/ viernes 31 de diciembre de 2021

AMAT CUCAPAH

Méganos, San Luis o San Juan


¿Por qué abandonaron Ciudad Lerdo?, responde doña Ramona Domínguez Palma: “Era difícil, el abastecimiento, aunque iban fayuqueros de Yuma y Mexicali; todo se complicó a mi esposo Jesús Osuna, vaquero de mi padre Sipriano, en campo El Doctor desde 1872”.

Colonia Lerdo era medio millón de hectáreas desde la frontera al Mar de Cortés, más fracciones en San Felipe, Punta Peñasco y Puerto Isabel; navegando barcos 600 millas desde desemboque del Colorado, comercializando puertos del río: Amat, Walapai Smith Farm, Ogden City, Gridiron Town, Ciudad Lerdo, El Doctor y Port Famine; verdadero trajín: En solo un año transbordaron tres mil personas. Puerto Isabel fue segundo lugar en 1862, después de San Francisco viajando 12 días hasta Yuma, cobrando 40 dlls por tonelada o persona; el ferrocarril fracasó el negocio cruzando Yuma en septiembre: 1877 cobró 40 dlls trasladando cargas en tres días desde San Francisco.

Colonia Lerdo entró tarde en bonanza; Guillermo Andrade y socios establecen Compañía Mexicana Agrícola Industrial, Colonizadora de Terrenos del Colorado explotando Cáñamo Silvestre: Enero 17, 1874, fracasan por devastadoras corrientes; sin navegación acabó el trabajo, residentes impulsaron autoconsumo agricultura, ganadería y pesca; ante ello Andrade especuló rentando terrenos, cobrándoles por el agua que bebían sus perros. Consta en periódico “El Fronterizo”, Tucson; septiembre 29, 1882.

Ese problema dispersa familias sobre extensión deltaica, posesionando tierras ausentes propietarios. Sipriano Domínguez y María de Jesús Palma retoman residencia ancestral en rancho Da. Juana procreando nueve hijos, en denominado Terreno “El Monumento” 204, donde don Guillermo cultiva frutales justificando propiedad, llamándole “Rancho Andrade”; movilizándose familiarmente en sus ranchos. No obstante, Andrade vende sus terrenos de Baja California a Colorado River Land Company, conservando ribera sonorense, iniciando la venta muere: Septiembre 17, 1905, Ciudad de México.

La Inauguración del ferrocarril “Intercalifornias” hizo concurrir población a la frontera, conectando numerosas estaciones los extremos San Diego-Yuma, favorecen comercialización de productos; por ello Ramona y Jesús sobre carreta cargaron enseres, trasladando sobre pies: Caballos, vacas y chivas, levantando casa, corrales y siembras frente a frontera (espalda del Riviera). Generalmente Luis y Juan Domínguez Palma celebraban su onomástico: Domingo inmediato al 21 o 24 de junio. Luis logra cundir su nombre con celebración festiva realizándose anualmente, fue cuando Tito López “Toro” propuso que ya muerto Andrade, fuera San Luis el nombre de este poblado, los presentes con vivas y truenos sellaron acuerdo, domingo 23 de junio de 1907; Pomposo Matus -en 1927- pretendió cambiarle de nombre, rebautizándole como “Pueblo del Mégano”.

Ref. TQuinteroP-Puerto Isabel.


Federicoiglesias50@gmail.com


Méganos, San Luis o San Juan


¿Por qué abandonaron Ciudad Lerdo?, responde doña Ramona Domínguez Palma: “Era difícil, el abastecimiento, aunque iban fayuqueros de Yuma y Mexicali; todo se complicó a mi esposo Jesús Osuna, vaquero de mi padre Sipriano, en campo El Doctor desde 1872”.

Colonia Lerdo era medio millón de hectáreas desde la frontera al Mar de Cortés, más fracciones en San Felipe, Punta Peñasco y Puerto Isabel; navegando barcos 600 millas desde desemboque del Colorado, comercializando puertos del río: Amat, Walapai Smith Farm, Ogden City, Gridiron Town, Ciudad Lerdo, El Doctor y Port Famine; verdadero trajín: En solo un año transbordaron tres mil personas. Puerto Isabel fue segundo lugar en 1862, después de San Francisco viajando 12 días hasta Yuma, cobrando 40 dlls por tonelada o persona; el ferrocarril fracasó el negocio cruzando Yuma en septiembre: 1877 cobró 40 dlls trasladando cargas en tres días desde San Francisco.

Colonia Lerdo entró tarde en bonanza; Guillermo Andrade y socios establecen Compañía Mexicana Agrícola Industrial, Colonizadora de Terrenos del Colorado explotando Cáñamo Silvestre: Enero 17, 1874, fracasan por devastadoras corrientes; sin navegación acabó el trabajo, residentes impulsaron autoconsumo agricultura, ganadería y pesca; ante ello Andrade especuló rentando terrenos, cobrándoles por el agua que bebían sus perros. Consta en periódico “El Fronterizo”, Tucson; septiembre 29, 1882.

Ese problema dispersa familias sobre extensión deltaica, posesionando tierras ausentes propietarios. Sipriano Domínguez y María de Jesús Palma retoman residencia ancestral en rancho Da. Juana procreando nueve hijos, en denominado Terreno “El Monumento” 204, donde don Guillermo cultiva frutales justificando propiedad, llamándole “Rancho Andrade”; movilizándose familiarmente en sus ranchos. No obstante, Andrade vende sus terrenos de Baja California a Colorado River Land Company, conservando ribera sonorense, iniciando la venta muere: Septiembre 17, 1905, Ciudad de México.

La Inauguración del ferrocarril “Intercalifornias” hizo concurrir población a la frontera, conectando numerosas estaciones los extremos San Diego-Yuma, favorecen comercialización de productos; por ello Ramona y Jesús sobre carreta cargaron enseres, trasladando sobre pies: Caballos, vacas y chivas, levantando casa, corrales y siembras frente a frontera (espalda del Riviera). Generalmente Luis y Juan Domínguez Palma celebraban su onomástico: Domingo inmediato al 21 o 24 de junio. Luis logra cundir su nombre con celebración festiva realizándose anualmente, fue cuando Tito López “Toro” propuso que ya muerto Andrade, fuera San Luis el nombre de este poblado, los presentes con vivas y truenos sellaron acuerdo, domingo 23 de junio de 1907; Pomposo Matus -en 1927- pretendió cambiarle de nombre, rebautizándole como “Pueblo del Mégano”.

Ref. TQuinteroP-Puerto Isabel.


Federicoiglesias50@gmail.com


ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 29 de julio de 2022

Héroe en Maycoba.

Federico Iglesias

viernes 22 de abril de 2022

AMAT CUCAPAH

Federico Iglesias

viernes 01 de abril de 2022

AMAT CUCAPAH

Federico Iglesias

sábado 12 de marzo de 2022

AMAT CUCAPAH

Federico Iglesias

Cargar Más