/ viernes 12 de marzo de 2021

En los años 50´s y 60´s los sanluisinos se entretenían con transmisiones de beisbol

Los ciudadanos se divertían escuchando juegos por radio, esperándolos ansiosos sentados en los patios de sus casas, en familia

A finales de 1950 y principios de 1960 empezaron a transmitirse los juegos de beisbol en vivo por la radiodifusora XECB que tenía sus oficinas en avenida Obregón, entre calles 10 y 11, lo cual resultaba muy atractivo para la población sanluisina que en ese tiempo tenía pocas opciones de entretenimiento, entre éstas el cine y las corridas de toros.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM


Así lo escribió Ramón Noriega Rascón en su libro “Historias y narraciones del viejo San Luis Río Colorado. Un puente a nuestro pasado”, en el que expuso que don Francisco Márquez cubría las narraciones de lo que pasaba en el Campo Deportivo “San Luis” con una buena dosis de maestría en la conducción que complementaba con todo tipo de chascarrillos y anécdotas relacionadas con el “rey de los deportes”, lo que hacía muy amenas las transmisiones y daba mayor atractivo a los eventos municipales.

Durante el primer torneo estatal, cuya sede fue asignada a San Luis por primera vez en 1961, recordó que en ese tiempo tenía 11 años cuando jugaba la selección local contra la de Sonoyta y lanzaba por este municipio la máxima estrella de esos años, “El Cache” Rodríguez y por los contrincantes un pitcher espigado y flaco al estilo de Vito Vitolo, quien desde las primeras entradas se vio imposibilitado de contener a los fuertes bateadores de Algodoneros.

Ante esa “paliza” tempranera, en la que también colaboraba el tercera base, un jugador de complexión gruesa y cuello corto que a cada roletazo nadamas se agachaba, ocasionado la gritería y risas de los aficionados.


DISFRUTABAN EL BEISBOL EN FAMILIA


Ramón Noriega señaló que a falta de espectáculos que en los cincuenta y sesenta eran pocos, pues solo había corridas de toros y cines en San Luis, los ciudadanos se divertían escuchando juegos de beisbol por radio, esperándolos ansiosos sentados en los patios de sus casas, en familia.

Al escuchar a los comentaristas narrar el juego de beisbol, los radioescuchas se emocionaban, sentían que eran parte de la afición que estaba en el campo deportivo.

Mientras, en las gradas del estadio de beisbol se reunían los aficionados que gozaban al máximo lo que sucedía en el campo y aprovechando todo tipo de pifias enronquecían gritando insultos y consignas o como actualmente se dice: “Lanzar carrilla al enemigo y porras a los locales”.

Entre los “carrilludos” estaba Pablo Haro, propietario de las empresas Boliche Haro y Fotografía Haro, quien no se perdía los encuentros de la selección sanluisina.

Un día, cuando el manager de Sonoyta platicaba con “El Vitolo”, don Pablo Haro al calor de las refrescantes ambarinas “Carta Blanca” le gritó a todo pulmón que hasta la transmisión de radio se escuchó: “¡Managerrr...no les des consejos!... ¡Dale comidaaa¡”, mientras al “Cache” siempre le gritaba: “¡Ése es mi hijo!”.

¡MÁS FÁCIL Y MÁS SENCILLO! MEJORAMOS LA EXPERIENCIA DE LECTURA DE NUESTRA EDICIÓN DIGITAL ¡SUSCRÍBETE!


En la estación radiofónica XECB empezaron las primeras transmisiones de juegos de beisbol, a finales de 1950 / CORTESÍA | RAMÓN NORIEGA RASCÓN

SAN LUIS EN LOS SESENTA

En el libro, Noriega Rascón mencionó que transcurría 1960 en esta ciudad que en ese tiempo tenía 28 mil 545 habitantes y se notaba un cierto progreso en su urbanización al iniciar los trabajos de pavimentación de la calle Sexta, por ser una vialidad que daba acceso a la zona de tolerancia y a la zona agrícola al conectarse con la calzada Constitución.

Dicha pavimentación solo comprendía dos carriles que quedaban precisamente en el centro de la amplia calle. También se asfaltaron las avenidas Obregón, Madero y Juárez, de la calle Primera a la Sexta. Además, a estas calles y avenidas se les instaló un moderno sistema de arbotantes con lámparas de luz mercurial y algunos semáforos en los cruces más importantes, lo que daba una agradable imagen al sector.

Este municipio, a diferencia de otras localidades del estado, contaba con un trazado cuadriculado y amplias avenidas que se iluminaban durante las noches, causando el regocijo de la chamacada que podía jugar hasta altas horas.


Todavía hace algunos años se transmitían por radio los encuentros en el Estadio “Andrés Mena Montijo”, antes llamado Revolución / ALONSO MORENO | Tribuna de San Luis


A finales de 1950 y principios de 1960 empezaron a transmitirse los juegos de beisbol en vivo por la radiodifusora XECB que tenía sus oficinas en avenida Obregón, entre calles 10 y 11, lo cual resultaba muy atractivo para la población sanluisina que en ese tiempo tenía pocas opciones de entretenimiento, entre éstas el cine y las corridas de toros.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM


Así lo escribió Ramón Noriega Rascón en su libro “Historias y narraciones del viejo San Luis Río Colorado. Un puente a nuestro pasado”, en el que expuso que don Francisco Márquez cubría las narraciones de lo que pasaba en el Campo Deportivo “San Luis” con una buena dosis de maestría en la conducción que complementaba con todo tipo de chascarrillos y anécdotas relacionadas con el “rey de los deportes”, lo que hacía muy amenas las transmisiones y daba mayor atractivo a los eventos municipales.

