imagotipo

Sedentarismo y mala alimentación provocan hipertensión arterial

  • Gloria Negrete
  • en Local

En esta semana se reforzaron las acciones para prevenir casos de hipertensión arterial, al conmemorarse este 17 de mayo, el Día mundial de la lucha contra esta enfermedad que cada vez es más común ente los mexicanos al tener una vida sedentaria y no llevar una dieta balanceada.
Todos los años en el mes de mayo se celebra el Día mundial de la lucha contra la hipertensión arterial, con la finalidad de transmitir a la población la importancia del control de esta enfermedad, ya que hay múltiples estudios e investigaciones que demuestran que ésta es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso, en ocasiones, es un riesgo de vida. Así lo expuso la doctora Martha Ofelia López Rivera, directora del Centro de Salud Urbano de la Secretaría de Salud de Sonora, quien manifestó que en el transcurso de la presente semana se llevan a cabo una serie de actividades encaminadas a la prevención de dicho padecimiento, aunque éstas son permanentes se refuerzan en el marco del 17 de mayo.
El lema de esta fecha es “Conoce tus números” para indicar a la población que se someta a la prueba que ayuda a detectar problemas en la presión arterial, que se presentan cuando es arriba de 140/90. Se visitan empresas, dependencias de gobierno y se instalan módulos en el Centro de Salud Urbano para hacer chequeos a las personas que lo soliciten, quienes son atendidas por personal del área de enfermería.
La hipertensión arterial es más común entre los adultos con sobrepeso y diabetes, por lo que es necesario realizar ejercicio físico y comer alimentos saludables, evitando la comida grasosa y la sal, dijo.
Entre los factores de riesgo señaló el tabaquismo, alcoholismo, obesidad, familiares con esta enfermedad, vida sedentaria e inadecuada alimentación, entre otras, por lo que recomendó cuidarse para evitar enfermarse.
Algunas de las consecuencias de la presión arterial alta son problemas cardiacos, en los riñones, en la vista, además de infartos cerebrales y cardiacos que pueden provocar la muerte del paciente, apuntó la doctora Martha López.
Ante la presencia de visión borrosa, dolor de cabeza y falta de aire es necesario que la persona se someta a una prueba para verificar a presión arterial y de resultar arriba de 140/90, debe acudir de inmediato con el médico para que le indique el tratamiento a seguir.