/ jueves 7 de noviembre de 2019

Sandra Lorenzano dice cómo sobrevivir y enfrentar el miedo en El día que no fue

La novela se presenta hoy a las 19:00 horas en la librería Rosario Castellanos, con la presencia de la autora

Esta es una novela de resistencia, dice Sandra Lorenzano autora de El día que no fue. Trata del miedo, de cómo sobrevivimos a él, explica la escritora y catedrática de origen argentino, quien llegó a este país exiliada junto a su familia cuando era adolescente.

La anónima protagonista de El día que no fue, relata el vacío, la inmovilidad del tiempo detenido tras ser expulsada de la vida del ser amado. Una separación que no le trae únicamente soledad. También, un miedo profundo. Más que una serie de sucesos, son reflexiones acerca de aquello que le ha causado temor y se le presenta nuevamente a partir de la pérdida del amor.

"Pero no se queda bloqueada y me gusta, porque creo que éste es un momento en el que más allá de contarnos las historias del horror, tenemos que empoderarnos, saber que podemos resistir y sobrevivir", asegura en entrevista.

En medio de la trama de una violenta ruptura amorosa, hay otras historias en las que las grandes tragedias, como el exilio, la dictadura o la violencia, se empatan con las pequeñas tragedias de la vida cotidiana. Al respecto, Lorenzano explica: "He trabajado tanto en novelas como en ensayos la relación entre la historia íntima, personal, y la social o colectiva, porque nuestra historia personal está marcada por la social, que a su vez está formada por pequeñas historias individuales".

En la novela, hace referencia a su abuela materna, quien nació en Rusia, de familia judía. "A los nueve meses sus padres, huyendo del Ejército zarista, la llevaron a Argentina. Ella vivió como bebé toda esa violencia y cuando estaba escribiendo la novela, leí un artículo acerca que los miedos que han vivido nuestros antepasados, quedan grabados en el ADN, hay ciertos reflejos emotivos que tienen que ver con el miedo y la sobrevivencia", comparte.

"Es una hipótesis lo de sentir miedos que nuestros antepasados vivieron. Lo que sí tengo clarísimo es que cuando tienes temor por algo, se te actualizan todos tus miedos, desde el más básico de no querer que tu mamá se aleje, hasta el de caminar sola por las calles", agrega.

"Las mujeres hemos aprendido a naturalizar el miedo y cuando temes por algo, como puede ser una ruptura amorosa, cuando sabes que la otra persona se puede poner violenta, pues se actualizan todos tus miedos, te sientes mucho más vulnerable", asegura.

Y es que la separación, admite, es una especie de exilio. "Porque hace sentir la fragilidad, como cuando te obligan a irte de tu casa; es un duelo como cuando alguien querido muere, que se muere también una parte de ti, ese que eras con la otra persona".

A lo largo de la novela, la protagonista duda en contar lo sucedido. Cuenta y no cuenta, juega con el lector que espera por la historia prometida. Y, finalmente, lo narra; quien haya sido paciente y receptivo, tendrá entre sus manos un poderoso ejemplo de sobrevivencia.

"El proceso literario lo hacemos entre dos, yo que lo cuento y quien lo recibe y lo completa. Este tipo de novela reclama un trabajo más activo de parte del lector y eso a mí, también como lectora me encanta, esa sensación de que el escritor me está considerando. La novela se construye en el momento en el que hay una mirada lectora", concluye la autora.

Esta es una novela de resistencia, dice Sandra Lorenzano autora de El día que no fue. Trata del miedo, de cómo sobrevivimos a él, explica la escritora y catedrática de origen argentino, quien llegó a este país exiliada junto a su familia cuando era adolescente.

La anónima protagonista de El día que no fue, relata el vacío, la inmovilidad del tiempo detenido tras ser expulsada de la vida del ser amado. Una separación que no le trae únicamente soledad. También, un miedo profundo. Más que una serie de sucesos, son reflexiones acerca de aquello que le ha causado temor y se le presenta nuevamente a partir de la pérdida del amor.

"Pero no se queda bloqueada y me gusta, porque creo que éste es un momento en el que más allá de contarnos las historias del horror, tenemos que empoderarnos, saber que podemos resistir y sobrevivir", asegura en entrevista.

