/ lunes 22 de junio de 2020

Beneficia a la naturaleza el tiempo de resguardo social

Coinciden ambientalistas en la recuperación de territorios de la vida silvestre durante esta pandemia debido a la no movilidad o a la reducida movilidad urbana en diversas partes del mundo

Este tiempo de poca movilidad urbana, de aislamiento social por la contingencia sanitaria por Covid-19, ha beneficiado a la ecología de la región en playas, desiertos y en las propias ciudades, permitiendo una mejora en los ecosistemas.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

La arquitecta Neidy Catarina Rangel López, especialista en el tema de biosustentabilidad y promotora del ciclismo urbano, consideró que, en este tiempo de pausa, de reflexión, de análisis y de resguardo, se siente y se vibra un ambiente nuevo en la ciudad.

Opinó que las dinámicas de interacción han logrado ser de total beneficio a las áreas naturales protegidas, a las zonas costeras y los lugares turísticos catalogados como reservas nacionales y mundiales.

Es tan notable simplemente en las ciudades, como la nuestra, que la baja en la movilidad de vehículos motorizados ha brindado un cambio en el aire que se respira. Los municipios con verificación diaria de los índices de partículas suspendidas y de calidad del aire, han dado noticias alentadoras de un claro panorama y que sí es posible poder controlar estos números.

Si no se utilizaran los vehículos de combustibles fósiles como principal medio de transporte todo esto fuese diferente, en algunas ciudades de México los colectivos ciclistas también promovieron con más fuerza la utilización de la bicicleta como una de las alternativas más viables por la ausencia de contacto humano y de poder transportarse sanamente y libremente por las localidades.

La poca afluencia de gente en la calle, sobre todo, de automovilistas, permitió que bajaran los niveles de contaminación ambiental en este tiempo de distanciamiento social por la pandemia / Alonso Moreno | Tribuna de San Luis

“Hoy podemos comprobar que, en nuestras áreas verdes, en las zonas costeras y de bosques, la fauna perdió, de cierta manera, el temor a explorar nuevas fronteras, se han captado manadas de venados o de ciertos mamíferos en lugares donde hacía décadas, simplemente, parecían inexistentes”, subrayó Neidy Rangel.

Asimismo, las aguas de algunos ríos por el detenimiento de la producción de las industrias, cambió de turbia a cristalina.

Sin embargo, consideró que todas estas mejoras pueden llegar para quedarse, el repensar, el replantear nuestras acciones, es un deber, es una responsabilidad, que debemos asumir para ser parte del cambio, vivir con lo mínimo, aprovechar los tiempos de reflexión para hacer de esto algo permanente”.

Agregó “debemos de reinventarnos, ver la ciudad a escala humana y trabajar multidisciplinariamente para ejercer las normativas con más fuerza, ser propositivos y crear comunidad, pues solo así la nueva normalidad será mucho más llevadera en todos los entornos y podremos así convivir los unos con los otros en ambientes mucho más limpios, armónicos y respetuosos del reclamo que el mismo planeta nos está haciendo”.

SE BENEFICIÓ LA FAUNA

Por su parte, Martha Román Rodríguez, coordinadora de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes), resaltó que la poca o nula presencia de turistas locales y foráneos a las playas del Golfo de Santa Clara durante las vacaciones de Semana Santa, por las restricciones que se dieron por la pandemia, fue de beneficio para las especies marinas

Este año, el arribazón reproductivo para el desove del pejerrey, que se da precisamente en Semana Santa, y que además se combina con la migración de las aves conocidas como playero rojizo, que se alimentan de los huevecillos que desova el pejerrey en las playas del Golfo de California, se vio menos perturbada que en ocasiones anteriores y que en décadas.

Este año el desove del pejerrey en las playas del Golfo de California, se vio menos perturbada por la poca presencia de turistas durante Semana Santa / Archivo | Tribuna de San Luis

“Yo creo que no habíamos visto esa poca perturbación de este proceso bioecológico de desove del pejerrey y de la alimentación del playero rojizo. Bueno, no sólo del playero rojizo sino de otras aves migratorias, playeras”, comentó.

