/ viernes 6 de diciembre de 2019

Cuidan cultivos a pesar del clima

Para Andrés, el cuidar cultivo es una profesión “vieja” que ya tiene haciéndola desde hace 7 años.

Los jornaleros tienen por obligación el cuidar los cultivos del valle, eso a pesar de las inclemencias del clima, que muchas veces son fuertes, pero hay que soportarlas.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Tal es el caso de Andrés Gutiérrez, quien tiene siete años dedicándose a las labores agrícolas, que las hace sin importar cómo esté el clima, porque eso no lo detiene para hacer su trabajo.

Originario de Ciudad Obregón, Sonora, se encarga de cuidar el cultivo de culantro, que es uno de los productos más demandados en la región y que tiene más importancia entre las hortalizas.

“La jornada de trabajo comienza para nosotros a las 7:00 de la mañana y termina a las 3:00 de la tarde; nosotros tratamos de hacer nuestra chamba con todo y frío, tal vez lo único que no detiene es la lluvia, pero lo demás no”.

Dijo que trabajan incluso los sábados, aunque en un horario más cómodo, de 8:00 de la mañana a 12:00 del día.

En cuanto a la ropa de frío que usan, prefieren usar rompevientos porque es una prensa que les permite moverse más fácilmente y los hace sentir cómodos, pero a veces traen chamarras delgadas para aminorar las bajas temperaturas que apenas se dejan sentir.

Negó que hayan tenido algún percance, en el tiempo que tienen laborando en ello, solamente se han dedicado a sacar la yerba de los cultivos para que no estorbe el desarrollo del producto.

“Nos hemos ido de uno por uno en los surcos para que quede limpios, y que no haya problemas con la siembra”.

En relación a sus compañeros de trabajo (eran aproximadamente 10 personas), afirmó que todos se llevan bien, y que no hay parientes suyos en la cuadrilla a la que pertenece.

Aseguró que se ha criado en esta región y que siempre se ha dedicado a las labores agrícolas, lo que le ha traído grandes satisfacciones, y que de ese trabajo saca su sustento diario.

“La verdad es que sí deja el trabajar en esto, no me quejo, aunque no estaría mal que hubiera un aumento (risas)”.

A pesar del clima, los jornaleros tienen que sacar su trabajo adelante, quizás lo único que les detendría, sería la lluvia.

Los jornaleros tienen por obligación el cuidar los cultivos del valle, eso a pesar de las inclemencias del clima, que muchas veces son fuertes, pero hay que soportarlas.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Tal es el caso de Andrés Gutiérrez, quien tiene siete años dedicándose a las labores agrícolas, que las hace sin importar cómo esté el clima, porque eso no lo detiene para hacer su trabajo.

Originario de Ciudad Obregón, Sonora, se encarga de cuidar el cultivo de culantro, que es uno de los productos más demandados en la región y que tiene más importancia entre las hortalizas.

“La jornada de trabajo comienza para nosotros a las 7:00 de la mañana y termina a las 3:00 de la tarde; nosotros tratamos de hacer nuestra chamba con todo y frío, tal vez lo único que no detiene es la lluvia, pero lo demás no”.

Dijo que trabajan incluso los sábados, aunque en un horario más cómodo, de 8:00 de la mañana a 12:00 del día.

En cuanto a la ropa de frío que usan, prefieren usar rompevientos porque es una prensa que les permite moverse más fácilmente y los hace sentir cómodos, pero a veces traen chamarras delgadas para aminorar las bajas temperaturas que apenas se dejan sentir.

Negó que hayan tenido algún percance, en el tiempo que tienen laborando en ello, solamente se han dedicado a sacar la yerba de los cultivos para que no estorbe el desarrollo del producto.

“Nos hemos ido de uno por uno en los surcos para que quede limpios, y que no haya problemas con la siembra”.

En relación a sus compañeros de trabajo (eran aproximadamente 10 personas), afirmó que todos se llevan bien, y que no hay parientes suyos en la cuadrilla a la que pertenece.

Aseguró que se ha criado en esta región y que siempre se ha dedicado a las labores agrícolas, lo que le ha traído grandes satisfacciones, y que de ese trabajo saca su sustento diario.

“La verdad es que sí deja el trabajar en esto, no me quejo, aunque no estaría mal que hubiera un aumento (risas)”.

A pesar del clima, los jornaleros tienen que sacar su trabajo adelante, quizás lo único que les detendría, sería la lluvia.

Local

“Va bien, pero le falta”, opinan empresarias sobre AMLO

Al tomar en cuenta la aceptación y apoyo al sector más vulnerable de la sociedad, dicen que el presidente lleva un gobierno aceptable

Local

Esperan reactivar pronto turismo en Golfo; reiteran bloqueo a visitantes no esenciales

A más de tres meses de la contingencia sanitaria, el poblado pesquero busca prepararse para el posible cambio en el semáforo epidemiológico para poder reactivarse pues enfrenta una dura crisis económica

Local

En esta cuarentena aumentaron compradores de utensilios para cocinar y juegos de mesa

Empleados de tiendas de artesanías señalaron que una vez que las autoridades de salud emitieron la indicación de quedarse en casa; creció la demanda, sobre todo, de mandiles de tela, placas para hacer tortillas, loterías, dominós y barajas

Finanzas

Cerrarán 500 mil empresas en México, prevé la Cepal

Alicia Bárcena recomendó a los gobiernos de Al otorgar apoyos para evitar la quiebra de negocios

Sociedad

Gobernadores piden cierre de frontera norte por Covid-19

Francisco García Cabeza de Vaca llama a la Cancillería a sólo permitir el paso esencial en el norte

Sociedad

Narco impone toque de queda durante pandemia

Amenazas a médicos y cobro de "impuestos", entre las acciones del crimen organizado, alerta Gobernación

Sociedad

Coronavirus: ¿el fin del mundo está cerca?

El pastor evangélico más cercano a AMLO piensa que el anticristo está cerca y los testigos de Jehová creen que las profecías se están cumpliendo

Sociedad

Anexos de Guanajuato cierran por temor a atentados

Ya hay acuerdos entre autoridades para reforzar la seguridad en centros de rehabilitación de Irapuato

Mundo

La Meca sufre por restricciones de viaje

Este año, la peregrinación a la ciudad santa musulmana se limitó a mil personas. El hach, nombre de la celebración, está previsto para finales de julio