/ viernes 14 de febrero de 2020

Viven su amor de la mano de Dios

Después de casi 47 años de matrimonio y soportar una lucha contra el cáncer, María de Jesús y Jorge compartieron su historia, dejando claro que el diálogo y la comprensión son los mejores aliados en una familia

Una vida repleta de dichas, pruebas superadas y constantes luchas en las que el diálogo y Dios han sido parte importante para salir adelante, María de Jesús Valle Navarro y Jorge Hernández Zavala celebran en un matrimonio que ha perdurado por casi 47 años, tiempo en el que ella, de 66 años y él, de 68, han visto crecer a sus cuatro hijos, siete nietos y un bisnieto.

RECIBE LAS NOTICIAS DE TRIBUNA DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Ambos, recordaron que en la primaria “Miguel Hidalgo y Costilla” (antes “Isidro Parra Olguín”) de la colonia Azteca se conocieron. Jorge, por su parte, mencionó que en aquel entonces su diversión era jugar beisbol, pero de vez en cuando, según “Chuyita”, como es conocida entre familiares y amistades, compartían tiempo jugando a la “bebeleche”, a “la roña” y“encantados”, entre otras actividades.


“Cuando estábamos más grandes, él pasaba por mi casa cuando iba a trabajar a un taller. Los dos vivíamos en la avenida Quintana Roo, pero él hasta la altura de la calle Hermosillo y yo entre la calle 3 y 4. Ahí era donde nos ‘echábamos el ojito’”, compartió María de Jesús mientras Jorge recreó aquellos encuentros que tenían durante las tardes, cuando invitaba a salir a quien sería novia.

“Había un lugar que era la nevería ‘Bambi’, donde yo la esperaba para cuando ella saliera de misa los domingos. Comíamos una nieve o un raspado y luego siempre nos íbamos a pie desde la iglesia Inmaculada Concepción hasta la avenida Quintana Roo y calle 3”.

“De repente, un día de esos, Jorge me dijo: ‘Entonces, ¿qué?’ Y yo le cuestioné pues de qué hablaba y torciéndose todo de la pena, que ni se le entendía, me preguntó que si quería ser su novia y yo le dije que lo iba a pensar, que luego le decía, aunque nada más pasaron dos semanas para ‘consultarlo con la almohada’. Acepté, poco antes de agosto”, narró María de Jesús y destacó que serían casi 3 años después que empezaría en ellos las ganas de vivir juntos en matrimonio.

“Íbamos a huir, ya estaba con zapatos puestos y bien cambiada. Entonces, me recosté un rato para que pensaran que me iba a dormir, pero sí me quedé dormida y me desperté al siguiente día, mientras Jorge me esperaba afuera”, recordó y externó que después de eso optarían por contraer matrimonio ante la ley y un altar, aunque en ese momento compartieron que no tenían dinero para llevarlo a cabo, por lo que ella solo pediría una humilde casita donde vivir en pareja. Sin embargo, lograron apadrinarse para realizar su boda.



Si no están seguros del amor que sienten por la pareja, mejor ni se casen, porque hay muchos que se juntan y si no funciona pues se separan

Jorge Hernández Zavala



SUPERAN RETOS DE LA MANO DE DIOS

Respecto a sus experiencias como familia, María de Jesús comentó que al principio era difícil congeniar en gustos o actividades, pero con el diálogo en pareja han sabido salir adelante.

“Se dice fácil que llevamos 47 años, pero no lo es. No crean que nunca discute uno, pero es diferente pelear ofendiéndose que discutir para llegar a un acuerdo (…). Algunos matrimonios de hoy en día no lo entienden. Nosotros hemos tenido años llenos de amor, y de perdón”, indicó y expresó que las cosas van mejor poniendo a Dios en medio de ellos.

Por su parte, Jorge compartió que cuando recibió la noticia que su esposa padecía cáncer, por un ganglio drenado en su cuerpo, fue muy duro, pues lo asoció directamente con una inminente muerte. Sin embargo, ella decidió darle batalla, atendiéndose con quimioterapias por más de 11 años en el IMSS.

“Puedo dar gracias a Dios que ella está aquí conmigo todavía. Sé que Él nos ama y por eso nos ha permitido salir adelante. Sé que nuestro amor no ha decaído nada”.



