/ viernes 26 de junio de 2020

PALCO DE ORO

El partido Morena sigue desmoronado




Después de escuchar al líder del senado, Ricardo Monreal, respondiendo preguntas del periodista nacional, Joaquín López Doriga, sobre Morena, quien confirma el desastre que tienen como partido, el desbarajuste y actos ilícitos de la anterior presidenta nacional, a quien se le demandó judicialmente por el actual presidente interino nacional y por el reconocimiento y aceptación que Morena no existe, solo es una agrupación que se formó por la idea y dirección del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, señala el grave riesgo que se tiene si no logran cambiar pronto, pues ya no estará soportado por el presidente, ahora todos los actores que vayan a participar a cargos de elección popular tendrán que rifárselas solos y convencer a los electores.

El senador Monreal agregó que todos los delegados designados en los estados y municipios por una parte demuestran la incapacidad de organización que se tiene y por otra parte los delegados no han demostrado servir para algo, ya que han sido nombrados por intereses de grupos que solo buscaron designar y mantener un personaje para soportar el control que otros no les vayan a ganar el mandado en lo poco que hay para disfrutar.

Es lamentable que este fenómeno de desorganización como partido político siga brillando por su ausencia, al no existir dicho partido y demostrar con hechos que son buenos o mejores que los anteriores y apoyen a los que hoy fungen como autoridades, sin duda que el tiempo es y será su peor enemigo, pues los casi 2 y medio años que llevan totalmente desarticulados se considera que no les alcanzará el tiempo para llegar como partido a la siguiente elección.

Los efectos negativos serán varios, entre los más destacados se pueden mencionar el desencanto de muchos simpatizantes atraídos por el actual presidente, López Obrador y como no han aprovechado lo conseguido ni existe Morena para informar a la ciudadanía de lo que se hace como gobierno y lo que se pretende hacer en el futuro cercano, el desencanto social y las acciones de los enemigos políticos que sí están organizados como partidos políticos, esto es causa que no podrán seguir gobernando en la mayoría de los casos, sobre todo porque no existe ningún líder que logre encabezar la organización política de Morena, ya que López Obrador no podrá seguir actuando como tal.

Entre este asunto político es lamentable que no exista alguien que encabeza la organización de ese partido, pues los diferentes interesados siguen actuando mal como células individuales de varios grupos pequeños donde hay muchos que la quieren por considerarse primo, hermano, sobrino, ahijado o sabelotodo para ser el ungido, olvidando todos que la única manera de lograr tener una representación del pueblo es mediante ser elegido realmente por la mayoría, no por designación o dedazo como se acostumbra, daño principal que causa la desorganización actual, principalmente porque olvidan aplicar las reglas limpias para buscar ser elegido para un cargo, siendo tan fácil que todo aquel que quiera sacrificarse a un cargo de elección o del partido que se la juegue ante los electores y entienda que un puesto de dirigente o gobernante es para uno, así que debe actuar como en el box, se tienen que dar con todo lo que tengan y al final darse un abrazo.

El partido Morena sigue desmoronado




Después de escuchar al líder del senado, Ricardo Monreal, respondiendo preguntas del periodista nacional, Joaquín López Doriga, sobre Morena, quien confirma el desastre que tienen como partido, el desbarajuste y actos ilícitos de la anterior presidenta nacional, a quien se le demandó judicialmente por el actual presidente interino nacional y por el reconocimiento y aceptación que Morena no existe, solo es una agrupación que se formó por la idea y dirección del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, señala el grave riesgo que se tiene si no logran cambiar pronto, pues ya no estará soportado por el presidente, ahora todos los actores que vayan a participar a cargos de elección popular tendrán que rifárselas solos y convencer a los electores.

El senador Monreal agregó que todos los delegados designados en los estados y municipios por una parte demuestran la incapacidad de organización que se tiene y por otra parte los delegados no han demostrado servir para algo, ya que han sido nombrados por intereses de grupos que solo buscaron designar y mantener un personaje para soportar el control que otros no les vayan a ganar el mandado en lo poco que hay para disfrutar.

Es lamentable que este fenómeno de desorganización como partido político siga brillando por su ausencia, al no existir dicho partido y demostrar con hechos que son buenos o mejores que los anteriores y apoyen a los que hoy fungen como autoridades, sin duda que el tiempo es y será su peor enemigo, pues los casi 2 y medio años que llevan totalmente desarticulados se considera que no les alcanzará el tiempo para llegar como partido a la siguiente elección.

Los efectos negativos serán varios, entre los más destacados se pueden mencionar el desencanto de muchos simpatizantes atraídos por el actual presidente, López Obrador y como no han aprovechado lo conseguido ni existe Morena para informar a la ciudadanía de lo que se hace como gobierno y lo que se pretende hacer en el futuro cercano, el desencanto social y las acciones de los enemigos políticos que sí están organizados como partidos políticos, esto es causa que no podrán seguir gobernando en la mayoría de los casos, sobre todo porque no existe ningún líder que logre encabezar la organización política de Morena, ya que López Obrador no podrá seguir actuando como tal.

Entre este asunto político es lamentable que no exista alguien que encabeza la organización de ese partido, pues los diferentes interesados siguen actuando mal como células individuales de varios grupos pequeños donde hay muchos que la quieren por considerarse primo, hermano, sobrino, ahijado o sabelotodo para ser el ungido, olvidando todos que la única manera de lograr tener una representación del pueblo es mediante ser elegido realmente por la mayoría, no por designación o dedazo como se acostumbra, daño principal que causa la desorganización actual, principalmente porque olvidan aplicar las reglas limpias para buscar ser elegido para un cargo, siendo tan fácil que todo aquel que quiera sacrificarse a un cargo de elección o del partido que se la juegue ante los electores y entienda que un puesto de dirigente o gobernante es para uno, así que debe actuar como en el box, se tienen que dar con todo lo que tengan y al final darse un abrazo.