/ miércoles 23 de octubre de 2019

Tik Tak empresarial

¡La ventaja competitiva de ser socialmente responsable!


Actualmente el término “socialmente responsable” pone a las empresas a pensar en los beneficios reales de serlo. Hasta hace apenas un par de décadas las grandes empresas eran las preocupadas por mantener esa responsabilidad social que les llevará a cuidar su entorno y sobre todo aquellas que directa o indirectamente causaban daños al medio ambiente de distintas formas, era una parte importante de administrar un negocio, pues este se miraba fuertemente afectado por las leyes medioambientales, además de ser fuertemente criticado por el daño que se producía. Esta cultura fue avanzando hasta el punto de obligar legalmente a las organizaciones a perseguir acciones que les permitiera cuidar su entorno. Pero, si deseo ser socialmente responsable además de contribuir a la economía de una localidad, región, de un país o del mundo, ¿qué beneficios obtengo además de aspectos fiscales? ¿Qué pasaría si las empresas actuales no se preocupan por esa responsabilidad social?

Pues bien, empecemos definiendo lo que es la responsabilidad social y la ventaja competitiva que nos da serlo. El término ventaja competitiva data desde 1985 por el economista Michael Porter, quien afirma que una empresa debe lograr una ventaja competitiva a través de 3 formas: Liderazgo de costos, diferenciación y el enfoque. En nuestros días las empresas además de buscar una ventaja a través del liderazgo de costos, que es el paso 1 cuando se maneja un negocio y el enfocarse hacia ciertos segmentos del mercado. Por otro lado, se busca también la “diferenciación” y entonces ser socialmente responsable te puede hacer diferente ante tus clientes y competidores. La pregunta es: ¿Por qué?

Te puede hacer diferente o puedes llegar a tener una diferenciación ante clientes y competidores debido a que ser socialmente responsable no sólo implica cuidar tu entorno social, económico y ambiental, es una estrategia que va más allá de realizar buenas prácticas medioambientales, implica una cultura hacia el interior de las firmas, implica apostar a esa diferenciación, hacer alianzas con todos aquellos grupos de interés o los llamados “stakeholders” en busca del valor compartido, buscar en las acciones mejoras hacia una sociedad a largo plazo o hacia la llamada megaplanning. Todos y cada uno de los miembros que conforman una empresa deben saber hacia dónde está dirigida la estrategia y su situación competitiva y el valor que estas acciones dan a la empresa. Ser socialmente responsables es parte de la estrategia y ellos deben saberlo. La responsabilidad de los líderes que comandan una empresa es ir trabajando en cada uno de los empleados para guiarlos hacia esa cultura que los llevará a ser mayormente competitivos y receptivos. Todas esas acciones por pequeñas que parezcan y que nos llevan a ser más responsables con nuestro entorno o medio ambiente deben ser planeadas estratégicamente buscando no sólo cumplir en el momento, sino impactar económicamente a largo plazo y que estas acciones puedan dejar huella hacia una sociedad. Si se logra mejorar su entorno social, económico y ambiental, tenemos una ventaja competitiva sobre el resto de las empresas que manejan una administración tradicional.

Hay quienes dicen que “debemos regresar a esa sociedad todo aquello que por años hemos extraído”. Si pensamos con los pies en la tierra, el mayor reto de toda organización empresarial es obtener utilidades. Sin embargo, sin darnos cuenta cada empresa que nace y es capaz de brindar empleos está contribuyendo a una sociedad, pues son familias que dependen de ese ingreso y que con ello mejoran cada vez su situación economía en su círculo familiar. Sin embargo, las empresas cumplen su ciclo y logran la madurez suficiente para empezar a pensar en una estrategia que le permita ser diferente y a través de ella lograr una ventaja competitiva por encima del resto, ¡la responsabilidad social puede ser una magnifica opción para quienes deseen competir teniendo una conciencia del cambio estratégico enfocado a mejorar parte del mundo en el que vivimos!

luz.espinoza@utslrc.edu.mx

¡La ventaja competitiva de ser socialmente responsable!


