/ martes 23 de febrero de 2021

Desde hace 10 años, Silvia Viveros entrega comida a familias vulnerables

Alrededor de 50 platos de comida caliente entrega Silvia Viveros a familias vulnerables de la colonia Reforma, los cuales prepara con recursos propios

A Silvia Viveros Mosqueda no hay nada que la detenga ni desanime para compartir un poco de lo que tiene con los más necesitados, pues, aunque en este tiempo de pandemia suspendió la atención presencial en el comedor comunitario que instaló en su casa, se dio a la tarea de llevar comida recién hecha a los domicilios de decenas de niños y niñas que acudían a diario.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

Hace 10 años, Silvia Viveros viendo las carencias de algunas familias residentes de la colonia Reforma decidió cocinar todos los días para apoyarlas, principalmente, a los niños y niñas que pasaban por su casa rumbo a una escuela cercana.

“Empecé sirviendo comida debajo de un árbol, luego puse una sombra. Invitaba a los niños a desayunar y a comer y aceptaban gustosos. Por aquí, por mi casa, pasaban cuando iban a la escuela y a la hora de salida y ya sabían que los esperaba con un plato de comida calientita”, expuso.

Posteriormente, la señora Silvia nombró a este lugar Comedor Comunitario “Estrellita milagrosa” y con la colaboración de algunos miembros de clubes sociales, empresarios, deportistas e integrantes de una iglesia de Indiana, Estados Unidos, pudo construir un local cerrado y equiparlo con mesas, sillas y estufa para atender a alrededor de 40 menores que llegaban a comer a la avenida Hortensias entre las calles 35 y 36.

Dijo que, durante una década de funcionamiento del comedor, ha recibido ayuda de algunas personas, sin embargo, la cooperación no es de forma constante ni permanente, por lo que ella prepara los alimentos con ingredientes que tiene en la alacena de su hogar, apoyada, principalmente, por su esposo y sus hijos.

A mis 65 años tengo desgaste de rodillas, diabetes y presión arterial alta, pero no hay nada que me detenga. Dios me da fuerzas para levantarme con ánimo de servir a los demásSilvia Viveros

“Comparto lo que tengo en casa. A veces preparo sopita de arroz, espagueti, pollo con mole, papas con chorizo, burritos de frijoles o de huevo con wini, galletitas, aguas frescas o jugos. Les doy lo que tengo a la mano”, destacó.

Para evitar riesgos de contagios de Covid-19, desde el inicio de la contingencia sanitaria no recibe a los comensales en las instalaciones del Comedor Comunitario por lo que optó por llevar la comida a las casas de los niños y de las niñas en donde a diario entrega alrededor de 50 platillos.

¡Más fácil y más sencillo! Mejoramos la experiencia de lectura de nuestra edición digital ¡Suscríbete ahora!

A pesar de no tener una solvencia económica holgada, Silvia Viveros ayuda a quien más lo necesita/Cortesía | Silvia Viveros

“A mis 65 años tengo desgaste de rodillas, diabetes y presión arterial alta, pero no hay nada que me detenga. Dios me da fuerzas para levantarme con ánimo de servir a los demás”, subrayó.

Las personas que deseen cooperar con gas y alimentos para que Silvia Vivero pueda seguir con esta noble labor pueden comunicarse al teléfono 6535384462.

A Silvia Viveros Mosqueda no hay nada que la detenga ni desanime para compartir un poco de lo que tiene con los más necesitados, pues, aunque en este tiempo de pandemia suspendió la atención presencial en el comedor comunitario que instaló en su casa, se dio a la tarea de llevar comida recién hecha a los domicilios de decenas de niños y niñas que acudían a diario.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

Hace 10 años, Silvia Viveros viendo las carencias de algunas familias residentes de la colonia Reforma decidió cocinar todos los días para apoyarlas, principalmente, a los niños y niñas que pasaban por su casa rumbo a una escuela cercana.

