/ miércoles 9 de octubre de 2019

Goleadores foráneos rompen la Liga Mx

Al término de la jornada 13, las figuras del exterior marcan diferencia: 201 tantos contra 107 de mexicanos

La comparación es contundente: de los 163 jugadores que han aportado al menos un gol en lo que va del Torneo Apertura 2019, 89 han sido obra de foráneos contra 62 de mexicanos. De ese universo, 201 goles, de los 337 que totaliza la Liga MX, fueron convertidos por extranjeros y 107 de futbolistas nacidos en nuestro país. Sí, casi al dos por uno. Y si nos ponemos exigentes, otras 20 dianas pertenecen a naturalizados y tres a mexico-estadounidenses. La invasión es “inaudita, no se vale”, reprocha Manuel Lapuente Díaz, estratega multicampeón en nuestro país, quien advierte que, en breve “se van a acabar” las opciones para el Tata Gerardo Martino en la Selección Nacional.

“Es normal que hagan más goles (los de fuera), porque hay más y se están comiendo el pastel que merecen los mexicanos”, lamenta, en entrevista con el Diario de los Deportistas. “Es algo que he mencionado siempre, pero cuando primero teníamos tres, yo empecé a jugar con tres no nacidos en México, luego fueron cuatro, luego cinco y ahora son 11. Es inaudito”, arguye Lapuente.

Miguel Herrera se disculpa tras insultar al árbitro

“Como si no hubiéramos ciento y pico millones de mexicanos que nos encanta el futbol. Los chavos se juntan todas las semanas a jugar, aquí en Atlixco, por ejemplo, y los hay en toda la República. Existen muchos frentes para escoger mexicanos, pero se van a la cómoda. Si trajeran cracks, todavía. Soy consciente de que en España e Inglaterra lo hacen, nada más que nos cambien los de España e Inglaterra, pero si nos traen los que sobran, no se vale”, arremete quien dirigiera a la Selección Nacional en el Mundial de Francia 98.

Entre los futbolistas foráneos, Argentina aporta 89 dianas, Colombia 24 y Uruguay 22. El Tata Gerardo Martino tiene razón: para armar una Selección competitiva, antes tiene que echarse un clavado entre la extensa nube extranjera para ver si es posible armar una oncena competitiva. “El mismo técnico nacional, que es argentino, lo reconoce. Claro, porque él es el afectado y tiene toda la razón. Lo apoyé antes y lo hago ahora. Cuando Martino voltea y ve, no hay. Se van a acabar y vamos a tener que recurrir a naturalizados, eso es lo que no se vale”, alerta Lapuente, preocupado.

“A eso (naturalizados) se está inclinando la balanza -insiste-, porque el técnico de la Selección no tiene con qué. ¿Cómo es posible que se permita que los grandes equipos jueguen con ocho o nueve no nacidos en México, contra tres o cuatro mexicanos, nada más?, cuando tenemos un camino muy largo por recorrer. Simplemente no se vale. A ver qué día aprendemos, quizá cuando el técnico renuncie y diga, no hay jugadores en México, ya se los acabaron”, alerta Manolo. “Simplemente hay que centrar la razón, no hay lógica, sólo porque son muy baratos”.

Enrique Borja, emblemático artillero mexicano de todos los tiempos, también levanta la voz e imagina las mismas complicaciones que denuncia Lapuente: “Lógicamente es una consecuencia, el Tata Martino y cualquier técnico manifiesta preocupación porque lo sabe, si te pones a ver cuántos mexicanos hay en Selección, Chicharito y Jiménez, nada más. Acá JJ Macías y Pulido, aunque a veces juega más retrasado, y los demás no están en esas posiciones. Entonces, no ha habido esa continuidad en mexicanos y claro que es preocupante”, coincide.

“Para todo hay cambios. Ojalá se vuelva a la normalidad y le den preferencia a sus jugadores. Hay Sub-17, Sub-15, Sub-13. Para qué hacen gastar a los equipos con eso, para no hacer nada y presumir de su Sub-13”, lamenta, por su parte, Lapuente. “No lo puedo entender, porque eso se deriva de un gasto fuerte en fuerzas básicas”, considera.

“En mis tiempos lógicamente no estaban permitidos tantos extranjeros y entonces había canteras fuertes en los equipos”, rememora Borja. “Yo salí de Universidad, que producía jugadores, como también después Hugo Sánchez y Luis García. Gente que también sirvió para el extranjero. No había realmente la efervescencia para traer gente de fuera”, valora, convencido de la necesidad de regresar a esa época. “Ojalá los técnicos y directivos le tengan confianza a los jóvenes y la afición los apoye”, remata, esperanzado en que la tendencia cambie pronto.

La comparación es contundente: de los 163 jugadores que han aportado al menos un gol en lo que va del Torneo Apertura 2019, 89 han sido obra de foráneos contra 62 de mexicanos. De ese universo, 201 goles, de los 337 que totaliza la Liga MX, fueron convertidos por extranjeros y 107 de futbolistas nacidos en nuestro país. Sí, casi al dos por uno. Y si nos ponemos exigentes, otras 20 dianas pertenecen a naturalizados y tres a mexico-estadounidenses. La invasión es “inaudita, no se vale”, reprocha Manuel Lapuente Díaz, estratega multicampeón en nuestro país, quien advierte que, en breve “se van a acabar” las opciones para el Tata Gerardo Martino en la Selección Nacional.

