/ jueves 1 de octubre de 2020

Los partidos políticos, organizaciones cívicas o banda

Ante las circunstancias actuales que se viven, donde el grupo de MORENA esta en primer lugar como Órgano Político en acción, pero, que lamentablemente sostiene una situación anárquica y desarticulada como organización política. Después de más de dos años, no ha sido posible que esa agrupación actué como partido político. Si bien es cierto que lograron el poder máximo del país con el símbolo de AMLO por delante, también lo es que como partido esta inexistente. AMLO como Presidente está haciendo las cosas muy bien, pero lamentablemente se demuestra solo sin partido, lo cual, apunta a que la próxima elección será ganada por otro partido ya que Morena no existe. Los antecedentes que tiene MORENA son que está conformada con miembros del PRI, PRD, PAN en cuanto a los miembros más relevantes que están como Senadores, Diputados Federales, Encargados del Partido, y puestos de trabajo en el gobierno federal, quienes no muestran nada de interés en organizar el partido, todos giran alrededor de continuar dentro del pandero político obteniendo sueldos en cualquier puesto público, sin importarles absolutamente nada relacionado con el Partido. Si no sale un líder que logre organizar esa agrupación como Partido Político, en las siguientes elecciones intermedias perderán la mayoría de Ayuntamientos y Estados, lo anterior por dos razones muy significativas, la primera seria porque AMLO no estaría más en las Boletas ni actividad política, la segunda seria porque al no existir partido político pero, la mayoría de los Acaldes, Regidores, Diputados Locales, Diputados Federales que están en el poder pero, actuando igual o peor que los anteriores, ello resultaría en que al votar, lo harían por personas no por partido.

Ahora bien, considerando que la votación de la población seria por personas y, que en la actualidad los gobernantes vienen actuando igual que los anteriores, donde no hay espacios para dialogar con el pueblo, que los Regidores actúan en soportar las ideas del Alcalde de Turno y no les importa la representación social, entonces la población votara por el candidato en lo personal, sin importar de que partido sea.

En el caso de MORENA, que andan en acción tratando de organizarse como Partido y para ello requieren un Presidente Nacional, donde se la vienen achacando a Mario Delgado pastor de los Diputados Federales, Porfirio Muños Ledo dinosaurio de varios partidos hoy en Morena, Yeidkol PoLeski ex encargada del partido a nivel nacional que no sirvió de nada pero, sigue insistiendo meterse como Presidenta Nacional de MORENA. Entre los ASPIRANTES a dirigir MORENA como partido, esta Gibran Ramírez Reyes quien visito San Luis este Jueves pasado, quien demostró conocer bastante bien las necesidades de MORENA, para hacerse como Partido Político y tener bien conocido el terreno que pisa. Lamentablemente no obtuvo apoyo relacionado en acciones para lograr el triunfo como Presidente Nacional de Morena. La mayoría de los participantes en el acto de su comparecencia, se dedicó a señalar diversas fallas y problemas que tienen como ciudadanos, olvidándose examinar y reconocer la personalidad del interlocutor y, mostrarle apoyo para llegar al cargo, no a pedirle cosas o exponerle problemas como si fuera ya el Presidente de Morena o, con un cargo público y facultades para realizar actos de autoridad.

Sera muy interesante conocer el resultado de la elección del dirigente nacional de MORENA, en particular, quienes serán los votantes, si son de un grupo selecto como parte de un funcionario público municipal o estatal actual, o serán quienes quieran ir a manifestarse como ciudadanos comunes sin importar que sean militantes de otros partidos. Las ideas sobre conocer la presencia y efectos políticos según encuestas para los candidatos, siempre han estado en cuestionamiento su profesionalismo y ética para tales actividades y, son manipulados casi siempre por quienes tienen acceso a disponer de dinero para el pago de servicios especiales pues, es lógico conocer que, el más posicionado que diga la encuestadora será el elegido como candidato, aunque sean mentiras.


