/ sábado 6 de junio de 2020

A la música de hoy le faltan historias: Ana Torroja

Torroja asegura que Mecano se desarrolló en un momento político excepcional

¿Habría sido más valorado Mecano si hubiesen cantado en inglés?

“No”, responde Ana Torroja como sólo ella sabe hacerlo: categórica y dulce.

No es la primera vez que se pone la pregunta sobre la mesa. Pero sí la primera que la escucha ella, la vocalista del grupo más exitoso del pop en español, la banda que emergió del franquismo para emancipar a una juventud sedienta de libertad.

Con un temperamento post punk y líneas armónicas que inevitablemente recuerdan a bandas como The Smiths, OMD o Gang of Four, se piensa poco en Mecano como una banda que trascendió los diplomas comerciales. Porque aunque la mayoría de los grupos de la Movida Madrileña trabajó con letras sencillas —casi cosméticas—, Mecano tejió una lírica más al estilo de Horacio Quiroga o Antonio Machado.

“Cantar para contar buenas historias… No sé hacerlo de otra forma. Así aprendí y así crecí de la mano de dos grandes autores como lo son Nacho y José María Cano. El español fue el fuerte de Mecano. Todas nuestras letras hubieran perdido valor si hubiesen pasado por una traducción al inglés”, dice Torroja, quien este sábado actuará en el festival virtual Citibanamex Conecta, que podrá verse a través de la página www.citibanamexconecta.com.

Si bien compusieron éxitos sencillos en términos líricos como Maquillaje o Me colé en una fiesta, letras como Cruz de Navajas o El Blues del Esclavo bien podrían ser plasmadas en un relato escrito.

“Creo que las historias bien narradas son muy importantes. La lengua fue una de las grandes esencias de Mecano”, asegura la cantante. “Sin embargo, hoy en día no todas las historias son bien contadas. Es más: en realidad ya casi no hay historias (en el pop en español)”, afirma.

Torroja plantea esa teoría luego de que se le consultara su opinión sobre el enorme éxito que ha tenido la música en español en los últimos años, principalmente gracias al reguetón, que hoy es el género musical más escuchado del mundo, según datos de Nielsen Music.

“De pronto creo que vivimos entre música monotemática, pero hay espacio para todos”, dice Torroja.

DE LA EMANCIPACIÓN A LA INCREDULIDAD

A Ana Torroja la tomó por sorpresa La Movida, ese escaparate perfecto para quienes hicieron de la provocación su único principio. La juventud española estaba ávida de libertad luego de más de 35 años de dictadura. En este caldo de cultivo nació Mecano, cuyos integrantes crecieron en la España que decía obedecer sólo a Dios y a Francisco Franco.

Por entonces, ninguno de los tres miembros de la banda —Ana Torroja, Nacho Cano y José María Cano— sabía que en unos años se convertirían en el mayor fenómeno del pop en español, con un récord de 25 millones de discos a nivel mundial.

Mecano fue el grupo que musicalizó los primeros pasos de la democracia española. Canciones como Me voy de casa, Maquillaje o Me colé en una fiesta —todas ellas del álbum debut de 1982— fueron un golpe al avispero, que por entonces zumbaba al ritmo de baladistas como Raphael o Joan Manuel Serrat, quienes no satisfacían las ganas de bailar de las nuevas generaciones.

Torroja asegura que Mecano se desarrolló en un momento político excepcional, porque aunque la emancipación de la dictadura apenas comenzaba, todavía quedaban vestigios de conservadurismo. Y toda esa generación que estuvo inconforme con el poder —en cualquiera de sus formas, desde la familia hasta el gobierno o la policía— encontró su rebelión en el baile y el new wave.

"Todo eso ocurrió en los años ochenta, justamente después de la muerte de Franco. Vivimos esas expresiones de libertad, de no callarse, de decir lo que pensábamos, de enfrentar la censura", comenta Torroja. "Sin embargo, luego hubo un momento de aletargamiento, pero veo que ahora la protesta ha resurgido en mi país y veo que la gente cada vez se calla menos".

