/ lunes 10 de diciembre de 2018

Su “hobbie” es servir desde la Cruz Roja

Ismael Corona Torres dedica su tiempo libre para cumplir con su labor de socorrista, por lo que pasa los domingos, día de descanso del trabajo que tiene en una ferretería, en la Cruz Roja Mexicana de 8:00 a 20:00 horas

El señor Ismael Corona Torres ha dedicado 24 años de su vida a colaborar voluntariamente en la Cruz Roja Mexicana desarrollando la labor de socorrista, oficio que desde niño deseaba con desempeñar.

Cuando tenía 21 años de edad, Ismael Corona ingresó a las filas del personal de la benemérita institución, luego de apoyar a diversas agrupaciones de rescate como “Águilas del desierto”, Comisión Nacional de Emergencia y Cuerpo de Rescate.

Al entrar a la Cruz Roja Mexicana, Ismael Corona sabía de primeros auxilios, pero en esta institución adquirió mayor capacitación e incrementó sus conocimientos al grado de lograr, recientemente, la certificación como Técnico en Urgencias Médicas (TUM) en el nivel básico.

“Aquí constantemente nos capacitamos, actualizamos nuestros conocimientos. Eso es muy importante para brindar una atención de calidad a la comunidad”, externó.

SER SOCORRISTA NO ES FÁCIL

Ismael Corona recordó que cuando era niño, al pasar por el edificio de la Cruz Roja Mexicana, soñaba con algún día incluirse al grupo de socorristas para poder ayudar a las personas en situación de urgencia.

El socorrista confesó que a la Cruz Roja le tiene un cariño muy especial, ya que en este lugar conoció a Mirna Elizabeth Bedoy Zavala, con quien contrajo matrimonio y procreó dos hijos, Danna, de 17 años de edad y Kevin, de 11.

El pertenecer a esta institución no es fácil porque es un trabajo que implica mucha entrega y se realiza, en su caso, sin recibir remuneración económica; sin embargo, es muy satisfactorio debido a que se ayuda y sirve a la población que atraviesa por momentos difíciles a causa de enfermedades o accidentes.

Lamentó que algunas personas no comprendan el oficio del socorrista y critiquen a la institución sin saber que hay detrás de esta humanitaria labor y que no tomen en cuenta que un considerable número de jóvenes dedican voluntariamente parte de su tiempo para servir por medio de la Cruz Roja Mexicana y, resaltó, pocos son los agradecidos.

“No tengo intenciones de dejar de venir a la Cruz Roja porque me gusta servir, disfruto estar aquí, este es mi ´hobbie´. Aquí seguiré hasta que Dios me lo permita”, puntualizó.

El señor Ismael Corona Torres ha dedicado 24 años de su vida a colaborar voluntariamente en la Cruz Roja Mexicana desarrollando la labor de socorrista, oficio que desde niño deseaba con desempeñar.

Cuando tenía 21 años de edad, Ismael Corona ingresó a las filas del personal de la benemérita institución, luego de apoyar a diversas agrupaciones de rescate como “Águilas del desierto”, Comisión Nacional de Emergencia y Cuerpo de Rescate.

Al entrar a la Cruz Roja Mexicana, Ismael Corona sabía de primeros auxilios, pero en esta institución adquirió mayor capacitación e incrementó sus conocimientos al grado de lograr, recientemente, la certificación como Técnico en Urgencias Médicas (TUM) en el nivel básico.

“Aquí constantemente nos capacitamos, actualizamos nuestros conocimientos. Eso es muy importante para brindar una atención de calidad a la comunidad”, externó.

SER SOCORRISTA NO ES FÁCIL

Ismael Corona recordó que cuando era niño, al pasar por el edificio de la Cruz Roja Mexicana, soñaba con algún día incluirse al grupo de socorristas para poder ayudar a las personas en situación de urgencia.

El socorrista confesó que a la Cruz Roja le tiene un cariño muy especial, ya que en este lugar conoció a Mirna Elizabeth Bedoy Zavala, con quien contrajo matrimonio y procreó dos hijos, Danna, de 17 años de edad y Kevin, de 11.

El pertenecer a esta institución no es fácil porque es un trabajo que implica mucha entrega y se realiza, en su caso, sin recibir remuneración económica; sin embargo, es muy satisfactorio debido a que se ayuda y sirve a la población que atraviesa por momentos difíciles a causa de enfermedades o accidentes.

Lamentó que algunas personas no comprendan el oficio del socorrista y critiquen a la institución sin saber que hay detrás de esta humanitaria labor y que no tomen en cuenta que un considerable número de jóvenes dedican voluntariamente parte de su tiempo para servir por medio de la Cruz Roja Mexicana y, resaltó, pocos son los agradecidos.

“No tengo intenciones de dejar de venir a la Cruz Roja porque me gusta servir, disfruto estar aquí, este es mi ´hobbie´. Aquí seguiré hasta que Dios me lo permita”, puntualizó.

Local

Crean sanluisinos grupos de apoyo ante Covid-19

Gracias a la iniciativa de jóvenes altruistas de la localidad, población vulnerable podrá recibir un “empujón” en medio de la crisis económica derivada por la pandemia

Local

Proponen actividades familiares para tiempo de contingencia

Indican a los papás qué tipo de labores pueden realizar con sus hijos durante la cuarentena, con el propósito de lograr un mayor acercamiento y comunicación con ellos

República

Decretan Ley Seca en Sonora

Entra en vigor hoy y hasta que determine la Secretaría de Salud

Automotriz

Pilotos de McLaren reducen su sueldo voluntariamente por el coronavirus

La escudería británica es la primera en anunciar una decisión de este tipo en Fórmula 1

Deportes

La plantilla de los Nets se recuperan del Coronavirus

Los jugadores del equipo, incluidos los infectados, cuerpo técnico y personal se encuentran bien después de haber completado 14 días de aislamiento y distanciamiento social.

Local

Crean sanluisinos grupos de apoyo ante Covid-19

Gracias a la iniciativa de jóvenes altruistas de la localidad, población vulnerable podrá recibir un “empujón” en medio de la crisis económica derivada por la pandemia

Deportes

Fernando Acosta es líder de bateo de la Liga Cucapah

Tiene 44 imparables incluyendo un jonrón de campo, con 30 carreras producidas, 36 anotaciones y un slugging de 1.795 de promedio.

Local

Proponen actividades familiares para tiempo de contingencia

Indican a los papás qué tipo de labores pueden realizar con sus hijos durante la cuarentena, con el propósito de lograr un mayor acercamiento y comunicación con ellos