Las personas que están en el Golfo de Santa Clara documentando estos eventos por parte de Pronatura y de la Universidad Autónoma de Baja California Sur compartieron algunas fotografías no sólo de aves playeras sino que algunas otras alimentándose del pejerrey, de manera más tranquila sin preocupación, debido a que había muy poca gente en las playas.

EL GOLFO SE CONSERVÓ LIMPIO

Mientras tanto, el delegado del Golfo de Santa Clara, Adán González, externó que en el periodo de celebración de Semana Santa, en este poblado turístico no tuvieron problemas de contaminación de basura, debido a que no llegaron los visitantes, por lo tanto, no hubo acumulación de desechos.

Debido a las restricciones de visitantes en el poblado por la crisis sanitaria por el Covid-19, el lugar se mantiene libre de basura / Archivo | Tribuna de San Luis

Mencionó que los residentes del lugar respetaron la recomendación de quedarse en casa, emitida por las autoridades de salud para evitar la propagación del coronavirus, de ahí que en las pasadas vacaciones se Semana Mayor, el Golfo de Santa Clara se mantuvo limpio, libre de basura.

Este tiempo de poca movilidad urbana, de aislamiento social por la contingencia sanitaria por Covid-19, ha beneficiado a la ecología de la región en playas, desiertos y en las propias ciudades, permitiendo una mejora en los ecosistemas.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

La arquitecta Neidy Catarina Rangel López, especialista en el tema de biosustentabilidad y promotora del ciclismo urbano, consideró que, en este tiempo de pausa, de reflexión, de análisis y de resguardo, se siente y se vibra un ambiente nuevo en la ciudad.

Opinó que las dinámicas de interacción han logrado ser de total beneficio a las áreas naturales protegidas, a las zonas costeras y los lugares turísticos catalogados como reservas nacionales y mundiales.

Es tan notable simplemente en las ciudades, como la nuestra, que la baja en la movilidad de vehículos motorizados ha brindado un cambio en el aire que se respira. Los municipios con verificación diaria de los índices de partículas suspendidas y de calidad del aire, han dado noticias alentadoras de un claro panorama y que sí es posible poder controlar estos números.

Si no se utilizaran los vehículos de combustibles fósiles como principal medio de transporte todo esto fuese diferente, en algunas ciudades de México los colectivos ciclistas también promovieron con más fuerza la utilización de la bicicleta como una de las alternativas más viables por la ausencia de contacto humano y de poder transportarse sanamente y libremente por las localidades.

La poca afluencia de gente en la calle, sobre todo, de automovilistas, permitió que bajaran los niveles de contaminación ambiental en este tiempo de distanciamiento social por la pandemia / Alonso Moreno | Tribuna de San Luis

“Hoy podemos comprobar que, en nuestras áreas verdes, en las zonas costeras y de bosques, la fauna perdió, de cierta manera, el temor a explorar nuevas fronteras, se han captado manadas de venados o de ciertos mamíferos en lugares donde hacía décadas, simplemente, parecían inexistentes”, subrayó Neidy Rangel.

Asimismo, las aguas de algunos ríos por el detenimiento de la producción de las industrias, cambió de turbia a cristalina.

Sin embargo, consideró que todas estas mejoras pueden llegar para quedarse, el repensar, el replantear nuestras acciones, es un deber, es una responsabilidad, que debemos asumir para ser parte del cambio, vivir con lo mínimo, aprovechar los tiempos de reflexión para hacer de esto algo permanente”.

Agregó “debemos de reinventarnos, ver la ciudad a escala humana y trabajar multidisciplinariamente para ejercer las normativas con más fuerza, ser propositivos y crear comunidad, pues solo así la nueva normalidad será mucho más llevadera en todos los entornos y podremos así convivir los unos con los otros en ambientes mucho más limpios, armónicos y respetuosos del reclamo que el mismo planeta nos está haciendo”.

