/ miércoles 27 de enero de 2021

EL FARO

El arte de la reinvención será la habilidad más crítica de este siglo




Aquellos que estén dispuestos a adoptar diversas habilidades, experiencias y perspectivas, prosperarán cada vez más.

Las personas más sobresalientes del mundo serán aquellas que dominen el reconocimiento e integración de múltiples perspectivas y posibilidades a la vez.

La prueba de una inteligencia de primera clase es la capacidad de mantener dos ideas opuestas en la mente al mismo tiempo y aún conservar la capacidad de funcionar. Francis Scott Fitzgerald, autor de “The Great Gatsby”.

Hay una habilidad conocida como la complejidad integradora, que se considera ideal para la mejor toma de decisiones y un buen juicio. La medida de la complejidad integradora tiene dos componentes: Diferenciación e integración. La diferenciación se refiere a la percepción de diferentes dimensiones al considerar un problema. La integración se refiere al reconocimiento de conexiones cognitivas entre dimensiones o perspectivas diferenciadas.

En un mundo en constante cambio, esta habilidad es una superpotencia. Si quieres tener éxito, prosperar y convertirte en la mejor versión de ti en nuestro mundo incierto, debes conocer y desarrollar todas las habilidades a través de esta medida.

En un nivel básico, la complejidad integradora se trata de cómo procesar la información. Las personas que tienen esta habilidad piensan que hay más de una manera de ver las cosas. Crean con éxito vínculos entre cosas dispares y las llevan a una resolución global coherente. Líderes empresariales muy influyentes como Elon Musk (Tesla, SpaceX), Bill Gates (Microsoft), Jack Dorsey (Twitter), Reed Hastings (Netflix), Jeff Bezos (Amazon) y otros "shapers" o personas que dan forma a la sociedad tienen esta habilidad en común. Todos son capaces de ver tanto imágenes grandes como detalles granulares (y niveles intermedios) y sintetizar las perspectivas que ganan en esos diferentes niveles, mientras la mayoría de la gente ve solo uno u otro. Son al mismo tiempo creativos, sistemáticos y prácticos, así como asertivos y de mente abierta.

Las personas que dominan la complejidad integradora tienden a encontrar patrones en lugares que la gente ignora. Pueden ser tremendamente creativos o innovadores, pero altamente organizados con una intensa atención al detalle y la precisión. Para resolver mejor los problemas entienden que hay que buscar activamente patrones en ideas y productos innovadores y encontrar similitudes que vinculen conceptos contrastantes en lugar de diferencias.

Hacer conexiones entre cosas aparentemente poco importantes es quizás una de las habilidades más cruciales que puedes dominar para seguir adelante en la vida y la carrera.

La habilidad de complejidad integradora es como un músculo, puedes desarrollarla. Para construirlo, debes colocarte activamente en situaciones que te permitan profundizar para entender nuevos conceptos, principios e ideas para mejorar tu vida y tu carrera. Podrías comenzar con un área pequeña para abrirte a nuevas ideas y luego incluir gradualmente más áreas de tu vida.

Es como tener un mapa mental de cómo las cosas deben o pueden hacerse, pero estar abiertos a la mejora, nuevos enfoques y modelos mentales.

Roger Martin, el autor de “La Mente Oponible”, lo llama "pensamiento integrativo". En su libro define esta forma de pensar como:

"La capacidad de afrontar constructivamente la tensión de las ideas opuestas y en lugar de elegir una a expensas de la otra, generar una resolución creativa de la tensión en forma de una nueva idea que contenga elementos de las ideas opuestas pero que sea superior a cada una".

Para mejorar tus habilidades de "complejidad integradora", empújate a ver todo lo demás que está fuera de tu dominio. Exponte a industrias que llamen tu atención. Ábrete al universo, amplía las opciones, alternativas y crea nuevas posibilidades.

El pensamiento de complejidad integradora es un "hábito de pensamiento" que todos podemos desarrollar conscientemente para llegar a soluciones que de otra manera no serían evidentes. Para prosperar en nuestro mundo incierto, entrena a tu cerebro para cuestionarlo todo, experimenta con valentía y siempre cuestiona lo obvio.

Las habilidades de complejidad integradora son la clave de tu supervivencia en el futuro. No te ates con reglas rígidas y prejuicios estrechos. Sé humilde e inteligente, dispuesto a hacer preguntas y satisfacer tu curiosidad. Tu futuro depende de ello.

david@rmr.mx

El arte de la reinvención será la habilidad más crítica de este siglo




Aquellos que estén dispuestos a adoptar diversas habilidades, experiencias y perspectivas, prosperarán cada vez más.

Las personas más sobresalientes del mundo serán aquellas que dominen el reconocimiento e integración de múltiples perspectivas y posibilidades a la vez.

