/ lunes 22 de febrero de 2021

CONTRASENTIDO

Cambio climático




La agenda multilateral e internacional viene manejando el tema del cambio climático como un problema estructural enclavado en la desigualdad y falta de desarrollo económico. Sin embargo, el grupo de los escépticos argumenta que la variación en la temperatura global es demasiado pequeña como para ocuparse del tema o al menos le restan importancia.

En días pasados nuestro país ha sufrido algunos apagones provocados por una tormenta invernal atípica en el estado de Texas, de nuestros vecinos del Norte. Como consecuencia de la tormenta se cortó el suministro de gas a nuestro país y por ello no se tienen los combustibles suficientes para generar electricidad en algunos estados del Norte de la República. Así que el crudo invierno nos está ocasionando graves problemas al no tener la tecnología para aliviar esas adversidades.

El problema es más grave de lo que pensamos. El análisis fácil y barato de algunos se limita a culpar a la ineficiencia de la actual administración en el tema y se olvida de las verdaderas causas del problema. En el tema la gravedad del asunto es que al país más poderoso del mundo lo ha doblegado una nevada, poniendo en relieve las carencias y recordando el poder bestial de la naturaleza. Sin lugar a duda que la madre naturaleza nos está dando una gran lección, pero lamentablemente no terminamos de comprender y la minimizamos a un asunto político, cuando deberíamos encender las alarmas en el tema.

Es muy difícil predecir si estos fenómenos son casos asilados o serán recurrentes en los próximos años. Pero si debiéramos reflexionar sobre la importancia de tomar acciones contundentes como sociedad y estado para afrontar estos temas sin tantos estragos recurriendo a la solidaridad internacional, compromiso y sobre todo a hacer lo que a cada uno nos corresponde para que nuestra estancia en la tierra sea lo más confortable. La vida se va tan rápido como se va el agua entre las manos, por ello debemos ser responsables con nosotros y con las futuras generaciones para heredarles un mundo mejor.

Si existe o no el cambio climático como un problema de agenda geopolítica, si es un tema inducido con fines oscuros o si simplemente no existe debe de pasar a segundo término, porque la realidad es que vivimos al límite en muchos sentidos y sobre todo ahora sabemos que no estamos preparados para los embates de la naturaleza. ¡Así que a trabajar por nuestro mundo!

@GildardoLinarez

glinarez@hotmail.com

Cambio climático




La agenda multilateral e internacional viene manejando el tema del cambio climático como un problema estructural enclavado en la desigualdad y falta de desarrollo económico. Sin embargo, el grupo de los escépticos argumenta que la variación en la temperatura global es demasiado pequeña como para ocuparse del tema o al menos le restan importancia.

En días pasados nuestro país ha sufrido algunos apagones provocados por una tormenta invernal atípica en el estado de Texas, de nuestros vecinos del Norte. Como consecuencia de la tormenta se cortó el suministro de gas a nuestro país y por ello no se tienen los combustibles suficientes para generar electricidad en algunos estados del Norte de la República. Así que el crudo invierno nos está ocasionando graves problemas al no tener la tecnología para aliviar esas adversidades.

El problema es más grave de lo que pensamos. El análisis fácil y barato de algunos se limita a culpar a la ineficiencia de la actual administración en el tema y se olvida de las verdaderas causas del problema. En el tema la gravedad del asunto es que al país más poderoso del mundo lo ha doblegado una nevada, poniendo en relieve las carencias y recordando el poder bestial de la naturaleza. Sin lugar a duda que la madre naturaleza nos está dando una gran lección, pero lamentablemente no terminamos de comprender y la minimizamos a un asunto político, cuando deberíamos encender las alarmas en el tema.

Es muy difícil predecir si estos fenómenos son casos asilados o serán recurrentes en los próximos años. Pero si debiéramos reflexionar sobre la importancia de tomar acciones contundentes como sociedad y estado para afrontar estos temas sin tantos estragos recurriendo a la solidaridad internacional, compromiso y sobre todo a hacer lo que a cada uno nos corresponde para que nuestra estancia en la tierra sea lo más confortable. La vida se va tan rápido como se va el agua entre las manos, por ello debemos ser responsables con nosotros y con las futuras generaciones para heredarles un mundo mejor.

Si existe o no el cambio climático como un problema de agenda geopolítica, si es un tema inducido con fines oscuros o si simplemente no existe debe de pasar a segundo término, porque la realidad es que vivimos al límite en muchos sentidos y sobre todo ahora sabemos que no estamos preparados para los embates de la naturaleza. ¡Así que a trabajar por nuestro mundo!

@GildardoLinarez

glinarez@hotmail.com

ÚLTIMASCOLUMNAS