/ miércoles 14 de octubre de 2020

Por qué las campañas deben ignorar la incertidumbre

No sabemos lo que depararán los próximos meses. Sin embargo, una cosa es segura: Habrá elecciones el domingo 6 de junio de 2021.

Para los nuevos candidatos y los que se postulan para su reelección, las preguntas que se hacen son muy parecidas. ¿Cómo planificar y ejecutar una campaña eficaz cuando el mundo no tiene sentido?

La respuesta es breve: Tienes que ser flexible. Hay demasiadas fuerzas fuera de nuestro control, así que concentrémonos en las cosas que sí podemos controlar y seamos flexibles con el resto.

ESTO ES LO QUE PUEDES CONTROLAR:

Publicidad

Todo el mundo consume más noticias y contenido en este momento, por lo que es ideal para planificar la estrategia publicitaria de tu campaña. A medida que más empresas despiden trabajadores y reducen los presupuestos publicitarios causados por la pandemia, la tasa de consumo de medios sigue creciendo.

En el último trimestre de 2020 estamos viendo un ambiente de compra de anuncios más eficiente de los últimos tiempos. Muchos consumidores devorando de todo, anuncios y no anuncios. No es por nada que Facebook y Google hayan sido llamados a través de sus CEOs al Senado de EE.UU. para rendir informe a raíz del masivo poder que han adquirido.

La publicidad digital seguirá siendo muy viable y todos disponemos de esta opción. La calidad del contenido es increíblemente importante aquí. ¿Son tus anuncios relevantes? ¿Son interesantes tus publicaciones? El reto es crear contenido de tal valor e impacto que sobresalgan del resto. Brillar por lo diferente y disruptivo.

Emailing masivo

El correo convencional o electrónico es la opción más clara y clave para el uso eficiente de tus listas actualizadas. Aunque sigue creciendo y consolidándose el voto del extranjero para nuestros connacionales, es insignificante el porcentaje. No olvides el abstencionismo, que como lo demuestras las primeras mediciones hay niveles históricos de inconformes este año. La confusión y la desinformación también estarán en niveles récord. Las campañas deben planificarse en consecuencia y tratar a los diferentes públicos de manera diferente en términos de contacto con los votantes. También es necesario identificar la educación y la persuasión. Las campañas deben esforzarse más para responder a las preguntas que todo mexicano se hace antes de que sea demasiado tarde.

¿Estás hablando con los posibles electores antes que otros?

El equipo

No ignores a tus voluntarios, si bien la mayoría de las personas en una campaña lo hacen por convicción y compromiso a un proyecto y bandera social, debemos de ser conscientes que son nuevos tiempos y nuevos escenarios, hay infinidad de tareas que a raíz de la situación coyuntural que vive el país, la economía y la salud pública no podemos permitirnos.

Cuando se trata de capital humano, más es mejor y esta campaña requerirá un mayor compromiso de lo habitual.

Redes sociales

Puede que prefieras que todo esté en orden y probado antes de hacerlo público, pero este no es el momento de volverse perfeccionista en tus redes sociales. Facebook Live es una gran herramienta y debes hacerlo sin guion. Interactúa aparte de publicar con tus seguidores, es más probable que vote alguien que ha comentado en una publicación a alguien que solo vio tu publicación.

Las redes sociales son utilizadas por todas las personas y te ayudarán a humanizarte.

Durante esas interacciones sé empático, la emoción es buena. Los sentimientos son buenos.

Mantenlo local

Recuerde que toda la política es local y que cada región puede ser diferente en términos de cómo le afectaron la pandemia y la crisis económica. Hay electores que no la han pasado mal ni sufrido en lo más mínimo, mientras hay otros que cuentan los días para que todo acabe.

Hay pueblos en donde la mitad de las personas en un hogar ha muerto y muchas enfermeras se han infectado. Y por otro lado hay ciudades donde la vida no ha cambiado mucho. Infórmate de lo que piensa tu audiencia (electores) y deje ir al resto.

Mientras buscas interactuar con las personas, recuerda que la mayoría de la gente hoy encuadra como votantes persuadibles y ellos están pensando en lo más básico y de su entorno inmediato: ¿Está mi familia a salvo? ¿Tengo trabajo? ¿Cuándo volverán mis hijos a la escuela? ¿Esto va a terminar alguna vez? Las cosas que preocupan a la gente ahora no incluyen la deuda nacional o la política exterior, así que cuando hable con los posibles electores, hábleles sobre las cosas que importan.

