/ jueves 1 de noviembre de 2018

Kepler dice adiós tras nueve años de investigación en el espacio

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio decidió retirarlo dentro de su órbita actual

Después de nueve años en el espacio profundo, donde confirmó dos mil 662 exoplanetas y observó 530 mil 506 estrellas, el telescopio espacial Kepler concluyó sus operaciones científicas.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) decidió retirarlo dentro de su órbita actual, lejos de la Tierra, luego de que el observatorio espacial se quedara sin combustible.

Lanzado el 6 de marzo de 2009, Kepler ha realizado muchos análisis, el más reciente reveló que de manera probable entre 20 y el 50 por ciento de las estrellas visibles en el cielo nocturno tengan planetas pequeños.

Dichos exoplanetas, podrían ser mundos rocosos, similares en tamaño a la Tierra y ubicados dentro de la zona habitable de sus estrellas progenitoras.

Lo anterior significa que están ubicadas a distancias de los astros anfitriones, donde el agua líquida, un ingrediente vital para la vida, podría acumularse en la superficie del planeta.

“Como la primera misión de caza de planetas de la NASA, Kepler ha superado todas nuestras expectativas. Sus descubrimientos han arrojado una nueva luz sobre nuestro lugar en el universo”, indicó el administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington, Thomas Zurbuchen.

Este telescopio espacial realizó el primer reconocimiento de los planetas en la Vía Láctea y se convirtió en la primera misión de la NASA para detectar planetas del tamaño de la Tierra en las zonas habitables fuera de la galaxia.

Sin embargo, cuatro años después de haber cumplido los objetivos principales de la misión, una serie de fallas mecánicas detuvieron de manera temporal las observaciones de Kepler.

Para reparar el daño, el equipo de la misión cambió el campo de visión de la nave espacial casi cada tres meses, esto permitió una misión extendida para este instrumento, apodado K2.

A pesar de que ya no estará en servicio, sus hallazgos serán la base para el satélite TESS, lanzado en abril de este año, con nuevos lotes de datos para la búsqueda de planetas que orbitan alrededor de 200 mil estrellas brillantes y cercanas a la Tierra.

Las observaciones de Kepler permitieron a los científicos comprender de mejor forma el comportamiento de las estrellas y sus propiedades.

Después de nueve años en el espacio profundo, donde confirmó dos mil 662 exoplanetas y observó 530 mil 506 estrellas, el telescopio espacial Kepler concluyó sus operaciones científicas.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) decidió retirarlo dentro de su órbita actual, lejos de la Tierra, luego de que el observatorio espacial se quedara sin combustible.

Lanzado el 6 de marzo de 2009, Kepler ha realizado muchos análisis, el más reciente reveló que de manera probable entre 20 y el 50 por ciento de las estrellas visibles en el cielo nocturno tengan planetas pequeños.

Dichos exoplanetas, podrían ser mundos rocosos, similares en tamaño a la Tierra y ubicados dentro de la zona habitable de sus estrellas progenitoras.

Lo anterior significa que están ubicadas a distancias de los astros anfitriones, donde el agua líquida, un ingrediente vital para la vida, podría acumularse en la superficie del planeta.

“Como la primera misión de caza de planetas de la NASA, Kepler ha superado todas nuestras expectativas. Sus descubrimientos han arrojado una nueva luz sobre nuestro lugar en el universo”, indicó el administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA en Washington, Thomas Zurbuchen.

Este telescopio espacial realizó el primer reconocimiento de los planetas en la Vía Láctea y se convirtió en la primera misión de la NASA para detectar planetas del tamaño de la Tierra en las zonas habitables fuera de la galaxia.

Sin embargo, cuatro años después de haber cumplido los objetivos principales de la misión, una serie de fallas mecánicas detuvieron de manera temporal las observaciones de Kepler.

Para reparar el daño, el equipo de la misión cambió el campo de visión de la nave espacial casi cada tres meses, esto permitió una misión extendida para este instrumento, apodado K2.

A pesar de que ya no estará en servicio, sus hallazgos serán la base para el satélite TESS, lanzado en abril de este año, con nuevos lotes de datos para la búsqueda de planetas que orbitan alrededor de 200 mil estrellas brillantes y cercanas a la Tierra.

Las observaciones de Kepler permitieron a los científicos comprender de mejor forma el comportamiento de las estrellas y sus propiedades.

Local

Buscan equilibrar contratos de las “tienditas escolares”

La facultad está en el Gobierno del Estado, pero a petición de la Comisión de Educación del Congreso de Sonora se pausó la entrega de concesiones para su estudio y cesión a la mejor opción

Local

Orientan a migrantes en cuidado de la salud

La Secretaría de Salud Estatal distribuye sobres de Vida Suero Oral entre los migrantes e instruye en la manera correcta de prepararlo para tratar la deshidratación

Local

Reciben policías y bomberos atención psicológica

Se recomienda que luego de un hecho violento reciban asesoría

Futbol

Viera da Silva, guía a Brasil a octavos de final en el Mundial femenil

Ya son 17 anotaciones las que tiene registradas la carioca en mundiales

Sociedad

Ni autodefensas ni paramilitares, son las Defensas Rurales de San Luis Potosí

Están conformados cuatro escuadrones en el estado, ya se planea incorporar a mujeres a sus estructuras y son entrenados por el Ejército mexicano

Gossip

Televisa le apuesta a ¿Quién es la máscara?, el reality más misterioso de la tv

Omar Chaparro será el conductor con la participación de Consuelo Duval, Adrián Uribe, Yuri y Carlos Rivera

Gossip

Tini opta por mezclar cumbia y reguetón

La argentina que se hizo famosa por la telenovela Violetta, ahora dará prioridad a la música

Deportes

Sigue creciendo el Abierto de los Cabos

La gran respuesta del público y de los tenistas están afianzando el ATP 250