/ lunes 9 de julio de 2018

[Video]Theresa May al borde del abismo

Las renuncias de dos de los ministros del gobierno podrían acelerar la ruptura de la frágil unidad conservadora, precipitar elecciones anticipadas y conducir incluso a un nuevo referéndum

PARIS, Francia – Gran Bretaña se sumergió abruptamente en una crisis política mayor tras las renuncias de los dos principales promotores del Brexit, que colocaron a la primera ministra Theresa May al borde de un abismo institucional cuando faltan apenas ocho meses para concretar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).



La tormenta que sacude Downing Street (sede del gobierno británico), abre –a juicio de los expertos– un abanico de posibilidades inquietantes para podría acelerar la ruptura de la frágil unidad conservadora, dejar en minoría parlamentaria a Theresa May, precipitar elecciones anticipadas y conducir incluso a un nuevo referéndum para definir claramente el futuro de las relaciones con Europa.

La crisis estalló como una auténtica bomba política con la espectacular dimisión de David Davis, el ministro que negocia el Brexit con

Bruselas, seguida poco después por la carta de ruptura del extravagante canciller Boris Johnson.


Ambos ministros invocaron su profundo desacuerdo con la opción de un “Brexit blando” elegida por la primera ministra Theresa May durante la reunión de gabinete del pasado fin de semana en el cottage de Chequers, ubicado a 72 km al noroeste de Londres, que desde 1921 funciona como residencia de fin de semana del primer ministro de la corona.


El plan de May consistía en aceptar un área de libre comercio con la UE para bienes industriales y productos agrícolas, lo que supondría mantener ciertas reglas comunes. Los partidarios de una salida dura afirman que esa hipótesis desborda ampliamente las líneas rojas definidas antes de comenzar las negociaciones con Bruselas. El gran riesgo, argumentan, es que frenaría la posibilidad de acuerdos comerciales con terceros países y eternizaría los vínculos de Gran Bretaña con la UE.



El proceso del Brexit es un “sueño” que “se está muriendo, ahogado por unas dudas innecesarias”, afirmó en su carta de dimisión Boris Johnson, que fue inmediatamente reemplazado por Jeremy Hunt, que ocupaba la cartera de Salud Pública.


Davis fue reemplazado a su vez por Dominic Raab, otro euroescéptico.


La nueva línea de negociación aprobada por el gobierno significa, según Johnson, que el Reino Unido seguirá sin ser un país “independiente” tras abandonar la UE.


La salida de Boris Johnson y David Davis fragiliza peligrosamente a May, que en los próximos días debe reanudar las conversaciones con Bruselas para presentar esa propuesta acordada la semana pasada.



Su primera misión consistirá en tratar de cerrar las entradas de agua que amenazan la flotabilidad de su nave.


A pesar del llamado a la “disciplina partidaria” formulado por May para que los conservadores acepten una salida blanda, lostories quedaron más divididos que nunca. Numerosos brexiters se rehusaron a acatar la orden y anunciaron que dejarán de respaldar al gobierno si le propone a Bruselas una “salida blanda”.



La reunión informativa que mantuvo ayer la primera ministra con el Parlamento reveló que la frágil mayoría de 330 parlamentarios que respaldaba su política en el Parlamento se redujo a 318 —sobre un total de 650 diputados—, según proyecciones de la BBC. Los expertos calculan que la rebelión podría extenderse rápidamente. Serían necesarios 48 diputados para obligar a la cámara a votar una moción de censura sobre la primera ministra.


En esas condiciones, May no alcanza el límite de supervivencia política necesaria de 326 diputados para superar un eventual voto de censura.


Su situación se complicó con la declaración del líder laborista Jeremy Corbyn, diciendo que Theresa May enfrenta una “crisis de gobierno” y cuestionó su capacidad para negociar un “buen acuerdo” para el Brexit.


La primera ministra también parece estar perdiendo el respaldo del electorado. Según un sondeo de ORB International publicado el lunes, el apoyo a la gestión de May en la negociación sobre el Brexit cayó al 29%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016.


En esas condiciones, May quedará sometida a una triple espada de Damocles: perder el voto de confianza y ser reemplazada por un primer ministro conservador que obtenga la mayoría del Parlamento, disolver la Cámara y convocar a nuevas elecciones —con la fuerte posibilidad de una victoria laborista— o ceder a la ola de fondo que muestran los sondeos y organizar un nuevo referéndum.


Peter Kellner, uno de los encuestadores más prestigiosos del reino, explica que en 13 de los últimos 14 sondeos, una gran mayoría de los británicos considera que el voto pro-Brexit de junio de 2016 fue “un error”. Actualmente 48% son partidarios un nuevo referéndum y 53% se confiesan dispuestos a votar por el “remain” (permanecer en la UE). Al mismo tiempo, 28 % de los electores laboristas que votaron por la salida de la UE ahora dicen que están arrepentidos y que no volverían a hacerlo.


PARIS, Francia – Gran Bretaña se sumergió abruptamente en una crisis política mayor tras las renuncias de los dos principales promotores del Brexit, que colocaron a la primera ministra Theresa May al borde de un abismo institucional cuando faltan apenas ocho meses para concretar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).



La tormenta que sacude Downing Street (sede del gobierno británico), abre –a juicio de los expertos– un abanico de posibilidades inquietantes para podría acelerar la ruptura de la frágil unidad conservadora, dejar en minoría parlamentaria a Theresa May, precipitar elecciones anticipadas y conducir incluso a un nuevo referéndum para definir claramente el futuro de las relaciones con Europa.