La prueba de una inteligencia de primera clase es la capacidad de mantener dos ideas opuestas en la mente al mismo tiempo y aún conservar la capacidad de funcionar. Francis Scott Fitzgerald, autor de “The Great Gatsby”.

Hay una habilidad conocida como la complejidad integradora, que se considera ideal para la mejor toma de decisiones y un buen juicio. La medida de la complejidad integradora tiene dos componentes: Diferenciación e integración. La diferenciación se refiere a la percepción de diferentes dimensiones al considerar un problema. La integración se refiere al reconocimiento de conexiones cognitivas entre dimensiones o perspectivas diferenciadas.

En un mundo en constante cambio, esta habilidad es una superpotencia. Si quieres tener éxito, prosperar y convertirte en la mejor versión de ti en nuestro mundo incierto, debes conocer y desarrollar todas las habilidades a través de esta medida.

En un nivel básico, la complejidad integradora se trata de cómo procesar la información. Las personas que tienen esta habilidad piensan que hay más de una manera de ver las cosas. Crean con éxito vínculos entre cosas dispares y las llevan a una resolución global coherente. Líderes empresariales muy influyentes como Elon Musk (Tesla, SpaceX), Bill Gates (Microsoft), Jack Dorsey (Twitter), Reed Hastings (Netflix), Jeff Bezos (Amazon) y otros "shapers" o personas que dan forma a la sociedad tienen esta habilidad en común. Todos son capaces de ver tanto imágenes grandes como detalles granulares (y niveles intermedios) y sintetizar las perspectivas que ganan en esos diferentes niveles, mientras la mayoría de la gente ve solo uno u otro. Son al mismo tiempo creativos, sistemáticos y prácticos, así como asertivos y de mente abierta.

Las personas que dominan la complejidad integradora tienden a encontrar patrones en lugares que la gente ignora. Pueden ser tremendamente creativos o innovadores, pero altamente organizados con una intensa atención al detalle y la precisión. Para resolver mejor los problemas entienden que hay que buscar activamente patrones en ideas y productos innovadores y encontrar similitudes que vinculen conceptos contrastantes en lugar de diferencias.

Hacer conexiones entre cosas aparentemente poco importantes es quizás una de las habilidades más cruciales que puedes dominar para seguir adelante en la vida y la carrera.

La habilidad de complejidad integradora es como un músculo, puedes desarrollarla. Para construirlo, debes colocarte activamente en situaciones que te permitan profundizar para entender nuevos conceptos, principios e ideas para mejorar tu vida y tu carrera. Podrías comenzar con un área pequeña para abrirte a nuevas ideas y luego incluir gradualmente más áreas de tu vida.

Es como tener un mapa mental de cómo las cosas deben o pueden hacerse, pero estar abiertos a la mejora, nuevos enfoques y modelos mentales.

Roger Martin, el autor de “La Mente Oponible”, lo llama "pensamiento integrativo". En su libro define esta forma de pensar como:

"La capacidad de afrontar constructivamente la tensión de las ideas opuestas y en lugar de elegir una a expensas de la otra, generar una resolución creativa de la tensión en forma de una nueva idea que contenga elementos de las ideas opuestas pero que sea superior a cada una".

Para mejorar tus habilidades de "complejidad integradora", empújate a ver todo lo demás que está fuera de tu dominio. Exponte a industrias que llamen tu atención. Ábrete al universo, amplía las opciones, alternativas y crea nuevas posibilidades.

El pensamiento de complejidad integradora es un "hábito de pensamiento" que todos podemos desarrollar conscientemente para llegar a soluciones que de otra manera no serían evidentes. Para prosperar en nuestro mundo incierto, entrena a tu cerebro para cuestionarlo todo, experimenta con valentía y siempre cuestiona lo obvio.

Las habilidades de complejidad integradora son la clave de tu supervivencia en el futuro. No te ates con reglas rígidas y prejuicios estrechos. Sé humilde e inteligente, dispuesto a hacer preguntas y satisfacer tu curiosidad. Tu futuro depende de ello.

david@rmr.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 09 de junio de 2021

EL FARO

David A. Martínez

jueves 03 de junio de 2021

EL FARO

David A. Martínez

jueves 20 de mayo de 2021

El Faro

David A. Martínez

jueves 18 de marzo de 2021

El Faro

David A. Martínez

miércoles 17 de febrero de 2021

EL FARO

David A. Martínez

martes 16 de febrero de 2021

EL FARO

David A. Martínez

miércoles 03 de febrero de 2021

EL FARO

David A. Martínez

miércoles 27 de enero de 2021

EL FARO

David A. Martínez

miércoles 20 de enero de 2021

El Faro

David A. Martínez

jueves 14 de enero de 2021

El Faro

David A. Martínez

Cargar Más