/ martes 1 de septiembre de 2020

DE MI LIBRETA

La pandemia pone al descubierto las deficiencias de la sociedad



La pandemia de coronavirus ha puesto al descubierto la falta de una educación para que la sociedad respete las indicaciones del sector Salud y las de los tres niveles de Gobierno y seguimos padeciendo que cada día siga la enfermedad, motivando fallecimientos sin distinción alguna, pero ni así cambiamos, pues estamos acostumbrados a no respetar todo lo que venga de ahí.

Los espacios de salud se han visto rebasados por la falta de recursos oficiales para cuidar a quienes exponen su vida por salvar a los demás, pero tal parece que se emprendió una lucha sin tener lo indispensable para hacer frente al enemigo invisible que se hace notar, con cientos de enfermos que se encuentran en sus hogares padeciendo los estragos y donde algunos lograr superarlo con el apoyo de Dios.

Pero puso al descubierto la falta de una positiva organización en la compra y distribución de medicamentos en el ISSSTE, IMSS y hospitales oficiales, en donde algunos del sector Salud prefirieron irse a su casa ante la falta de una protección adecuada oficial.

Por otra parte, la distribución de los medicamentos está en manos de los políticos y amigos del sexenio anterior, quienes siempre han estado buscando la manera de derrotar al gobierno actual y sin duda la distribución de los medicamentos la hicieron o lo siguen haciendo de acuerdo con sus intereses económicos y políticos, tratando que el pueblo se convierta en enemigo del presidente de la República.

Hace días en las redes sociales se dio a conocer quiénes son los políticos que tienen en sus manos la compra y distribución de los medicamentos para el sector Salud, quiénes realmente son los responsable, de la falta de fármacos y siguen haciéndose millonarios, pues en el reparto y venta cada farmacia o botica los vende con enormes diferencias, lo que sin duda están aprovechando para lograr mayor riqueza a costa de las familias que en su mayoría sufren para comprar lo que necesitan para su bienestar, aunado a algunos doctores o médicos que también están haciendo su “agosto”.

Todo esto se puede evitar cuando la sociedad logra unirse y exige sus derechos a que tiene a la salud, al empleo y sobre todo lograr la unidad para exigir a los gobernantes que cumplan sus obligaciones de mejorar las condiciones de vida de sus gobernados.

Varios políticos se esfuerzan por lograrlo, pero a un gran porcentaje le vale y se convierte en dueño y señor de cada entidad y los diputados federales callan tal vez por lo que reciben de salario o regalías por atender a sectores ricos en la solución de sus necesidades.

Ya miramos que cuando se tiene la voluntad de servir sin distinción, se logra con los recursos que se entregan a cada gobierno estatal y a cada presidente municipal y si se ponen las pilas, como activos gestores, logran responder a mayor cantidad de necesidades de la población más marginada para tratar de cambiar sus condiciones de vida.

La pandemia pone al descubierto las deficiencias de la sociedad



La pandemia de coronavirus ha puesto al descubierto la falta de una educación para que la sociedad respete las indicaciones del sector Salud y las de los tres niveles de Gobierno y seguimos padeciendo que cada día siga la enfermedad, motivando fallecimientos sin distinción alguna, pero ni así cambiamos, pues estamos acostumbrados a no respetar todo lo que venga de ahí.

Los espacios de salud se han visto rebasados por la falta de recursos oficiales para cuidar a quienes exponen su vida por salvar a los demás, pero tal parece que se emprendió una lucha sin tener lo indispensable para hacer frente al enemigo invisible que se hace notar, con cientos de enfermos que se encuentran en sus hogares padeciendo los estragos y donde algunos lograr superarlo con el apoyo de Dios.

Pero puso al descubierto la falta de una positiva organización en la compra y distribución de medicamentos en el ISSSTE, IMSS y hospitales oficiales, en donde algunos del sector Salud prefirieron irse a su casa ante la falta de una protección adecuada oficial.

Por otra parte, la distribución de los medicamentos está en manos de los políticos y amigos del sexenio anterior, quienes siempre han estado buscando la manera de derrotar al gobierno actual y sin duda la distribución de los medicamentos la hicieron o lo siguen haciendo de acuerdo con sus intereses económicos y políticos, tratando que el pueblo se convierta en enemigo del presidente de la República.

Hace días en las redes sociales se dio a conocer quiénes son los políticos que tienen en sus manos la compra y distribución de los medicamentos para el sector Salud, quiénes realmente son los responsable, de la falta de fármacos y siguen haciéndose millonarios, pues en el reparto y venta cada farmacia o botica los vende con enormes diferencias, lo que sin duda están aprovechando para lograr mayor riqueza a costa de las familias que en su mayoría sufren para comprar lo que necesitan para su bienestar, aunado a algunos doctores o médicos que también están haciendo su “agosto”.

Todo esto se puede evitar cuando la sociedad logra unirse y exige sus derechos a que tiene a la salud, al empleo y sobre todo lograr la unidad para exigir a los gobernantes que cumplan sus obligaciones de mejorar las condiciones de vida de sus gobernados.

Varios políticos se esfuerzan por lograrlo, pero a un gran porcentaje le vale y se convierte en dueño y señor de cada entidad y los diputados federales callan tal vez por lo que reciben de salario o regalías por atender a sectores ricos en la solución de sus necesidades.

Ya miramos que cuando se tiene la voluntad de servir sin distinción, se logra con los recursos que se entregan a cada gobierno estatal y a cada presidente municipal y si se ponen las pilas, como activos gestores, logran responder a mayor cantidad de necesidades de la población más marginada para tratar de cambiar sus condiciones de vida.