/ martes 18 de septiembre de 2018

Putin y Erdogan preparan el fin de la guerra para evitar carnicería humana

Acuerdan expulsar a yihadistas y crear una zona desmilitarizada para evitar un baño de sangre en Idlib

PARÍS, Francia. Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, acordaron ayer expulsar a los yihadistas y a los milicianos anti-Asad de la provincia siria de Idlib y crear una zona desmilitarizada para evitar una nueva carnicería humana en las horas finales de la guerra.

"Decidimos crear una zona desmilitarizada de 15-20 kilómetros en la línea de frente entre la oposición armada y las fuerzas gubernamentales antes del 15 de octubre", explicó Putin en conferencia de prensa al término de una reunión de cuatro horas con Erdogan en el balneario ruso de Sochi, a orillas del mar Negro.

"Junto con Rusia haremos todo lo posible para eliminar a todos los grupos radicales de este territorio", completó Erdogan.

"Los dos países coordinación las patrullas en ese territorio” para "prevenir la catástrofe humanitaria que podría ocurrir a causa de las operaciones militares", precisó el líder turco.

Los acuerdos alcanzados ayer implican que no habrá operaciones militares en Idlib, afirmó por su parte el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu.

Las modalidades sobre la “estabilización de la situación en Idlib” serán comunicadas al gobierno sirio "en las próximas horas" para asegurar una perfecta coordinación, precisó el responsable militar. El comentario de Shoigu permite pensar que el presidente Bashar al Asad no tuvo ninguna participación en el acuerdo labrado por dos de los principales actores estratégicos del conflicto.

El bastión rebelde de Idlib, en el norte del país, es la última región que escapa al control de Damasco. El 60% de su territorio está en manos del grupo yihadista Hayat Tahrir Al Sham (HTS), integrado por la antigua rama del Al Qaeda en Siria.

Evitar una batalla en Idlib es un objetivo primordial para Turquía, que tiene fronteras con esa provincia y quiere evitar un nuevo éxodo de refugiados. Más de tres millones de sirios se instalaron en Turquía desde el comienzo de la guerra en 2011.

Los expertos militares estiman que la batalla o la capitulación de las fuerzas que controlan Idlib pondrá término a ese conflicto que, en poco más de siete años, provocó cerca de 400 mil muertos, 5.6 millones de refugiados que huyeron a los países vecinos y 6.1 millones de personas desplazadas dentro del país, según datos coincidentes de la ONU y de la Cruz Roja.


PARÍS, Francia. Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, acordaron ayer expulsar a los yihadistas y a los milicianos anti-Asad de la provincia siria de Idlib y crear una zona desmilitarizada para evitar una nueva carnicería humana en las horas finales de la guerra.

"Decidimos crear una zona desmilitarizada de 15-20 kilómetros en la línea de frente entre la oposición armada y las fuerzas gubernamentales antes del 15 de octubre", explicó Putin en conferencia de prensa al término de una reunión de cuatro horas con Erdogan en el balneario ruso de Sochi, a orillas del mar Negro.

"Junto con Rusia haremos todo lo posible para eliminar a todos los grupos radicales de este territorio", completó Erdogan.

"Los dos países coordinación las patrullas en ese territorio” para "prevenir la catástrofe humanitaria que podría ocurrir a causa de las operaciones militares", precisó el líder turco.

Los acuerdos alcanzados ayer implican que no habrá operaciones militares en Idlib, afirmó por su parte el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu.

Las modalidades sobre la “estabilización de la situación en Idlib” serán comunicadas al gobierno sirio "en las próximas horas" para asegurar una perfecta coordinación, precisó el responsable militar. El comentario de Shoigu permite pensar que el presidente Bashar al Asad no tuvo ninguna participación en el acuerdo labrado por dos de los principales actores estratégicos del conflicto.

El bastión rebelde de Idlib, en el norte del país, es la última región que escapa al control de Damasco. El 60% de su territorio está en manos del grupo yihadista Hayat Tahrir Al Sham (HTS), integrado por la antigua rama del Al Qaeda en Siria.

Evitar una batalla en Idlib es un objetivo primordial para Turquía, que tiene fronteras con esa provincia y quiere evitar un nuevo éxodo de refugiados. Más de tres millones de sirios se instalaron en Turquía desde el comienzo de la guerra en 2011.

Los expertos militares estiman que la batalla o la capitulación de las fuerzas que controlan Idlib pondrá término a ese conflicto que, en poco más de siete años, provocó cerca de 400 mil muertos, 5.6 millones de refugiados que huyeron a los países vecinos y 6.1 millones de personas desplazadas dentro del país, según datos coincidentes de la ONU y de la Cruz Roja.


Local

Pide madre ayuda para localizar a hijo desaparecido

Un mes se ha cumplido desde que fue visto por última vez, supuestamente a bordo de una Jeep Cherokee de modelo reciente, negra, con rumbo hacia Caborca

Local

No regresa actividad en las oficinas del Estado hasta nuevo aviso

Se prepararon para regresar el 29 de junio, pero no recibieron “luz verde” para ello.

Local

Ven bien el posible cierre de la aduana

Al no afectar esto a temas económicos a gran escala, afirman que un limitante temporal sería bueno

Política

Barbosa busca prohibir promoción de políticos

La medida prohíbe a los candidatos y partidos políticos se promocionen en camiones y vía pública

Mundo

Oficinas vacías, la realidad en el Empire State

Las empresas que ocupan los 102 pisos del edificio analizan su regreso o incluso si volverán a utilizar todo el espacio que rentan

Sociedad

Acapulco reabre puertas al turismo

El gobierno de Guerrero firmó el decreto con el cual se específica los negocios que reabrirán

Gossip

Hay muchas Rubíes en la sociedad: Bardasano

El productor del reciente remake de Televisa habla de lo que significó traer de nuevo a la pantalla chica el drama de Yolanda Vargas Dulché

Gossip

Superado el Covid, Gustavo Lara alista concierto en línea

Tras sufrir la enfermedad, el baladista está listo para entregarse a su público en un show totalmente en vivo por streaming

Gossip

Jorge Aravena celebra 30 años de carrera

El actor dice que se siente afotunado por mantener una actividad constante en televisión y regresará a México para cerrar poryectos con Televisa