"Chuyita" y Jorge compartieron anécdotas mediante un álbum de fotografías / ÓSCAR GÓMEZ



“La fe mueve montañas y la esperanza muere a lo último”, enunció María de Jesús y recomendó a los nuevos matrimonios a no ser tan egoístas.

“Tuvimos a Dios de testigo. Nos prometimos ser fieles en la salud y en la enfermedad, en la pobreza y en la riqueza todos los días hasta que la muerte nos separe. No queremos, pero sabemos que algún día va a pasar. Yo les digo que luchen por su matrimonio, sí se puede durar muchos años teniendo en cuenta que si eres feliz vas a compartir tu felicidad con el otro”, citando la Biblia, en la primera carta de Corintios 13: “El amor todo lo puede y todo lo soporta. Todo pasará, menos el amor. El amor es comprensivo, servicial, no tiene envidias, no se infla, no aparenta, perdona todo y lo cree todo”.

Para finalizar, Jorge aconsejó a los jóvenes y personas que quieran iniciar una vida en matrimonio sin amor.

“Si no están seguros del amor que sienten por la pareja, mejor ni se casen, porque hay muchos que se juntan y si no funciona pues se separan. Ese pensamiento no va, porque para calar apenas las sandías. Dando uno el paso, si está seguro de amar a la mujer, entonces se puede hacer y tratar de conservarlo, porque el matrimonio no es para un mes. El ‘sí’ que da uno ante Dios es para toda la vida, hasta que la muerte nos separe”.

Una vida repleta de dichas, pruebas superadas y constantes luchas en las que el diálogo y Dios han sido parte importante para salir adelante, María de Jesús Valle Navarro y Jorge Hernández Zavala celebran en un matrimonio que ha perdurado por casi 47 años, tiempo en el que ella, de 66 años y él, de 68, han visto crecer a sus cuatro hijos, siete nietos y un bisnieto.

RECIBE LAS NOTICIAS DE TRIBUNA DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Ambos, recordaron que en la primaria “Miguel Hidalgo y Costilla” (antes “Isidro Parra Olguín”) de la colonia Azteca se conocieron. Jorge, por su parte, mencionó que en aquel entonces su diversión era jugar beisbol, pero de vez en cuando, según “Chuyita”, como es conocida entre familiares y amistades, compartían tiempo jugando a la “bebeleche”, a “la roña” y“encantados”, entre otras actividades.


“Cuando estábamos más grandes, él pasaba por mi casa cuando iba a trabajar a un taller. Los dos vivíamos en la avenida Quintana Roo, pero él hasta la altura de la calle Hermosillo y yo entre la calle 3 y 4. Ahí era donde nos ‘echábamos el ojito’”, compartió María de Jesús mientras Jorge recreó aquellos encuentros que tenían durante las tardes, cuando invitaba a salir a quien sería novia.

“Había un lugar que era la nevería ‘Bambi’, donde yo la esperaba para cuando ella saliera de misa los domingos. Comíamos una nieve o un raspado y luego siempre nos íbamos a pie desde la iglesia Inmaculada Concepción hasta la avenida Quintana Roo y calle 3”.

“De repente, un día de esos, Jorge me dijo: ‘Entonces, ¿qué?’ Y yo le cuestioné pues de qué hablaba y torciéndose todo de la pena, que ni se le entendía, me preguntó que si quería ser su novia y yo le dije que lo iba a pensar, que luego le decía, aunque nada más pasaron dos semanas para ‘consultarlo con la almohada’. Acepté, poco antes de agosto”, narró María de Jesús y destacó que serían casi 3 años después que empezaría en ellos las ganas de vivir juntos en matrimonio.

“Íbamos a huir, ya estaba con zapatos puestos y bien cambiada. Entonces, me recosté un rato para que pensaran que me iba a dormir, pero sí me quedé dormida y me desperté al siguiente día, mientras Jorge me esperaba afuera”, recordó y externó que después de eso optarían por contraer matrimonio ante la ley y un altar, aunque en ese momento compartieron que no tenían dinero para llevarlo a cabo, por lo que ella solo pediría una humilde casita donde vivir en pareja. Sin embargo, lograron apadrinarse para realizar su boda.



