/ sábado 25 de mayo de 2019

Instalan robots en bosques para prevenir incendios

Robotics Galu trajo a México dispositivos que detectan conflagraciones en áreas de dos metros cuadrados

Ante la creciente ola de incendios forestales, la empresa Robotics Galu instaló en el Nevado de Toluca y en Guadalajara un dispositivo que puede detectar fuego en un área de dos metros cuadrados o más, con el fin de sofocarlo antes de que se extienda.

El equipo, que se está probando en estas ciudades, es un robot con aspecto de cámara de vigilancia, el cual cuenta con dos lentes, uno de ellos es térmico, y puede vigilar de hasta 10 kilómetros lineales para detectar el inicio de un incendio y alertar a las brigadas de inmediato.

Fernando Aranda, director de la compañía, explicó a El Sol de México que esta tecnología puede detectar puntos de calor dentro de un área boscosa y proporcionar de inmediato las coordenadas exactas y condiciones atmosféricas como velocidad y dirección del viento y humedad.

Toda esta información es básica para los cuerpos de combate, pues les permite sofocar incendios de forma más eficiente .

“Podemos garantizar la detección de focos de incendio en un rango de hasta 10 kilómetros lineales. Una vez que se detectan los puntos, se envía toda la información a los centros de monitoreo, entre ella, datos meteorológicos, los cuales son muy importantes, porque no es lo mismo un incendio en condiciones sin viento que cuando hay viento que pueda expandir rápido las llamas”, comentó.

El robot, explicó el directivo, funciona las 24 horas los 365 días del año. Puede conectarse a la energía eléctrica, o bien, se integra con paneles solares o un sistema eólico para que genere su propia energía.

La idea es que nunca se apague y monitoree la zona de forma permanente. Aranda indicó que cada proyecto se hace con base en las necesidades de los clientes, los cuales pueden ser instancias públicas o privadas.

“Analizamos el área que se quiera proteger y, dependiendo del terreno, instalamos el equipo para que pueda cubrir el mayor espacio posible. Vemos árboles, si hay cerros, las condiciones climáticas como si hay niebla, o las condiciones de luz, para determinar todo lo que requiere el robot para operar sin descanso”, señaló.

El directivo subrayó que se trata de una tecnología preventiva, la cual busca ahorrar millones que se gastarían en el uso de recursos para sofocar los incendios cuando se extienden.

“Es más barato invertir en prevención, porque cuando un incendio se sale de control requieres muchos recursos para controlarlo, no es lo mismo que detectarlo cuando tiene dos metros cuadrados y puede apagarse con pocos recursos y de inmediato”, apuntó.

Los resultados de los robots que están a prueba en el Nevado de Toluca y en el bosque de La Primavera, en Jalisco, darán la pauta para que la empresa venda esta tecnología a instancias federales como la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Según Aranda, los mil 229 millones de pesos que se recortaron al presupuesto de la Conafor este año, serían suficientes para instalar de estos robots para monitorear hasta 80 por ciento del área boscosa de Valle de México, y detectar en etapas tempranas los incendios forestales, evitando futuras crisis medioambientales como las que ocurrieron en semanas previas.

Ante la creciente ola de incendios forestales, la empresa Robotics Galu instaló en el Nevado de Toluca y en Guadalajara un dispositivo que puede detectar fuego en un área de dos metros cuadrados o más, con el fin de sofocarlo antes de que se extienda.

El equipo, que se está probando en estas ciudades, es un robot con aspecto de cámara de vigilancia, el cual cuenta con dos lentes, uno de ellos es térmico, y puede vigilar de hasta 10 kilómetros lineales para detectar el inicio de un incendio y alertar a las brigadas de inmediato.

Fernando Aranda, director de la compañía, explicó a El Sol de México que esta tecnología puede detectar puntos de calor dentro de un área boscosa y proporcionar de inmediato las coordenadas exactas y condiciones atmosféricas como velocidad y dirección del viento y humedad.