“Es normal que hagan más goles (los de fuera), porque hay más y se están comiendo el pastel que merecen los mexicanos”, lamenta, en entrevista con el Diario de los Deportistas. “Es algo que he mencionado siempre, pero cuando primero teníamos tres, yo empecé a jugar con tres no nacidos en México, luego fueron cuatro, luego cinco y ahora son 11. Es inaudito”, arguye Lapuente.

Miguel Herrera se disculpa tras insultar al árbitro

“Como si no hubiéramos ciento y pico millones de mexicanos que nos encanta el futbol. Los chavos se juntan todas las semanas a jugar, aquí en Atlixco, por ejemplo, y los hay en toda la República. Existen muchos frentes para escoger mexicanos, pero se van a la cómoda. Si trajeran cracks, todavía. Soy consciente de que en España e Inglaterra lo hacen, nada más que nos cambien los de España e Inglaterra, pero si nos traen los que sobran, no se vale”, arremete quien dirigiera a la Selección Nacional en el Mundial de Francia 98.

Entre los futbolistas foráneos, Argentina aporta 89 dianas, Colombia 24 y Uruguay 22. El Tata Gerardo Martino tiene razón: para armar una Selección competitiva, antes tiene que echarse un clavado entre la extensa nube extranjera para ver si es posible armar una oncena competitiva. “El mismo técnico nacional, que es argentino, lo reconoce. Claro, porque él es el afectado y tiene toda la razón. Lo apoyé antes y lo hago ahora. Cuando Martino voltea y ve, no hay. Se van a acabar y vamos a tener que recurrir a naturalizados, eso es lo que no se vale”, alerta Lapuente, preocupado.

“A eso (naturalizados) se está inclinando la balanza -insiste-, porque el técnico de la Selección no tiene con qué. ¿Cómo es posible que se permita que los grandes equipos jueguen con ocho o nueve no nacidos en México, contra tres o cuatro mexicanos, nada más?, cuando tenemos un camino muy largo por recorrer. Simplemente no se vale. A ver qué día aprendemos, quizá cuando el técnico renuncie y diga, no hay jugadores en México, ya se los acabaron”, alerta Manolo. “Simplemente hay que centrar la razón, no hay lógica, sólo porque son muy baratos”.

Enrique Borja, emblemático artillero mexicano de todos los tiempos, también levanta la voz e imagina las mismas complicaciones que denuncia Lapuente: “Lógicamente es una consecuencia, el Tata Martino y cualquier técnico manifiesta preocupación porque lo sabe, si te pones a ver cuántos mexicanos hay en Selección, Chicharito y Jiménez, nada más. Acá JJ Macías y Pulido, aunque a veces juega más retrasado, y los demás no están en esas posiciones. Entonces, no ha habido esa continuidad en mexicanos y claro que es preocupante”, coincide.

“Para todo hay cambios. Ojalá se vuelva a la normalidad y le den preferencia a sus jugadores. Hay Sub-17, Sub-15, Sub-13. Para qué hacen gastar a los equipos con eso, para no hacer nada y presumir de su Sub-13”, lamenta, por su parte, Lapuente. “No lo puedo entender, porque eso se deriva de un gasto fuerte en fuerzas básicas”, considera.

“En mis tiempos lógicamente no estaban permitidos tantos extranjeros y entonces había canteras fuertes en los equipos”, rememora Borja. “Yo salí de Universidad, que producía jugadores, como también después Hugo Sánchez y Luis García. Gente que también sirvió para el extranjero. No había realmente la efervescencia para traer gente de fuera”, valora, convencido de la necesidad de regresar a esa época. “Ojalá los técnicos y directivos le tengan confianza a los jóvenes y la afición los apoye”, remata, esperanzado en que la tendencia cambie pronto.

Local

La mayor ilusión de Celestino es trabajar en el “otro lado”

El salario que obtenía Cortés al trabajar como jornalero agrícola en Guerrero solo alcanzaba para comer maíz y frijol y en ocasiones, refirió, ni eso. De ahí busca ir a Estados Unidos

Local

Serán 219 encuestadores del censo en San Luis

El evento comenzar del primero al 27 de marzo de este año, y se atenderá a la mancha urbana y el valle.

Local

Esperan exbraceros promesa de Segob

Después de un arduo movimiento al sur del país, exbraceros regresaron a sus estados; su líder prepara reunión en ésta ciudad

Policiaca

Muere ahorcado otro trabajador del campo

Un cuarto de madera que le era prestado utilizó para colgarse de un madero, utilizando una cuerda de nylon

Policiaca

Embiste tren carguero una camioneta en Colonias Nuevas

Una mujer que iba de acompañante en el vehiculo resultó policontundida

Virales

Quaden Bayles, víctima de bullying por su enanismo, conoce a su equipo favorito

Joel Thompson, capitán del equipo, lo invitó a caminar con ellos en el campo de juego, por lo que el pequeño se mostró sonriente

Política

México Libre es la mayor fuerza opositora del país, afirma Calderón

El expresidente afirmpo que su partido político ya tiene más militantes que MC, el PAN y Morena

Cultura

Al estilo El Chapo, Los Pinos tiene un túnel que conecta con el Bosque de Chapultepec

Fernández detalló que el bunker original contaba con muros de acero gruesos y estaba conectado con un túnel de escape que desembocaba en el parque La Hormiga

Sociedad

Balaceras en bares de Jalisco dejan siete muertos

Un video en las redes sociales muestra el momento en el que los asistentes bailan, mientras un grupo norteño ameniza. Posteriormente, comienzan a escucharse múltiples los disparos