SE BENEFICIÓ LA FAUNA

Por su parte, Martha Román Rodríguez, coordinadora de la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (Cedes), resaltó que la poca o nula presencia de turistas locales y foráneos a las playas del Golfo de Santa Clara durante las vacaciones de Semana Santa, por las restricciones que se dieron por la pandemia, fue de beneficio para las especies marinas

Este año, el arribazón reproductivo para el desove del pejerrey, que se da precisamente en Semana Santa, y que además se combina con la migración de las aves conocidas como playero rojizo, que se alimentan de los huevecillos que desova el pejerrey en las playas del Golfo de California, se vio menos perturbada que en ocasiones anteriores y que en décadas.

Este año el desove del pejerrey en las playas del Golfo de California, se vio menos perturbada por la poca presencia de turistas durante Semana Santa / Archivo | Tribuna de San Luis

“Yo creo que no habíamos visto esa poca perturbación de este proceso bioecológico de desove del pejerrey y de la alimentación del playero rojizo. Bueno, no sólo del playero rojizo sino de otras aves migratorias, playeras”, comentó.

Las personas que están en el Golfo de Santa Clara documentando estos eventos por parte de Pronatura y de la Universidad Autónoma de Baja California Sur compartieron algunas fotografías no sólo de aves playeras sino que algunas otras alimentándose del pejerrey, de manera más tranquila sin preocupación, debido a que había muy poca gente en las playas.

EL GOLFO SE CONSERVÓ LIMPIO

Mientras tanto, el delegado del Golfo de Santa Clara, Adán González, externó que en el periodo de celebración de Semana Santa, en este poblado turístico no tuvieron problemas de contaminación de basura, debido a que no llegaron los visitantes, por lo tanto, no hubo acumulación de desechos.

Debido a las restricciones de visitantes en el poblado por la crisis sanitaria por el Covid-19, el lugar se mantiene libre de basura / Archivo | Tribuna de San Luis

Mencionó que los residentes del lugar respetaron la recomendación de quedarse en casa, emitida por las autoridades de salud para evitar la propagación del coronavirus, de ahí que en las pasadas vacaciones se Semana Mayor, el Golfo de Santa Clara se mantuvo limpio, libre de basura.

Local

Patricia ayuda a joven repartidor: En redes sociales la felicitan

Aseguran que todavía hay personas dispuestas a ayudar desinteresadamente

Policiaca

Avanzan las investigaciones sobre hombre baleado en avenida Nuevo León y calle 22

De acuerdo información policial, los hechos se registraron en el interior de los baños de conocida tienda de conveniencia

Local

Gestores acaparan las citas para trámites en el INE

Venden citas, cuando son totalmente gratis para quienes buscan sacar su credencial

Sociedad

Cardenal de Guadalajara señala que fue retenido por el narco al norte de Jalisco

Reveló que no es la primera vez que le pasa y diceque no es miedo lo que tiene sino precaución

Policiaca

Localizan a hombre muerto por disparos

A bordo de una camioneta de color negro y modelo reciente

Local

Marchan con orgullo: Comunidad LGBTQ pide respeto y aceptación

Más de 200 personas salieron de nuevo a las calles, para pedir que se acabe la intolerancia hacia la gente no heterosexual

Política

Se debe dar seguimiento al Pacto Migratorio entre México y EU: Colef

El académico José María Ramos señaló que el desafío subyace en cómo se vinculan los programas del gobierno de México y los EU y la manera en que abordan la migración

Celebridades

Christian Nodal aparece en la portada de Rolling Stone

El cantante mexicano sigue sumando éxitos y esta vez apareció en una de las revistas más importantes para contar detalles de su historia de vida y carrera

Sociedad

México con las 18 ciudades más peligrosas y violentas del mundo, revela estudio del IBD

La gran mayoría de las entidades y municipios no tienen el estado de fuerza necesario para cubrir de manera adecuada los turnos y los sectores de vigilancia