imagotipo

Contar historias en las elecciones

  • Gerson Hernández Mecalco

L os seres humanos somos adictos a las historias que conmueven, enganchan, generan empatía y descargan emociones. ¿A 96 días de la elección presidencial, cuán- tas historias nos contará Meade, Anaya, Obrador y Zavala? El próximo Viernes Santo comenzarán a difundirse 26.9 millones de spots, ¡vaya que será un viacrucis si no se generan contenidos divertidos y empáticos!, pero vamos por partes: Spots presidenciales. En total habrá más de 12 millones de spots en comparación con la elección presidencial de hace seis años; ya que desde septiembre de 2017 (precampañas, intercampañas y campañas) sumarán 56 millones, contra 44 millones en 2012. ¿Qué comunicará Ló- pez Obrador en sus spots? Comenzará con un formato de monólogo con la frase: “Estamos arriba en las encuestas”, o sea ya habla como presidente e invita “rejpetuojamente” a votar por los candidatos de Morena al Congreso. Anticipa una realidad, para echar abajo las reformas educativa, energética y las que se acumulen de aquí al día de la elección o anunciar la expropiación de tierras -que de verdad no falta nada para que lo comunique; aunque sea imposible de hacerlo y le aplaudan-; necesita el voto del Poder Legislativo; y de más de 16 congresos locales. En otras pa- labras ¿le teme al consenso?, tal vez por- que ¡no tiene ninguna experiencia legislativa! o ¿Por qué no le gusta negociar? Ya veremos dijo el ciego y como dicen los que saben “del plato a la boca se cae la sopa”. Meade y Anaya. El candidato priista es el único que interactúa con jóvenes y cuenta una historia cercana a los millenialls; a quienes les presume saber inglés, que luchará contra la corrupción y que la única mancha que tiene es la del vitiligo. Las manchas de #YoMero han provocado que lo comparen con el personaje de la caricatura Leono “señor de los thundercats”. En otro hace un guiño al magisterio y subraya “la verdad es que los maestros es de lo mejor que tenemos en México”, aun- que René Fujiwara apoye a AMLO. Anaya utiliza la reputación del hijo de Luis Donaldo Colosio, Xóchitl Gálvez, el jefe Diego, Macera y otros; para que hablen bien de él. El joven maravilla de la comunicación nos quedó a deber ya que la frase “de Frente al futuro” da para contar más historias; que solo mirar a cuadro a políticos aburridos. En otro spot presenta imágenes de la tecnología y la Cuarta Revolución Industrial; no es la primera vez que lo ha- ce; el siguiente paso es materializarlo en historias de la vida real; porque si no, que- da la impresión de que está dando una clase en un instituto o feria de tecnología. ¿Por qué somos adictos a los sucesos? Se pregunta Amelia Castilla en El País es- te fin de semana. “Los crímenes enganchan y conmueven como ninguna otra historia. Generan empatía y producen una descarga emocional colectiva. El fenómeno no es nuevo. Los trovadores cantaban en los romances de ciego las muertes más truculentas de pueblo en pueblo mu- cho antes de que los sucesos ocuparan masivamente las portadas de los periódicos o abrieran los informativos de televisiones y radios. Guillermo del Toro sintetizó todo lo anterior: “Todos los que sueñan usar la fantasía para contar historias, lo pueden hacer”, entonces la pregunta es ¿quién de los candidatos a la Presidencia contará las mejores historias con fantasía, pero también con los cómo?, ¿por qué no nos cuentan cómo serían sus primeros 100 días de gobierno?

Académico de la FCPyS-UNAM, IPN, UIA y consultor político @gersonmecalco