La crisis estalló como una auténtica bomba política con la espectacular dimisión de David Davis, el ministro que negocia el Brexit con

Bruselas, seguida poco después por la carta de ruptura del extravagante canciller Boris Johnson.


Ambos ministros invocaron su profundo desacuerdo con la opción de un “Brexit blando” elegida por la primera ministra Theresa May durante la reunión de gabinete del pasado fin de semana en el cottage de Chequers, ubicado a 72 km al noroeste de Londres, que desde 1921 funciona como residencia de fin de semana del primer ministro de la corona.


El plan de May consistía en aceptar un área de libre comercio con la UE para bienes industriales y productos agrícolas, lo que supondría mantener ciertas reglas comunes. Los partidarios de una salida dura afirman que esa hipótesis desborda ampliamente las líneas rojas definidas antes de comenzar las negociaciones con Bruselas. El gran riesgo, argumentan, es que frenaría la posibilidad de acuerdos comerciales con terceros países y eternizaría los vínculos de Gran Bretaña con la UE.



El proceso del Brexit es un “sueño” que “se está muriendo, ahogado por unas dudas innecesarias”, afirmó en su carta de dimisión Boris Johnson, que fue inmediatamente reemplazado por Jeremy Hunt, que ocupaba la cartera de Salud Pública.


Davis fue reemplazado a su vez por Dominic Raab, otro euroescéptico.


La nueva línea de negociación aprobada por el gobierno significa, según Johnson, que el Reino Unido seguirá sin ser un país “independiente” tras abandonar la UE.


La salida de Boris Johnson y David Davis fragiliza peligrosamente a May, que en los próximos días debe reanudar las conversaciones con Bruselas para presentar esa propuesta acordada la semana pasada.



Su primera misión consistirá en tratar de cerrar las entradas de agua que amenazan la flotabilidad de su nave.


A pesar del llamado a la “disciplina partidaria” formulado por May para que los conservadores acepten una salida blanda, lostories quedaron más divididos que nunca. Numerosos brexiters se rehusaron a acatar la orden y anunciaron que dejarán de respaldar al gobierno si le propone a Bruselas una “salida blanda”.



La reunión informativa que mantuvo ayer la primera ministra con el Parlamento reveló que la frágil mayoría de 330 parlamentarios que respaldaba su política en el Parlamento se redujo a 318 —sobre un total de 650 diputados—, según proyecciones de la BBC. Los expertos calculan que la rebelión podría extenderse rápidamente. Serían necesarios 48 diputados para obligar a la cámara a votar una moción de censura sobre la primera ministra.


En esas condiciones, May no alcanza el límite de supervivencia política necesaria de 326 diputados para superar un eventual voto de censura.


Su situación se complicó con la declaración del líder laborista Jeremy Corbyn, diciendo que Theresa May enfrenta una “crisis de gobierno” y cuestionó su capacidad para negociar un “buen acuerdo” para el Brexit.


La primera ministra también parece estar perdiendo el respaldo del electorado. Según un sondeo de ORB International publicado el lunes, el apoyo a la gestión de May en la negociación sobre el Brexit cayó al 29%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016.


En esas condiciones, May quedará sometida a una triple espada de Damocles: perder el voto de confianza y ser reemplazada por un primer ministro conservador que obtenga la mayoría del Parlamento, disolver la Cámara y convocar a nuevas elecciones —con la fuerte posibilidad de una victoria laborista— o ceder a la ola de fondo que muestran los sondeos y organizar un nuevo referéndum.


Peter Kellner, uno de los encuestadores más prestigiosos del reino, explica que en 13 de los últimos 14 sondeos, una gran mayoría de los británicos considera que el voto pro-Brexit de junio de 2016 fue “un error”. Actualmente 48% son partidarios un nuevo referéndum y 53% se confiesan dispuestos a votar por el “remain” (permanecer en la UE). Al mismo tiempo, 28 % de los electores laboristas que votaron por la salida de la UE ahora dicen que están arrepentidos y que no volverían a hacerlo.


República

En Hermosillo ciclista es arrollado por afluencia de agua en un canal; no han encontrado el cuerpo

Debido a los resultados negativos y a que por el momento no se tiene reporte de alguna persona desaparecida, la búsqueda del ciclista fue suspendida

Local

Son seguras primarias de la localidad

Las escuelas, en su gran mayoría, cumplen con el reglamento de protección civil en relación a la seguridad de alumnos y docentes

Local

Primeros cambios en comandancia, llega Jesús Zamora al Cecap

En rueda de prensa aclaran hechos ocurridos la noche del “Grito”; también se integra Juan Pedro Morales a Comunicación Social

Sociedad

Organismos internacionales piden a México adoptar un etiquetado claro

El etiquetado que actualmente se halla en los productos es difícil de interpretar, dijeron la OMS y la OPS

Gossip

Selena Gomez y Netflix se unen para estrenar serie documental sobre migrantes

La cantante reveló que Living Undocumented abordará las historias de ocho familias migrantes

Mundo

El mundo está "perdiendo la carrera" del clima, advierte la ONU

Antonio Guterres matizó que aún se está tiempo para alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero

Sociedad

México pide frenar subasta de objetos prehispánicos en París

La comercialización de piezas arqueológicas genera condiciones favorables para el recrudecimiento de los saqueos de tales ejemplares, dijo Laura Elena González

Sociedad

Habrá modernización de la carretera Pachuca-Huejutla: AMLO

El presidente de México agradeció el apoyo del gobernador del estado, Omar Fayad