/ martes 23 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

Para el delegado la clínica del ISSSTE tal parece que no existe en San Luis R.C.




Mientras el delegado del ISSSTE adjudicó directamente el 93% de los contratos sin realizar un concurso público con relación a gastos del Covid-19 y otros cambios, para la clínica de San Luis no se han hecho inversiones hace más de 35 años o poco más.

Al iniciar los servicios del ISSSTE en este municipio, se rentaba una casa por la calle 7 y Zaragoza, la que carecía de espacios para los trabajadores y médicos como para los derechohabientes.

Después, por peticiones y reclamos de los derechohabientes, se rentó la Clínica González Lobo, donde había más oportunidad de ofrecer un servicio más eficiente, pero el crecimiento de los trabajadores al servicio del gobierno federal siguió y se logró una construcción en un lote de solamente 900 metros cuadrados, por lo que no cuenta con los espacios adecuados para que realmente puedan desempeñar su importante labor como también los médicos contratados.

Hace varios años los maestros, sobre todo, han estado solicitando un nuevo edificio, con los espacios suficientes, para que los médicos puedan realizar sus consultas y los derechohabientes puedan esperar su turno en un espacio que realmente les permita mejor atención.

La cantidad de derechohabientes ha incrementado de manera considerable, pues se atienden trabajadores y maestros de Sonoyta, Puerto Peñasco y San Luis R.C. como a gran cantidad de derechohabientes de las otras dependencias federales, sin embargo los delegados que nombra el director general del instituto tal parece que no conocen la geografía del estado, pues hace varios años nunca han hecho visitas a la clínica para conocer de manera directa la falta de un nuevo edificio y la necesidad que los medicamentos no falten, sobre todo para los maestros jubilados que requieren los especiales.

Tal vez haga falta que le envíenos un mapa, para que se dé cuenta que San Luis R.C. es parte de Sonora y por su cantidad actual de derechohabientes ya se necesita una clínica de mayor categoría, pues es ya parte de la entidad, ya no un rancho grande como lo llaman algunos malintencionados, sino una gran ciudad, con un activo desarrollo en la población lo que hace que también incremente cada año la cantidad de derechohabientes.

Al conocer que en Hermosillo se ha hecho una gran serie de contrataciones y solamente se incluyó en las inversiones el hospital de Navojoa, de acuerdo con una publicación en la capital del estado, sin duda nuevamente los maestros en activo como lo jubilados empezarán a exigir que se destinen recursos para una clínica hospital para esta ciudad fronteriza y se pueda ofrecer un servicio más eficiente, con mayor comodidad para los trabajadores como para los derechohabientes, pues no es posible que se deje en el olvido a una clínica que no reúne las condiciones adecuadas.

La clínica no tiene equipo para que los doctores puedan desempeñar su labor de manera profesional, los trabajadores y doctores carecen hasta de los trajes especiales, como lo exigen la atención de la pandemia y podemos señalar varias cosas, pero lo importante para esta región que atiende esta clínica de menor categoría sea supervisada de manera constante por quien tiene esa responsabilidad de velar por el bienestar de los derechohabientes, sin distinción alguna.

Para el delegado la clínica del ISSSTE tal parece que no existe en San Luis R.C.




Mientras el delegado del ISSSTE adjudicó directamente el 93% de los contratos sin realizar un concurso público con relación a gastos del Covid-19 y otros cambios, para la clínica de San Luis no se han hecho inversiones hace más de 35 años o poco más.

Al iniciar los servicios del ISSSTE en este municipio, se rentaba una casa por la calle 7 y Zaragoza, la que carecía de espacios para los trabajadores y médicos como para los derechohabientes.

Después, por peticiones y reclamos de los derechohabientes, se rentó la Clínica González Lobo, donde había más oportunidad de ofrecer un servicio más eficiente, pero el crecimiento de los trabajadores al servicio del gobierno federal siguió y se logró una construcción en un lote de solamente 900 metros cuadrados, por lo que no cuenta con los espacios adecuados para que realmente puedan desempeñar su importante labor como también los médicos contratados.

Hace varios años los maestros, sobre todo, han estado solicitando un nuevo edificio, con los espacios suficientes, para que los médicos puedan realizar sus consultas y los derechohabientes puedan esperar su turno en un espacio que realmente les permita mejor atención.

La cantidad de derechohabientes ha incrementado de manera considerable, pues se atienden trabajadores y maestros de Sonoyta, Puerto Peñasco y San Luis R.C. como a gran cantidad de derechohabientes de las otras dependencias federales, sin embargo los delegados que nombra el director general del instituto tal parece que no conocen la geografía del estado, pues hace varios años nunca han hecho visitas a la clínica para conocer de manera directa la falta de un nuevo edificio y la necesidad que los medicamentos no falten, sobre todo para los maestros jubilados que requieren los especiales.

Tal vez haga falta que le envíenos un mapa, para que se dé cuenta que San Luis R.C. es parte de Sonora y por su cantidad actual de derechohabientes ya se necesita una clínica de mayor categoría, pues es ya parte de la entidad, ya no un rancho grande como lo llaman algunos malintencionados, sino una gran ciudad, con un activo desarrollo en la población lo que hace que también incremente cada año la cantidad de derechohabientes.

Al conocer que en Hermosillo se ha hecho una gran serie de contrataciones y solamente se incluyó en las inversiones el hospital de Navojoa, de acuerdo con una publicación en la capital del estado, sin duda nuevamente los maestros en activo como lo jubilados empezarán a exigir que se destinen recursos para una clínica hospital para esta ciudad fronteriza y se pueda ofrecer un servicio más eficiente, con mayor comodidad para los trabajadores como para los derechohabientes, pues no es posible que se deje en el olvido a una clínica que no reúne las condiciones adecuadas.

La clínica no tiene equipo para que los doctores puedan desempeñar su labor de manera profesional, los trabajadores y doctores carecen hasta de los trajes especiales, como lo exigen la atención de la pandemia y podemos señalar varias cosas, pero lo importante para esta región que atiende esta clínica de menor categoría sea supervisada de manera constante por quien tiene esa responsabilidad de velar por el bienestar de los derechohabientes, sin distinción alguna.

martes 30 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

domingo 28 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

martes 23 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

domingo 21 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

martes 16 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

domingo 14 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

martes 09 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

domingo 07 de junio de 2020

DE MI LIBRETA

martes 02 de junio de 2020

De mi libreta

Cargar Más