En medio de la trama de una violenta ruptura amorosa, hay otras historias en las que las grandes tragedias, como el exilio, la dictadura o la violencia, se empatan con las pequeñas tragedias de la vida cotidiana. Al respecto, Lorenzano explica: "He trabajado tanto en novelas como en ensayos la relación entre la historia íntima, personal, y la social o colectiva, porque nuestra historia personal está marcada por la social, que a su vez está formada por pequeñas historias individuales".

En la novela, hace referencia a su abuela materna, quien nació en Rusia, de familia judía. "A los nueve meses sus padres, huyendo del Ejército zarista, la llevaron a Argentina. Ella vivió como bebé toda esa violencia y cuando estaba escribiendo la novela, leí un artículo acerca que los miedos que han vivido nuestros antepasados, quedan grabados en el ADN, hay ciertos reflejos emotivos que tienen que ver con el miedo y la sobrevivencia", comparte.

"Es una hipótesis lo de sentir miedos que nuestros antepasados vivieron. Lo que sí tengo clarísimo es que cuando tienes temor por algo, se te actualizan todos tus miedos, desde el más básico de no querer que tu mamá se aleje, hasta el de caminar sola por las calles", agrega.

"Las mujeres hemos aprendido a naturalizar el miedo y cuando temes por algo, como puede ser una ruptura amorosa, cuando sabes que la otra persona se puede poner violenta, pues se actualizan todos tus miedos, te sientes mucho más vulnerable", asegura.

Y es que la separación, admite, es una especie de exilio. "Porque hace sentir la fragilidad, como cuando te obligan a irte de tu casa; es un duelo como cuando alguien querido muere, que se muere también una parte de ti, ese que eras con la otra persona".

A lo largo de la novela, la protagonista duda en contar lo sucedido. Cuenta y no cuenta, juega con el lector que espera por la historia prometida. Y, finalmente, lo narra; quien haya sido paciente y receptivo, tendrá entre sus manos un poderoso ejemplo de sobrevivencia.

"El proceso literario lo hacemos entre dos, yo que lo cuento y quien lo recibe y lo completa. Este tipo de novela reclama un trabajo más activo de parte del lector y eso a mí, también como lectora me encanta, esa sensación de que el escritor me está considerando. La novela se construye en el momento en el que hay una mirada lectora", concluye la autora.

Local

Pendientes de asilo 1 mil 200 migrantes en san Luis RC

Desde el mes de mayo del 2019 hasta el domingo pasado, indocumentados su espera en diversos centros de detención, antes de estar ante un juez de migración

Salud

Registra primaria 4 casos de influenza

En un solo día se ausentaron de la escuela 14 alumnos, de ellos 4 presentaron influenza tipo “A”, algunos no contaban con la vacuna que protege de la enfermedad

Policiaca

¡Salieron corriendo! Roban tres hombres cartones de cerveza

Los sujetos ingresaron como cualquier cliente a tienda de conveniencia para robar varios cartones de cerveza y botana.

Local

Pendientes de asilo 1 mil 200 migrantes en san Luis RC

Desde el mes de mayo del 2019 hasta el domingo pasado, indocumentados su espera en diversos centros de detención, antes de estar ante un juez de migración

Mundo

Francia confirma dos casos de coronavirus, los primeros en Europa

La ministra de salud dijo que el primer caso está registrado en Burdeos y el segundo en París

Justicia

Niegan desbloqueo de cuentas a hermana de García Luna

Será hasta marzo cuando se lleve a cabo la audiencia donde se resolverá si concede o no un amparo a Esperanza García

Local

Preocupa a niñez la contaminación ambiental

Los 400 alumnos inscritos en la primaria “María Mendoza Gómez”, en este ciclo escolar cumplen con el papel de promotores del cuidado del medio ambiente, preocupados por tener un mundo mejor

Justicia

Decomisan fentanilo en camión de pasajeros en Sonora

Autoridades federales decomisaron la droga en la carretera Sonoyta-San Luis RC

Mundo

Cierran partes de Muralla China para evitar propagación de coronavirus

Como medida preventiva también se canceló el transporte ya en nueve ciudades, así como el cierre temporal de Disneyland en Shanghái