Durante el primer torneo estatal, cuya sede fue asignada a San Luis por primera vez en 1961, recordó que en ese tiempo tenía 11 años cuando jugaba la selección local contra la de Sonoyta y lanzaba por este municipio la máxima estrella de esos años, “El Cache” Rodríguez y por los contrincantes un pitcher espigado y flaco al estilo de Vito Vitolo, quien desde las primeras entradas se vio imposibilitado de contener a los fuertes bateadores de Algodoneros.

Ante esa “paliza” tempranera, en la que también colaboraba el tercera base, un jugador de complexión gruesa y cuello corto que a cada roletazo nadamas se agachaba, ocasionado la gritería y risas de los aficionados.


DISFRUTABAN EL BEISBOL EN FAMILIA


Ramón Noriega señaló que a falta de espectáculos que en los cincuenta y sesenta eran pocos, pues solo había corridas de toros y cines en San Luis, los ciudadanos se divertían escuchando juegos de beisbol por radio, esperándolos ansiosos sentados en los patios de sus casas, en familia.

Al escuchar a los comentaristas narrar el juego de beisbol, los radioescuchas se emocionaban, sentían que eran parte de la afición que estaba en el campo deportivo.

Mientras, en las gradas del estadio de beisbol se reunían los aficionados que gozaban al máximo lo que sucedía en el campo y aprovechando todo tipo de pifias enronquecían gritando insultos y consignas o como actualmente se dice: “Lanzar carrilla al enemigo y porras a los locales”.

Entre los “carrilludos” estaba Pablo Haro, propietario de las empresas Boliche Haro y Fotografía Haro, quien no se perdía los encuentros de la selección sanluisina.

Un día, cuando el manager de Sonoyta platicaba con “El Vitolo”, don Pablo Haro al calor de las refrescantes ambarinas “Carta Blanca” le gritó a todo pulmón que hasta la transmisión de radio se escuchó: “¡Managerrr...no les des consejos!... ¡Dale comidaaa¡”, mientras al “Cache” siempre le gritaba: “¡Ése es mi hijo!”.

¡MÁS FÁCIL Y MÁS SENCILLO! MEJORAMOS LA EXPERIENCIA DE LECTURA DE NUESTRA EDICIÓN DIGITAL ¡SUSCRÍBETE!


En la estación radiofónica XECB empezaron las primeras transmisiones de juegos de beisbol, a finales de 1950 / CORTESÍA | RAMÓN NORIEGA RASCÓN

SAN LUIS EN LOS SESENTA

En el libro, Noriega Rascón mencionó que transcurría 1960 en esta ciudad que en ese tiempo tenía 28 mil 545 habitantes y se notaba un cierto progreso en su urbanización al iniciar los trabajos de pavimentación de la calle Sexta, por ser una vialidad que daba acceso a la zona de tolerancia y a la zona agrícola al conectarse con la calzada Constitución.

Dicha pavimentación solo comprendía dos carriles que quedaban precisamente en el centro de la amplia calle. También se asfaltaron las avenidas Obregón, Madero y Juárez, de la calle Primera a la Sexta. Además, a estas calles y avenidas se les instaló un moderno sistema de arbotantes con lámparas de luz mercurial y algunos semáforos en los cruces más importantes, lo que daba una agradable imagen al sector.

Este municipio, a diferencia de otras localidades del estado, contaba con un trazado cuadriculado y amplias avenidas que se iluminaban durante las noches, causando el regocijo de la chamacada que podía jugar hasta altas horas.


Todavía hace algunos años se transmitían por radio los encuentros en el Estadio “Andrés Mena Montijo”, antes llamado Revolución / ALONSO MORENO | Tribuna de San Luis


Policiaca

Lugo Durón permanece en calidad de comandante en tanto se define su situación

Por lo pronto, queda de encargado de despacho, es posible que la semana entrante se decida su futuro

Local

Habrá un Foro de Alcohólicos Anónimos dirigido a los profesionistas

Con la finalidad de compartir esfuerzos y esperanza para ayudar a las personas que tienen problemas con su manera de beber

Local

[Galería] Abunda basura en las calles tras festejos patrios

Llegó la luz del día que dejó al descubierto botellas y botes de cerveza, así como otro tipo de desechos plásticos desperdigados por la vialidad

República

Cetys Universidad prepara evento por su 60 Aniversario

Inician este viernes 17 y terminan el jueves 23 de septiembre

Policiaca

Lugo Durón permanece en calidad de comandante en tanto se define su situación

Por lo pronto, queda de encargado de despacho, es posible que la semana entrante se decida su futuro

Local

Habrá un Foro de Alcohólicos Anónimos dirigido a los profesionistas

Con la finalidad de compartir esfuerzos y esperanza para ayudar a las personas que tienen problemas con su manera de beber

Local

Pediatra exhorta a papás a solicitar la vacuna para sus hijos de 12 a 17 años

Es necesario que los menores de edad estén vacunados porque se ha comprobado que las nuevas cepas del Covid-19 afectan principalmente a ellos

Local

[Galería] Abunda basura en las calles tras festejos patrios

Llegó la luz del día que dejó al descubierto botellas y botes de cerveza, así como otro tipo de desechos plásticos desperdigados por la vialidad

Local

Vecinos se quedaron sin electricidad por un accidente de autos

Residentes refirieron que el tercer “apagón” se dio por la mañana y tuvo una duración de alrededor de 120 minutos