Para ella, el mundo vive una catarsis. Y como ejemplo cita a la pandemia de COVID-19 y a los movimientos afroamericanos de Estados Unidos, ocurridos tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía de Mineápolis.

"La globalización nos ha unido para defender nuestras ideas y para combatir lo que creemos que es injusto. Lo que pasó en Estados Unidos no puede quedar impune", afirma.

Torroja hoy se asume como una mujer incrédula ante la clase política, de la que dice sentirse muy decepcionada.

"El ser humano viene defectuoso de fábrica. Por eso es complicado que, cuando una persona llega al poder, realmente cumpla lo que dijo, porque el poder corrompe. Cada vez hay menos políticos de verdad en el mundo. Miramos más el interés propio que el interés colectivo", afirma.

Con una gran seguridad, Torroja asegura que a sus canciones no les cambiaría ni una coma. Dice sentirse cómoda con su evolución artística y afirma que su principal temor es clonarse a sí misma.

"Mecano forma parte de mi equipaje de vida. Lo llevo conmigo. Forma parte de mi presente. Muchas canciones de aquella época siguen tan vivas como si hubieran nacido hoy. Las nuevas generaciones siguen escuchando a Mecano. Por es Mecano es mi presente. Y así será hasta la tumba".

¿Habría sido más valorado Mecano si hubiesen cantado en inglés?

“No”, responde Ana Torroja como sólo ella sabe hacerlo: categórica y dulce.

No es la primera vez que se pone la pregunta sobre la mesa. Pero sí la primera que la escucha ella, la vocalista del grupo más exitoso del pop en español, la banda que emergió del franquismo para emancipar a una juventud sedienta de libertad.

Con un temperamento post punk y líneas armónicas que inevitablemente recuerdan a bandas como The Smiths, OMD o Gang of Four, se piensa poco en Mecano como una banda que trascendió los diplomas comerciales. Porque aunque la mayoría de los grupos de la Movida Madrileña trabajó con letras sencillas —casi cosméticas—, Mecano tejió una lírica más al estilo de Horacio Quiroga o Antonio Machado.

“Cantar para contar buenas historias… No sé hacerlo de otra forma. Así aprendí y así crecí de la mano de dos grandes autores como lo son Nacho y José María Cano. El español fue el fuerte de Mecano. Todas nuestras letras hubieran perdido valor si hubiesen pasado por una traducción al inglés”, dice Torroja, quien este sábado actuará en el festival virtual Citibanamex Conecta, que podrá verse a través de la página www.citibanamexconecta.com.

Si bien compusieron éxitos sencillos en términos líricos como Maquillaje o Me colé en una fiesta, letras como Cruz de Navajas o El Blues del Esclavo bien podrían ser plasmadas en un relato escrito.

“Creo que las historias bien narradas son muy importantes. La lengua fue una de las grandes esencias de Mecano”, asegura la cantante. “Sin embargo, hoy en día no todas las historias son bien contadas. Es más: en realidad ya casi no hay historias (en el pop en español)”, afirma.

Torroja plantea esa teoría luego de que se le consultara su opinión sobre el enorme éxito que ha tenido la música en español en los últimos años, principalmente gracias al reguetón, que hoy es el género musical más escuchado del mundo, según datos de Nielsen Music.

“De pronto creo que vivimos entre música monotemática, pero hay espacio para todos”, dice Torroja.

DE LA EMANCIPACIÓN A LA INCREDULIDAD

A Ana Torroja la tomó por sorpresa La Movida, ese escaparate perfecto para quienes hicieron de la provocación su único principio. La juventud española estaba ávida de libertad luego de más de 35 años de dictadura. En este caldo de cultivo nació Mecano, cuyos integrantes crecieron en la España que decía obedecer sólo a Dios y a Francisco Franco.

Por entonces, ninguno de los tres miembros de la banda —Ana Torroja, Nacho Cano y José María Cano— sabía que en unos años se convertirían en el mayor fenómeno del pop en español, con un récord de 25 millones de discos a nivel mundial.