Toda esta información es básica para los cuerpos de combate, pues les permite sofocar incendios de forma más eficiente .

“Podemos garantizar la detección de focos de incendio en un rango de hasta 10 kilómetros lineales. Una vez que se detectan los puntos, se envía toda la información a los centros de monitoreo, entre ella, datos meteorológicos, los cuales son muy importantes, porque no es lo mismo un incendio en condiciones sin viento que cuando hay viento que pueda expandir rápido las llamas”, comentó.

El robot, explicó el directivo, funciona las 24 horas los 365 días del año. Puede conectarse a la energía eléctrica, o bien, se integra con paneles solares o un sistema eólico para que genere su propia energía.

La idea es que nunca se apague y monitoree la zona de forma permanente. Aranda indicó que cada proyecto se hace con base en las necesidades de los clientes, los cuales pueden ser instancias públicas o privadas.

“Analizamos el área que se quiera proteger y, dependiendo del terreno, instalamos el equipo para que pueda cubrir el mayor espacio posible. Vemos árboles, si hay cerros, las condiciones climáticas como si hay niebla, o las condiciones de luz, para determinar todo lo que requiere el robot para operar sin descanso”, señaló.

El directivo subrayó que se trata de una tecnología preventiva, la cual busca ahorrar millones que se gastarían en el uso de recursos para sofocar los incendios cuando se extienden.

“Es más barato invertir en prevención, porque cuando un incendio se sale de control requieres muchos recursos para controlarlo, no es lo mismo que detectarlo cuando tiene dos metros cuadrados y puede apagarse con pocos recursos y de inmediato”, apuntó.

Los resultados de los robots que están a prueba en el Nevado de Toluca y en el bosque de La Primavera, en Jalisco, darán la pauta para que la empresa venda esta tecnología a instancias federales como la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Según Aranda, los mil 229 millones de pesos que se recortaron al presupuesto de la Conafor este año, serían suficientes para instalar de estos robots para monitorear hasta 80 por ciento del área boscosa de Valle de México, y detectar en etapas tempranas los incendios forestales, evitando futuras crisis medioambientales como las que ocurrieron en semanas previas.

Local

Surten más cerveza a negocios debido a la "desesperación"

De dos, hasta tres veces por semana surten el producto, debido a la alta demanda que hay por la bebida ambarina

Local

Perciben profesores que la nueva normalidad en escuelas, será un reto

Cuando se retomen las actividades en las escuelas, los estudiantes, docentes y demás trabajadores al servicio de la educación deberán usar cubrebocas y extremar acciones de higiene personal, además será necesaria la instalación de filtros sanitarios

frontpage

Combaten el Covid-19 sin aire acondicionado

El secretario de Salud, Alonso Óscar Pérez Rico, reconoció que los aires acondicionados fallaron pero aseguró que serán reparados

Sociedad

Comunidades indígenas emprenden campaña #NoSeOlvidenDeNosotros

Dividida en etapas, la campaña inicialmente tiene el propósito de hacer visible en redes sociales

Finanzas

Interjet debe cuenta millonaria por turbosina al gobierno

De acuerdo con el reporte financiera de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, la deuda es por por 841.2 millones de pesos

Policiaca

Atacan bomberos incendio en casa

Desconoce el propietario las causas, porque el cuarto donde inició y en el que vive un hijo se encontraba solo.

Local

Aplazan trámites de Sentri por Covid-19

Aunque el paso de solicitud está abierto, la etapa de entrevistas se ha recorrido (localmente) hasta agosto, según contó la abogada y tramitadora Ángela Olua

Salud

¡En tiempo récord! Tec crea el primer ventilador mexicano para enfrentar Covid-19

El Tecnológico de Monterrey y algunas empresas mexicanas se unieron para la creación de este ventilador

Local

Surten más cerveza a negocios debido a la "desesperación"

De dos, hasta tres veces por semana surten el producto, debido a la alta demanda que hay por la bebida ambarina