/ jueves 28 de noviembre de 2019

Repatrían a 70 niños por esta frontera

El “sueño americano” se ve truncado incluso para quienes aún no han cumplido la mayoría de edad, algunos de ellos son echados fuera de EU por la frontera sanluisina

Más de 70 migrantes Menores No Acompañados (MNA) han sido repatriados por San Luis Río Colorado de 12 meses a la fecha, al ser éstos descubiertos por las autoridades norteamericanas con estadía irregular en Estados Unidos o bien, en el trayecto de cruzar la frontera, por lo que han sido puestos a disposición de la delegación local del Instituto Nacional de Migración (INM).

RECIBE LAS NOTICIAS DE TRIBUNA DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Al ser detectados como “indocumentados”, los menores son llevados por la Patrulla Fronteriza del Sector Yuma o por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, hasta la franja fronteriza donde el INM se apoya del orden estatal y municipal del DIF para que sea éste el ente encargado de que los deportados vuelvan al cuidado de un familiar, esta vez en su país de origen.

“Nosotros los apoyamos en el sentido de darles resguardo, comida, ropa y atención médica durante los días que sus familiares tardan en llegar a esta frontera por ellos”, comentó Dolores Josefina Torres López.

Los apoyamos al darles resguardo, comida y atención médica en lo que llegan sus familiares por ellos a SLRC

La subprocuradora de la defensa del menor y la familia de DIF Municipal dijo que la estadía de un menor repatriado en San Luis Río Colorado, puede variar según la distancia en que se encuentren sus responsables “se les avisa a sus familiares que el menor está en esta frontera para que vengan y ejerzan la guardia o custodia de éste; hay casos en los que el proceso tarda más de una semana” reveló.

LLEGAN ENFERMOS

Torres López dijo que se han percatado de casos en los que los menores llegan con alguna enfermedad viral e incluso algunos han presentado lesiones físicas, lo que puede deberse al trayecto en que atraviesan la frontera por zonas peligrosas y no logran sanar antes de salir de los Centros de detención para ser devueltos a las autoridades de su país.

Más de 70 migrantes Menores No Acompañados (MNA) han sido repatriados por San Luis Río Colorado de 12 meses a la fecha, al ser éstos descubiertos por las autoridades norteamericanas con estadía irregular en Estados Unidos o bien, en el trayecto de cruzar la frontera, por lo que han sido puestos a disposición de la delegación local del Instituto Nacional de Migración (INM).

RECIBE LAS NOTICIAS DE TRIBUNA DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Al ser detectados como “indocumentados”, los menores son llevados por la Patrulla Fronteriza del Sector Yuma o por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, hasta la franja fronteriza donde el INM se apoya del orden estatal y municipal del DIF para que sea éste el ente encargado de que los deportados vuelvan al cuidado de un familiar, esta vez en su país de origen.

“Nosotros los apoyamos en el sentido de darles resguardo, comida, ropa y atención médica durante los días que sus familiares tardan en llegar a esta frontera por ellos”, comentó Dolores Josefina Torres López.

Los apoyamos al darles resguardo, comida y atención médica en lo que llegan sus familiares por ellos a SLRC

La subprocuradora de la defensa del menor y la familia de DIF Municipal dijo que la estadía de un menor repatriado en San Luis Río Colorado, puede variar según la distancia en que se encuentren sus responsables “se les avisa a sus familiares que el menor está en esta frontera para que vengan y ejerzan la guardia o custodia de éste; hay casos en los que el proceso tarda más de una semana” reveló.

LLEGAN ENFERMOS

Torres López dijo que se han percatado de casos en los que los menores llegan con alguna enfermedad viral e incluso algunos han presentado lesiones físicas, lo que puede deberse al trayecto en que atraviesan la frontera por zonas peligrosas y no logran sanar antes de salir de los Centros de detención para ser devueltos a las autoridades de su país.