Si no están seguros del amor que sienten por la pareja, mejor ni se casen, porque hay muchos que se juntan y si no funciona pues se separan

Jorge Hernández Zavala



SUPERAN RETOS DE LA MANO DE DIOS

Respecto a sus experiencias como familia, María de Jesús comentó que al principio era difícil congeniar en gustos o actividades, pero con el diálogo en pareja han sabido salir adelante.

“Se dice fácil que llevamos 47 años, pero no lo es. No crean que nunca discute uno, pero es diferente pelear ofendiéndose que discutir para llegar a un acuerdo (…). Algunos matrimonios de hoy en día no lo entienden. Nosotros hemos tenido años llenos de amor, y de perdón”, indicó y expresó que las cosas van mejor poniendo a Dios en medio de ellos.

Por su parte, Jorge compartió que cuando recibió la noticia que su esposa padecía cáncer, por un ganglio drenado en su cuerpo, fue muy duro, pues lo asoció directamente con una inminente muerte. Sin embargo, ella decidió darle batalla, atendiéndose con quimioterapias por más de 11 años en el IMSS.

“Puedo dar gracias a Dios que ella está aquí conmigo todavía. Sé que Él nos ama y por eso nos ha permitido salir adelante. Sé que nuestro amor no ha decaído nada”.



"Chuyita" y Jorge compartieron anécdotas mediante un álbum de fotografías / ÓSCAR GÓMEZ



“La fe mueve montañas y la esperanza muere a lo último”, enunció María de Jesús y recomendó a los nuevos matrimonios a no ser tan egoístas.

“Tuvimos a Dios de testigo. Nos prometimos ser fieles en la salud y en la enfermedad, en la pobreza y en la riqueza todos los días hasta que la muerte nos separe. No queremos, pero sabemos que algún día va a pasar. Yo les digo que luchen por su matrimonio, sí se puede durar muchos años teniendo en cuenta que si eres feliz vas a compartir tu felicidad con el otro”, citando la Biblia, en la primera carta de Corintios 13: “El amor todo lo puede y todo lo soporta. Todo pasará, menos el amor. El amor es comprensivo, servicial, no tiene envidias, no se infla, no aparenta, perdona todo y lo cree todo”.

Para finalizar, Jorge aconsejó a los jóvenes y personas que quieran iniciar una vida en matrimonio sin amor.

“Si no están seguros del amor que sienten por la pareja, mejor ni se casen, porque hay muchos que se juntan y si no funciona pues se separan. Ese pensamiento no va, porque para calar apenas las sandías. Dando uno el paso, si está seguro de amar a la mujer, entonces se puede hacer y tratar de conservarlo, porque el matrimonio no es para un mes. El ‘sí’ que da uno ante Dios es para toda la vida, hasta que la muerte nos separe”.

Local

Preparan en SLRC proyecto caprino

El vocero de la Unión Ganadera Regional en esta ciudad Raúl Romero, informó que los productores de queso serán los principalmente beneficiados con este proyecto

Salud

Llegó a SLRC la vacuna contra la influenza

Se brinda gratis en los centros de salud pública y es la forma más efectiva de prevenir el padecimiento y complicaciones graves

Local

Realiza PAN caravana por festejos de aniversario

El dirigente del albiazul Isaac Chávez Heredia, informó que fueron alrededor de 120 vehículos los que participaron en la manifestación

Policiaca

Atacan pandilleros con machetes a conocido periodista de SLRC

El afectado llegó a cubrir un evento policíaco cuando se acercaron varios individuos lanzando piedras, dañando la carrocería del vehículo

Virales

Abuelito y su perro pierden la vida en un incendio

A pesar de encontrarse cerca de la puerta, el pequeño animal permaneció fiel junto a su dueño

Celebridades

Daddy Yankee firma contrato histórico y multimillonario con Universal

El acuerdo es uno de los más caros en la historia de la música latina

Celebridades

Biden, la mejor opción: por primera vez "La Roca" revela por quién votará

Esta es la primera ocasión en que el actor hace público su apoyo por algún candidato

Círculos

Apoya Club de Leones campaña contra cáncer infantil

El centro de acopio se localiza en avenida Revolución, entre calles Segunda y Tercera, donde los interesados pueden llevar sus donativos de tapitas de plástico

Deportes

Comenzaría en octubre la temporada del béisbol de primera fuerza

Con 18 equipos de las tres ligas, Municipal, Rural y Urbana estarán jugando la Copa Interligas en el estadio San Luis del Bosque de la Ciudad