo el Yuma Valley Railroad acortó todavía más su recorrido a 18.08 millas en 1952, destinándolo como ferrocarril para fines de semana, aun así la Southern Pacific Railroad abandonó la línea en 1980, la cual fue adquirida por US Bureau of Reclamation, empleándola para recorridos turísticos de fin de semana, durante la temporada fresca del año, de octubre a mayo, convirtiéndose en eventual.

Referencia FB: Puerto Isabel

federicoiglesias50@gmail.com

¡¡¡...Oigan señores, el tren…!!!


Siempre la gente del Rancho “Doña Juana’’ dijo ser descendiente del legendario jefe yuma, Salvador Palma y de aquella dama española perseguida por una chusma de yumas que los detuvo Palma, cuando alcanzó territorio Cucapah y fue protegida por éstos.

Según platicó Miguel Antonio Romero, soldado del presido de Buenavista, quien escondido entre tulares del río salvó su vida el 17 de julio de 1781; pronto, Palma hallando a doña Juana le construyó casa separada de Cucapah, procreando hijos, originaron los Palma Domínguez-Domínguez Palma.

En registro fechado el 16 de septiembre de 1883 aparece censado en Yuma, Sipriano Domínguez, de 52 años, casado con María de Jesús Palma, viviendo en el Rancho “Doña Juana’’, en Sonora inmediato a la frontera internacional dentro de terrenos de Guillermo Andrade. María de Jesús Palma siempre dijo ser descendiente de doña Juana, aquella dama española sobreviviente a la masacre Quechan sucedida el 17, 18 y 19 de julio de 1781, cuando se dirigían a fundar las misiones de Santa Bárbara y Nuestra Señora Reina de los Ángeles en la Alta California.

Don Cipriano, dedicado a la ganadería, agricultura, talabartería y comercio, con sus 9 hijos, entre ellos 4 mujeres: Margarita, Rosalía, Gertrudis y Ramona, con 5 hombres, Dionicio, José María, Juan, Luis y Cipriano.

Encomendando los negocios a sus hijos mejoran la producción, en sus espaciados ranchos extendidos desde la línea internacional hasta Santa Clara y desde la corriente del Río Colorado, al paredón del desierto sonorense.

Con socios ferrocarrileros interesados en las tierras de don Guillermo Andrade, en 1907 la compañía incluyó como proyecto tender un ferrocarril de Yuma al Golfo de California como parte del Yuma Valley Railroad, pretendiendo prolongarlo 80 millas hacia el Sur desde Yuma como nuevo ramal que seguiría para resucitar Puerto Isabel.

Para ello tenderían el riel del ferrocarril sobre los bordos que fueron construidos para contener las aguas del Colorado que inundaron el delta en 1904.

Alentó el proyecto del ferrocarril la enorme producción agropecuaria, la abundante pesca en el Golfo de California, interesando a los inversionistas, pues sobre el bordo oriente del río, durante agosto de 1910, la Southern Pacific Railroad empezó a correr un ferrocarril hasta San Luis, Sonora, como propiedad del gobierno de Estados Unidos, oficialmente llamado: Yuma Valley Railroad.

Esta intención aprovecharía trasladando la producción, herramientas, maquinarias y pasaje con habitantes de la Nochebuena, Ogden, Mariposa, La Fortuna, Abundancia, Gridiron, Lerdo, El Doctor y La Pastoría sobre la extensión sonorense del Colorado.

El grupo observador del terreno para tender riel al mando del capitán Jack Mellen encontró en la frontera el rancho “San Luis” -julio de 1907-, con establos ganaderos, por lo que el 16 de octubre se decidió que el riel llegaría hasta el margen internacional por ser un punto intermedio, con una corta espuela de 1,690 metros, entrando a Sonora, territorio mexicano.

Empezó a rodar el tren con su lujoso carro pullman “El Tío Sam” para pasajeros; el populacho le puso el mote de ‘’El Tío Can’’, atrás del pullman iban vagones cargados y trasladando ganado en pie, caballos, burros, alfalfa, zacate, granos, hortalizas y pieles, un trajín de carga y descargando en Yuma con estratégicas rampas de embarcaderos.

En plan muy tardío contemplaron diseñar vagones con nombre de los estados, pintados con paisajes mexicanos, pero esto vino a ser un verde, muy verde sueño, porque las balaceras del movimiento revolucionario mexicano inquietaron con inseguridad a los inversionistas, por esto la compañía levantó el riel de la espuela que cruzaba la frontera en San Luís, durante 1914.

Con esto quedaron ociosos 9 kilómetros de Gadsden hasta el margen de la frontera con San Luis, inmediatamente al quedarse abandonado este tramo el Yuma Valley Railroad acortó todavía más su recorrido a 18.08 millas en 1952, destinándolo como ferrocarril para fines de semana, aun así la Southern Pacific Railroad abandonó la línea en 1980, la cual fue adquirida por US Bureau of Reclamation, empleándola para recorridos turísticos de fin de semana, durante la temporada fresca del año, de octubre a mayo, convirtiéndose en eventual.

Referencia FB: Puerto Isabel

federicoiglesias50@gmail.com

viernes 15 de noviembre de 2019

Amat Cucapah

viernes 08 de noviembre de 2019

Amat Cucapah

viernes 01 de noviembre de 2019

Amat Cucapah

viernes 25 de octubre de 2019

Amat Cucapah

viernes 18 de octubre de 2019

Amat Cucapah

viernes 11 de octubre de 2019

AMAT CUCAPAH

lunes 17 de junio de 2019

Amat Cucapah

viernes 07 de junio de 2019

Amat Cucapah

miércoles 22 de mayo de 2019

Amat Cucapah

viernes 17 de mayo de 2019

Amat Cucapah

Cargar Más