/ viernes 5 de agosto de 2022

Pataya en Oasisamérica

Durante 1921 a 1927 hubo un norteamericano muy conocido en rancherías de San Luís Río Colorado: Mister Dayton, su nombre completo: Mister Dayton Livingstone, vendía mercancía que no se pudría.

Dayton siempre cabalgó repegado al paredón sonorense del Colorado, llevando cinco carretas jaladas cada una por un par de mulas y guiadas cada una por su diestro carretero. Esos carreteros eran famosos por su apodo: el Zzzazás, Tito, Chema, el pelón y el matorro; al Mister todos le llamaron por su nombre, pues El era quien daba precio y hacía ”rebajas”; por eso toda la gente le habló comedidamente.

Desde que empezó, Dayton entraba a Sonora venia vendiendo desde: Yuma, continuaba San Luís-La Grulla-Lagunitas-Noche Buena-Lerdo-El Doctor- Santa Clara; sobre el prolongado “free way” de calle Cuauhtémoc, la conocida “calle de abajo’’. Dayton ofrecía harina, huaraches, ropa, cinturones, sombreros, gorras, azadones, yeldos, palas, talachos, arados, Etc… Entregaba de todo, ropa para damas, muchach@s, señores y hasta juguetes para niños, si le encargaban. Negociaba su primer ”venta’ junto al vigía aduanal en la línea internacional, esquinado al hotel “Cuatro Vientos”, junto a la estación de diligencias transitando la ruta; hasta 1932, los comerciantes entreveraron tiendas formales: Casa Carmona, Casa Ontiveros, Almacen de León, llenándose de “Tánichis” junto a “Peluquería” de Santiago Careaga.

En San Luís, cuando fue Colonia Agrícola-Militar, funcionó un vigía fronterizo; pero formal control aduanal se estableció en 1923, al llegar señor Jesús Isidro Arenas Romano como administrador de la ”Aduana Mexicana’’, su oficina fue igual que “migración”, un cuartito de madera; éstas “casetas” oficiales desahogaron la Cuauhtémoc formándose tres calles paralelas: Morelos, Hidalgo y Simón Bolívar; esta última, el primer ayuntamiento llamó calle segunda, orientando el Fundo Legal en cuadrícula urbana perpendicular a la línea.

Aquí arriba lució iluminado el majestuoso “Club Internacional” desde 1923, con piso en duela de madera, con energía eléctrica traída de EEUU; era adictivo el área casino con sus atractivos juegos, más ruleta, dados, naipes; impactante gigantesca barra ofreciendo cerveza helada y whisky entre hielo en rocas para los sedientos gabachos, víctimas de la “Ley Seca Norteamericana”. su frente relumbró pulido estacionamiento para carros, inversión de los socios: Mister Ethan Allan Wasburn, Adolfo León Verdugo y Mister Sanguinetti; cuando entraban los esposos Wasburn al Club: Ada y Allan, eran recibidos marcialmente aplaudidos con la “Marcha de Zacatecas”, giraban situandose al centro en pista del baile; eran muy bien queridos en aquel San Luís.

Ref. Puerto Isabel

Durante 1921 a 1927 hubo un norteamericano muy conocido en rancherías de San Luís Río Colorado: Mister Dayton, su nombre completo: Mister Dayton Livingstone, vendía mercancía que no se pudría.

Dayton siempre cabalgó repegado al paredón sonorense del Colorado, llevando cinco carretas jaladas cada una por un par de mulas y guiadas cada una por su diestro carretero. Esos carreteros eran famosos por su apodo: el Zzzazás, Tito, Chema, el pelón y el matorro; al Mister todos le llamaron por su nombre, pues El era quien daba precio y hacía ”rebajas”; por eso toda la gente le habló comedidamente.

Desde que empezó, Dayton entraba a Sonora venia vendiendo desde: Yuma, continuaba San Luís-La Grulla-Lagunitas-Noche Buena-Lerdo-El Doctor- Santa Clara; sobre el prolongado “free way” de calle Cuauhtémoc, la conocida “calle de abajo’’. Dayton ofrecía harina, huaraches, ropa, cinturones, sombreros, gorras, azadones, yeldos, palas, talachos, arados, Etc… Entregaba de todo, ropa para damas, muchach@s, señores y hasta juguetes para niños, si le encargaban. Negociaba su primer ”venta’ junto al vigía aduanal en la línea internacional, esquinado al hotel “Cuatro Vientos”, junto a la estación de diligencias transitando la ruta; hasta 1932, los comerciantes entreveraron tiendas formales: Casa Carmona, Casa Ontiveros, Almacen de León, llenándose de “Tánichis” junto a “Peluquería” de Santiago Careaga.

En San Luís, cuando fue Colonia Agrícola-Militar, funcionó un vigía fronterizo; pero formal control aduanal se estableció en 1923, al llegar señor Jesús Isidro Arenas Romano como administrador de la ”Aduana Mexicana’’, su oficina fue igual que “migración”, un cuartito de madera; éstas “casetas” oficiales desahogaron la Cuauhtémoc formándose tres calles paralelas: Morelos, Hidalgo y Simón Bolívar; esta última, el primer ayuntamiento llamó calle segunda, orientando el Fundo Legal en cuadrícula urbana perpendicular a la línea.

Aquí arriba lució iluminado el majestuoso “Club Internacional” desde 1923, con piso en duela de madera, con energía eléctrica traída de EEUU; era adictivo el área casino con sus atractivos juegos, más ruleta, dados, naipes; impactante gigantesca barra ofreciendo cerveza helada y whisky entre hielo en rocas para los sedientos gabachos, víctimas de la “Ley Seca Norteamericana”. su frente relumbró pulido estacionamiento para carros, inversión de los socios: Mister Ethan Allan Wasburn, Adolfo León Verdugo y Mister Sanguinetti; cuando entraban los esposos Wasburn al Club: Ada y Allan, eran recibidos marcialmente aplaudidos con la “Marcha de Zacatecas”, giraban situandose al centro en pista del baile; eran muy bien queridos en aquel San Luís.

Ref. Puerto Isabel

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 29 de julio de 2022

Héroe en Maycoba.

Federico Iglesias

viernes 22 de abril de 2022

AMAT CUCAPAH

Federico Iglesias

viernes 01 de abril de 2022

AMAT CUCAPAH

Federico Iglesias

sábado 12 de marzo de 2022

AMAT CUCAPAH

Federico Iglesias

Cargar Más