Mecano fue el grupo que musicalizó los primeros pasos de la democracia española. Canciones como Me voy de casa, Maquillaje o Me colé en una fiesta —todas ellas del álbum debut de 1982— fueron un golpe al avispero, que por entonces zumbaba al ritmo de baladistas como Raphael o Joan Manuel Serrat, quienes no satisfacían las ganas de bailar de las nuevas generaciones.

Torroja asegura que Mecano se desarrolló en un momento político excepcional, porque aunque la emancipación de la dictadura apenas comenzaba, todavía quedaban vestigios de conservadurismo. Y toda esa generación que estuvo inconforme con el poder —en cualquiera de sus formas, desde la familia hasta el gobierno o la policía— encontró su rebelión en el baile y el new wave.

"Todo eso ocurrió en los años ochenta, justamente después de la muerte de Franco. Vivimos esas expresiones de libertad, de no callarse, de decir lo que pensábamos, de enfrentar la censura", comenta Torroja. "Sin embargo, luego hubo un momento de aletargamiento, pero veo que ahora la protesta ha resurgido en mi país y veo que la gente cada vez se calla menos".

Para ella, el mundo vive una catarsis. Y como ejemplo cita a la pandemia de COVID-19 y a los movimientos afroamericanos de Estados Unidos, ocurridos tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía de Mineápolis.

"La globalización nos ha unido para defender nuestras ideas y para combatir lo que creemos que es injusto. Lo que pasó en Estados Unidos no puede quedar impune", afirma.

Torroja hoy se asume como una mujer incrédula ante la clase política, de la que dice sentirse muy decepcionada.

"El ser humano viene defectuoso de fábrica. Por eso es complicado que, cuando una persona llega al poder, realmente cumpla lo que dijo, porque el poder corrompe. Cada vez hay menos políticos de verdad en el mundo. Miramos más el interés propio que el interés colectivo", afirma.

Con una gran seguridad, Torroja asegura que a sus canciones no les cambiaría ni una coma. Dice sentirse cómoda con su evolución artística y afirma que su principal temor es clonarse a sí misma.

"Mecano forma parte de mi equipaje de vida. Lo llevo conmigo. Forma parte de mi presente. Muchas canciones de aquella época siguen tan vivas como si hubieran nacido hoy. Las nuevas generaciones siguen escuchando a Mecano. Por es Mecano es mi presente. Y así será hasta la tumba".

República

Apoya Claudia Pavlovich iniciativas que impulsan la minería en México

Durante la conferencia “Reactivación de la minería en la nueva normalidad”, la gobernadora solicitó el regreso del Fondo Minero para beneficiar a los municipios con esa vocación

República

Altas temperaturas cobran la vida de dos personas en Sonora

Las víctimas sufrieron un golpe de calor, condición en la que la falta de hidratación en el cuerpo hace que los órganos dejen de funcionar.

Local

Piden reponer par de Altos caídos frente a parque la tortuga

Los vecinos de la colonia Altar son testigos de cómo en ausencia de los señalamientos los vehículos pasan a gran velocidad por la zona

Sociedad

Avanzan en Puebla candados en publicidad de candidatos

Prohibirán propaganda de candidatos en transporte público y espectaculares

Política

Reforma judicial, en la congeladora del Senado

El objetivo de la iniciativa es combatir la corrupción y el nepotismo que se da entre los jueces y los magistrados

Política

Yo soy de izquierda, de la de a de veras: Israel Rivas

Israel Rivas, líder de los padres de familia de niños con cáncer, desde joven aprendió a luchar en Chiapas y para obtener la pensión de su papá

Gossip

Bad Bunny, el niño raro de reguetón

El reguetón es ya la propiedad de las masas, pero aún hay quien observa en Bad Bunny el lado más rupestre de la música

Sociedad

Federación va al rescate de Tabasco ante casos de coronavirus

Reportan saturación del 85 por ciento en el principal centro hospitalario para el de combate contra la pandemia en el estado

Gossip

Brooklyn nine nine se muda a la cárcel

La excéntrica oficina de la Comisaría 99 ya no será el escenario principal de la nueva temporada de la serie protagonizada por el detective Jake Peralta