Actualmente el término “socialmente responsable” pone a las empresas a pensar en los beneficios reales de serlo. Hasta hace apenas un par de décadas las grandes empresas eran las preocupadas por mantener esa responsabilidad social que les llevará a cuidar su entorno y sobre todo aquellas que directa o indirectamente causaban daños al medio ambiente de distintas formas, era una parte importante de administrar un negocio, pues este se miraba fuertemente afectado por las leyes medioambientales, además de ser fuertemente criticado por el daño que se producía. Esta cultura fue avanzando hasta el punto de obligar legalmente a las organizaciones a perseguir acciones que les permitiera cuidar su entorno. Pero, si deseo ser socialmente responsable además de contribuir a la economía de una localidad, región, de un país o del mundo, ¿qué beneficios obtengo además de aspectos fiscales? ¿Qué pasaría si las empresas actuales no se preocupan por esa responsabilidad social?

Pues bien, empecemos definiendo lo que es la responsabilidad social y la ventaja competitiva que nos da serlo. El término ventaja competitiva data desde 1985 por el economista Michael Porter, quien afirma que una empresa debe lograr una ventaja competitiva a través de 3 formas: Liderazgo de costos, diferenciación y el enfoque. En nuestros días las empresas además de buscar una ventaja a través del liderazgo de costos, que es el paso 1 cuando se maneja un negocio y el enfocarse hacia ciertos segmentos del mercado. Por otro lado, se busca también la “diferenciación” y entonces ser socialmente responsable te puede hacer diferente ante tus clientes y competidores. La pregunta es: ¿Por qué?

Te puede hacer diferente o puedes llegar a tener una diferenciación ante clientes y competidores debido a que ser socialmente responsable no sólo implica cuidar tu entorno social, económico y ambiental, es una estrategia que va más allá de realizar buenas prácticas medioambientales, implica una cultura hacia el interior de las firmas, implica apostar a esa diferenciación, hacer alianzas con todos aquellos grupos de interés o los llamados “stakeholders” en busca del valor compartido, buscar en las acciones mejoras hacia una sociedad a largo plazo o hacia la llamada megaplanning. Todos y cada uno de los miembros que conforman una empresa deben saber hacia dónde está dirigida la estrategia y su situación competitiva y el valor que estas acciones dan a la empresa. Ser socialmente responsables es parte de la estrategia y ellos deben saberlo. La responsabilidad de los líderes que comandan una empresa es ir trabajando en cada uno de los empleados para guiarlos hacia esa cultura que los llevará a ser mayormente competitivos y receptivos. Todas esas acciones por pequeñas que parezcan y que nos llevan a ser más responsables con nuestro entorno o medio ambiente deben ser planeadas estratégicamente buscando no sólo cumplir en el momento, sino impactar económicamente a largo plazo y que estas acciones puedan dejar huella hacia una sociedad. Si se logra mejorar su entorno social, económico y ambiental, tenemos una ventaja competitiva sobre el resto de las empresas que manejan una administración tradicional.

Hay quienes dicen que “debemos regresar a esa sociedad todo aquello que por años hemos extraído”. Si pensamos con los pies en la tierra, el mayor reto de toda organización empresarial es obtener utilidades. Sin embargo, sin darnos cuenta cada empresa que nace y es capaz de brindar empleos está contribuyendo a una sociedad, pues son familias que dependen de ese ingreso y que con ello mejoran cada vez su situación economía en su círculo familiar. Sin embargo, las empresas cumplen su ciclo y logran la madurez suficiente para empezar a pensar en una estrategia que le permita ser diferente y a través de ella lograr una ventaja competitiva por encima del resto, ¡la responsabilidad social puede ser una magnifica opción para quienes deseen competir teniendo una conciencia del cambio estratégico enfocado a mejorar parte del mundo en el que vivimos!

luz.espinoza@utslrc.edu.mx

miércoles 12 de febrero de 2020

TIK TAK EMPRESARIAL

jueves 16 de enero de 2020

Tik tak empresarial

miércoles 08 de enero de 2020

Columna Tik Tak Empresarial

miércoles 04 de diciembre de 2019

TIK TAK EMPRESARIAL

miércoles 27 de noviembre de 2019

TIK TAK EMPRESARIAL

miércoles 13 de noviembre de 2019

Tik Tak Empresarial

miércoles 06 de noviembre de 2019

Tik Tak Empresarial

jueves 31 de octubre de 2019

Tik Tak Empresarial

miércoles 23 de octubre de 2019

Tik Tak empresarial

Cargar Más