“Empecé sirviendo comida debajo de un árbol, luego puse una sombra. Invitaba a los niños a desayunar y a comer y aceptaban gustosos. Por aquí, por mi casa, pasaban cuando iban a la escuela y a la hora de salida y ya sabían que los esperaba con un plato de comida calientita”, expuso.

Posteriormente, la señora Silvia nombró a este lugar Comedor Comunitario “Estrellita milagrosa” y con la colaboración de algunos miembros de clubes sociales, empresarios, deportistas e integrantes de una iglesia de Indiana, Estados Unidos, pudo construir un local cerrado y equiparlo con mesas, sillas y estufa para atender a alrededor de 40 menores que llegaban a comer a la avenida Hortensias entre las calles 35 y 36.

Dijo que, durante una década de funcionamiento del comedor, ha recibido ayuda de algunas personas, sin embargo, la cooperación no es de forma constante ni permanente, por lo que ella prepara los alimentos con ingredientes que tiene en la alacena de su hogar, apoyada, principalmente, por su esposo y sus hijos.

A mis 65 años tengo desgaste de rodillas, diabetes y presión arterial alta, pero no hay nada que me detenga. Dios me da fuerzas para levantarme con ánimo de servir a los demásSilvia Viveros

“Comparto lo que tengo en casa. A veces preparo sopita de arroz, espagueti, pollo con mole, papas con chorizo, burritos de frijoles o de huevo con wini, galletitas, aguas frescas o jugos. Les doy lo que tengo a la mano”, destacó.

Para evitar riesgos de contagios de Covid-19, desde el inicio de la contingencia sanitaria no recibe a los comensales en las instalaciones del Comedor Comunitario por lo que optó por llevar la comida a las casas de los niños y de las niñas en donde a diario entrega alrededor de 50 platillos.

¡Más fácil y más sencillo! Mejoramos la experiencia de lectura de nuestra edición digital ¡Suscríbete ahora!

A pesar de no tener una solvencia económica holgada, Silvia Viveros ayuda a quien más lo necesita/Cortesía | Silvia Viveros

“A mis 65 años tengo desgaste de rodillas, diabetes y presión arterial alta, pero no hay nada que me detenga. Dios me da fuerzas para levantarme con ánimo de servir a los demás”, subrayó.

Las personas que deseen cooperar con gas y alimentos para que Silvia Vivero pueda seguir con esta noble labor pueden comunicarse al teléfono 6535384462.

Local

#BringTadeoBack: Exigen restitución de Tadeo de La Hoya en San Luis, Arizona

De acuerdo con palabras del alcalde Gerardo Sánchez, esto provocará la detención de proyectos de impacto, como la remodelación de la garita que conecta la ciudad con SLRC

Local

¿Sabes que documentos debes llevar para recibir la segunda dosis? Aquí te decimos

Es importante cumplir con los requisitos para agilizar el tiempo de espera en la Jornada de Vacunación Covid-19

Local

Aumenta un 15% la demanda de actas de nacimiento por inicio de clases

Esta es la temporada en que aumenta a demanda por los trámites escolares

Local

Aumenta un 15% la demanda de actas de nacimiento por inicio de clases

Esta es la temporada en que aumenta a demanda por los trámites escolares

Local

Vecinos de la colonia Residencias piden quitar contenedor de basura de hospital

El contenedor que emana olores fétidos, además que les estorba para el pase de vehículos

Local

#BringTadeoBack: Exigen restitución de Tadeo de La Hoya en San Luis, Arizona

De acuerdo con palabras del alcalde Gerardo Sánchez, esto provocará la detención de proyectos de impacto, como la remodelación de la garita que conecta la ciudad con SLRC

Local

Pescadores deben capturar al tiburón fuera de la zona protegida

Además, no deben usar redes agalleras por estar prohibidas

Local

Confirman el regreso a clases presenciales este 30 de agosto

Conforme a las condiciones sanitarias se determinará la gradualidad del retorno a las aulas

Círculos

Festejan a Itza Vega por su cumpleaños

Organizan celebración en honor de la joven, quien disfruto de momentos inolvidables, rodeada de su querida familia