/ jueves 4 de junio de 2020

La nueva realidad de vida

El coronavirus vino a causar cambios muy importantes en nuestro modo de vivir al que nos habíamos acostumbrado. Ahora mientras no se logre obtener una vacuna y la información científica de cómo nace y aparece ese virus, para poder sacarle la vuelta, tenemos que reconocer la necesidad de hacer cambios en nuestros hábitos de convivir, tanto con los nuestros de casa como con amistades. Es muy importante reflexionar individualmente cómo considerar este virus, con el fin de hacer en lo posible lo más correcto para evitarlo.

La demostración mundial por los efectos que hace nos lleva a visualizar que no es cualquier cosa y que nadie tiene los conocimientos necesarios para enfrentarlo. Sin tratar de culpar a nadie, este bicho hizo temblar a los políticos que nos gobiernan, ya que sus costumbres de ver y actuar como tales demostró que no tienen idea de qué hacer en un evento de esta naturaleza. Las reglas que imponen se basan más en sacarle la vuelta a cualquier gasto que implique una medida de control, por lo tanto las reglas que nos tratan de imponer vienen más cargadas de ideas políticas que técnicas y funcionales. El reto más importante que se considera diariamente son las estadísticas de cuántos se mueren todos los días, luego se trata de echarle la culpa al que dijo que serian 100, pero fueron 200, que tal día se consideraba el punto de reiniciar la estabilización y no se pudo, en fin, el comadreo político periodístico gira más en echarle culpas a todos los que de alguna manera exponen ideas e información, tratando de lograr un resultado que al parecer no se logra.

Si este virus se dice por los científicos y así lo creen médicos y la Organización Mundial de la Salud, que se contagia por salpicaduras de saliva, principalmente cuando se tose o estornuda, lógico que los cubrebocas son útiles para evitar esas salpicaduras, tanto de uno como del de enfrente, razón de las medidas de separación recomendadas de 1 metro mínimo entre las personas.

Pero por cuánto tiempo estaremos padeciendo este temor y necesidades de cuidarnos, de tal manera que hasta los mismos miembros de la familia tienen que considerarse focos de riesgo para contagiar esto, pues dependen de dónde anduvo y al regresar a casa tiene que tomarse medidas de sanitización antes de entrar para evitar en todo caso contagiar al resto de la familia. Las medidas de cuidado son varias a tomarse antes de entrar al hogar, por ello es importante meterse a sacar información en la página de internet de la OMS (Organización Mundial de la Salud), en donde se localizan recomendaciones de profesionales especializados en salud pública y organismos causantes de enfermedades masivas. Como primer punto a considerar es tener conciencia de la existencia de este virus, la siguiente es tratar de tener claramente y con serenidad lo más adecuado por hacer, evitando que se nos meta el miedo en mayor medida, ya que esto tiende a debilitar el organismo y ser presa fácil del virus. No esperar nada del gobierno como siempre, cuando llegue algo bueno o positivo que sea bien venido, pero olvidémonos de que el gobernante nos tiene que decir lo que hay que hacer o que éste nos va a defender del bicho, demostremos que nosotros también pensamos y podemos hacer por nosotros, finalmente, se dice también que el virus ataca y mata, cuando las personas están débiles en sus defensas, así que a preguntar y hacer lo necesario para alimentarnos y tomar algo que ayude a aumentar nuestras defensas contra dicho mal y eso es una medicina efectiva que todos podemos utilizar.


El coronavirus vino a causar cambios muy importantes en nuestro modo de vivir al que nos habíamos acostumbrado. Ahora mientras no se logre obtener una vacuna y la información científica de cómo nace y aparece ese virus, para poder sacarle la vuelta, tenemos que reconocer la necesidad de hacer cambios en nuestros hábitos de convivir, tanto con los nuestros de casa como con amistades. Es muy importante reflexionar individualmente cómo considerar este virus, con el fin de hacer en lo posible lo más correcto para evitarlo.

La demostración mundial por los efectos que hace nos lleva a visualizar que no es cualquier cosa y que nadie tiene los conocimientos necesarios para enfrentarlo. Sin tratar de culpar a nadie, este bicho hizo temblar a los políticos que nos gobiernan, ya que sus costumbres de ver y actuar como tales demostró que no tienen idea de qué hacer en un evento de esta naturaleza. Las reglas que imponen se basan más en sacarle la vuelta a cualquier gasto que implique una medida de control, por lo tanto las reglas que nos tratan de imponer vienen más cargadas de ideas políticas que técnicas y funcionales. El reto más importante que se considera diariamente son las estadísticas de cuántos se mueren todos los días, luego se trata de echarle la culpa al que dijo que serian 100, pero fueron 200, que tal día se consideraba el punto de reiniciar la estabilización y no se pudo, en fin, el comadreo político periodístico gira más en echarle culpas a todos los que de alguna manera exponen ideas e información, tratando de lograr un resultado que al parecer no se logra.

Si este virus se dice por los científicos y así lo creen médicos y la Organización Mundial de la Salud, que se contagia por salpicaduras de saliva, principalmente cuando se tose o estornuda, lógico que los cubrebocas son útiles para evitar esas salpicaduras, tanto de uno como del de enfrente, razón de las medidas de separación recomendadas de 1 metro mínimo entre las personas.

Pero por cuánto tiempo estaremos padeciendo este temor y necesidades de cuidarnos, de tal manera que hasta los mismos miembros de la familia tienen que considerarse focos de riesgo para contagiar esto, pues dependen de dónde anduvo y al regresar a casa tiene que tomarse medidas de sanitización antes de entrar para evitar en todo caso contagiar al resto de la familia. Las medidas de cuidado son varias a tomarse antes de entrar al hogar, por ello es importante meterse a sacar información en la página de internet de la OMS (Organización Mundial de la Salud), en donde se localizan recomendaciones de profesionales especializados en salud pública y organismos causantes de enfermedades masivas. Como primer punto a considerar es tener conciencia de la existencia de este virus, la siguiente es tratar de tener claramente y con serenidad lo más adecuado por hacer, evitando que se nos meta el miedo en mayor medida, ya que esto tiende a debilitar el organismo y ser presa fácil del virus. No esperar nada del gobierno como siempre, cuando llegue algo bueno o positivo que sea bien venido, pero olvidémonos de que el gobernante nos tiene que decir lo que hay que hacer o que éste nos va a defender del bicho, demostremos que nosotros también pensamos y podemos hacer por nosotros, finalmente, se dice también que el virus ataca y mata, cuando las personas están débiles en sus defensas, así que a preguntar y hacer lo necesario para alimentarnos y tomar algo que ayude a aumentar nuestras defensas contra dicho mal y eso es una medicina efectiva que todos podemos utilizar.