David Martínez

RMR Consultores

Innovación Disruptiva

No sabemos lo que depararán los próximos meses. Sin embargo, una cosa es segura: Habrá elecciones el domingo 6 de junio de 2021.

Para los nuevos candidatos y los que se postulan para su reelección, las preguntas que se hacen son muy parecidas. ¿Cómo planificar y ejecutar una campaña eficaz cuando el mundo no tiene sentido?

La respuesta es breve: Tienes que ser flexible. Hay demasiadas fuerzas fuera de nuestro control, así que concentrémonos en las cosas que sí podemos controlar y seamos flexibles con el resto.

ESTO ES LO QUE PUEDES CONTROLAR:

Publicidad

Todo el mundo consume más noticias y contenido en este momento, por lo que es ideal para planificar la estrategia publicitaria de tu campaña. A medida que más empresas despiden trabajadores y reducen los presupuestos publicitarios causados por la pandemia, la tasa de consumo de medios sigue creciendo.

En el último trimestre de 2020 estamos viendo un ambiente de compra de anuncios más eficiente de los últimos tiempos. Muchos consumidores devorando de todo, anuncios y no anuncios. No es por nada que Facebook y Google hayan sido llamados a través de sus CEOs al Senado de EE.UU. para rendir informe a raíz del masivo poder que han adquirido.

La publicidad digital seguirá siendo muy viable y todos disponemos de esta opción. La calidad del contenido es increíblemente importante aquí. ¿Son tus anuncios relevantes? ¿Son interesantes tus publicaciones? El reto es crear contenido de tal valor e impacto que sobresalgan del resto. Brillar por lo diferente y disruptivo.

Emailing masivo

El correo convencional o electrónico es la opción más clara y clave para el uso eficiente de tus listas actualizadas. Aunque sigue creciendo y consolidándose el voto del extranjero para nuestros connacionales, es insignificante el porcentaje. No olvides el abstencionismo, que como lo demuestras las primeras mediciones hay niveles históricos de inconformes este año. La confusión y la desinformación también estarán en niveles récord. Las campañas deben planificarse en consecuencia y tratar a los diferentes públicos de manera diferente en términos de contacto con los votantes. También es necesario identificar la educación y la persuasión. Las campañas deben esforzarse más para responder a las preguntas que todo mexicano se hace antes de que sea demasiado tarde.

¿Estás hablando con los posibles electores antes que otros?

El equipo

No ignores a tus voluntarios, si bien la mayoría de las personas en una campaña lo hacen por convicción y compromiso a un proyecto y bandera social, debemos de ser conscientes que son nuevos tiempos y nuevos escenarios, hay infinidad de tareas que a raíz de la situación coyuntural que vive el país, la economía y la salud pública no podemos permitirnos.

Cuando se trata de capital humano, más es mejor y esta campaña requerirá un mayor compromiso de lo habitual.

Redes sociales

Puede que prefieras que todo esté en orden y probado antes de hacerlo público, pero este no es el momento de volverse perfeccionista en tus redes sociales. Facebook Live es una gran herramienta y debes hacerlo sin guion. Interactúa aparte de publicar con tus seguidores, es más probable que vote alguien que ha comentado en una publicación a alguien que solo vio tu publicación.

Las redes sociales son utilizadas por todas las personas y te ayudarán a humanizarte.

Durante esas interacciones sé empático, la emoción es buena. Los sentimientos son buenos.

Mantenlo local

Recuerde que toda la política es local y que cada región puede ser diferente en términos de cómo le afectaron la pandemia y la crisis económica. Hay electores que no la han pasado mal ni sufrido en lo más mínimo, mientras hay otros que cuentan los días para que todo acabe.

Hay pueblos en donde la mitad de las personas en un hogar ha muerto y muchas enfermeras se han infectado. Y por otro lado hay ciudades donde la vida no ha cambiado mucho. Infórmate de lo que piensa tu audiencia (electores) y deje ir al resto.

Mientras buscas interactuar con las personas, recuerda que la mayoría de la gente hoy encuadra como votantes persuadibles y ellos están pensando en lo más básico y de su entorno inmediato: ¿Está mi familia a salvo? ¿Tengo trabajo? ¿Cuándo volverán mis hijos a la escuela? ¿Esto va a terminar alguna vez? Las cosas que preocupan a la gente ahora no incluyen la deuda nacional o la política exterior, así que cuando hable con los posibles electores, hábleles sobre las cosas que importan.

David Martínez

RMR Consultores

Innovación Disruptiva