Ante las circunstancias actuales que se viven, donde el grupo de MORENA esta en primer lugar como Órgano Político en acción, pero, que lamentablemente sostiene una situación anárquica y desarticulada como organización política. Después de más de dos años, no ha sido posible que esa agrupación actué como partido político. Si bien es cierto que lograron el poder máximo del país con el símbolo de AMLO por delante, también lo es que como partido esta inexistente. AMLO como Presidente está haciendo las cosas muy bien, pero lamentablemente se demuestra solo sin partido, lo cual, apunta a que la próxima elección será ganada por otro partido ya que Morena no existe. Los antecedentes que tiene MORENA son que está conformada con miembros del PRI, PRD, PAN en cuanto a los miembros más relevantes que están como Senadores, Diputados Federales, Encargados del Partido, y puestos de trabajo en el gobierno federal, quienes no muestran nada de interés en organizar el partido, todos giran alrededor de continuar dentro del pandero político obteniendo sueldos en cualquier puesto público, sin importarles absolutamente nada relacionado con el Partido. Si no sale un líder que logre organizar esa agrupación como Partido Político, en las siguientes elecciones intermedias perderán la mayoría de Ayuntamientos y Estados, lo anterior por dos razones muy significativas, la primera seria porque AMLO no estaría más en las Boletas ni actividad política, la segunda seria porque al no existir partido político pero, la mayoría de los Acaldes, Regidores, Diputados Locales, Diputados Federales que están en el poder pero, actuando igual o peor que los anteriores, ello resultaría en que al votar, lo harían por personas no por partido.

Ahora bien, considerando que la votación de la población seria por personas y, que en la actualidad los gobernantes vienen actuando igual que los anteriores, donde no hay espacios para dialogar con el pueblo, que los Regidores actúan en soportar las ideas del Alcalde de Turno y no les importa la representación social, entonces la población votara por el candidato en lo personal, sin importar de que partido sea.

En el caso de MORENA, que andan en acción tratando de organizarse como Partido y para ello requieren un Presidente Nacional, donde se la vienen achacando a Mario Delgado pastor de los Diputados Federales, Porfirio Muños Ledo dinosaurio de varios partidos hoy en Morena, Yeidkol PoLeski ex encargada del partido a nivel nacional que no sirvió de nada pero, sigue insistiendo meterse como Presidenta Nacional de MORENA. Entre los ASPIRANTES a dirigir MORENA como partido, esta Gibran Ramírez Reyes quien visito San Luis este Jueves pasado, quien demostró conocer bastante bien las necesidades de MORENA, para hacerse como Partido Político y tener bien conocido el terreno que pisa. Lamentablemente no obtuvo apoyo relacionado en acciones para lograr el triunfo como Presidente Nacional de Morena. La mayoría de los participantes en el acto de su comparecencia, se dedicó a señalar diversas fallas y problemas que tienen como ciudadanos, olvidándose examinar y reconocer la personalidad del interlocutor y, mostrarle apoyo para llegar al cargo, no a pedirle cosas o exponerle problemas como si fuera ya el Presidente de Morena o, con un cargo público y facultades para realizar actos de autoridad.

Sera muy interesante conocer el resultado de la elección del dirigente nacional de MORENA, en particular, quienes serán los votantes, si son de un grupo selecto como parte de un funcionario público municipal o estatal actual, o serán quienes quieran ir a manifestarse como ciudadanos comunes sin importar que sean militantes de otros partidos. Las ideas sobre conocer la presencia y efectos políticos según encuestas para los candidatos, siempre han estado en cuestionamiento su profesionalismo y ética para tales actividades y, son manipulados casi siempre por quienes tienen acceso a disponer de dinero para el pago de servicios especiales pues, es lógico conocer que, el más posicionado que diga la encuestadora será el elegido como candidato, aunque sean mentiras.