/ martes 25 de junio de 2024

Corren Rumores | No fue doña Lola

NO FUERON LOS PRIMEROS… Tal y como se venía rumorando, se confirmaron este fin de semana los primeros cambios en el gabinete estatal. Los tres primeros si fueron sorpresa, porque los especialistas no le atinamos. El caso de la Secretaría de Educación y Cultura se cumplió con la salida de Aarón Grageda, pero cuando la mayoría daba por seguro que su lugar sería ocupado por María Dolores del Río, ¡Andale! Que sorprenden con la designación de Froylán Gámez, quien iba de compañero de fórmula de Célida López para senadores por el PT. Técnicamente estaba en tercer o cuarto lugar en la lista de los designables, y vaya sorpresa. Le entregan una cartera muy importante y sobre todo donde tienen que lidiar con uno de los sindicatos más poderosos del país. Hay que reconocer que no tiene currícula de grandes ligas, pero algo debió ver el gobernador para darle esta oportunidad y sobre todo responsabilidad. Los otros dos nombramientos fueron el de Luis Osuna, para sacar adelante el ISSSTESON, y confirmaron a Lizeth Vázquez, como directora del DIF Sonora.

¿QUÉ PASÓ CON CELIDA?... A reserva que en esta misma semana se dé a conocer su nombramiento, ahorita está en suspenso lo que pasará con Célida López, quien hay que reconocer se fajó como las bien bravas contra Manlio Fabio Beltrones. Cierto que a pesar del apoyo oficial y de la 4T no logró remontar en las votaciones, lo cierto es que dio la batalla porque fue quien lo enfrentó de forma más agresiva. Esto le costó imagen y al final eso se tradujo en votos. Fue la que más declaró y confrontó, sin embargo el premio fue para su compañero de fórmula. Ahora como consolación se habla de que podría emigrar al gobierno federal, pero eso sería hasta octubre. Veremos, porque esto todavía no acaba el reparto.

MARÍA DOLORES SIN LA SEC… Todavía hasta el viernes en la mayoría de los espacios de opinión se daba por descontado que María Dolores del Río sería premiada y rescatada con la cartera de la Secretaría de Educación y Cultura. Y miren nanay. Por lo pronto no se ve un cargo de nivel que esté desocupado. En la secretaría de Gobierno es inamovible Adolfo Salazar Razo, incluso hay que reconocerlo que ya está en la lista de los posibles para el 2027. Se antoja difícil que regrese a su anterior puesto. La coordinación de Asesores ya quedó Alvaro Bracamontes. ¿Alguna paraestatal? Si, pero cual. El Instituto de Becas, es buena posición, pero no tiene proyección política. Ah, y que pero le ponen a encargarle el partido Morena en Sonora. Podría funcionar porque actualmente opera como si fuera una secretaría política, pero de bajo perfil. Como la pongan algo deben de darle de consolación. Veremos esta semana.

EL CHILLÓN CHANGOLEON… Como le dice Lilly Téllez a Gerardo Fernández Noroña, el Changoleón, ahora anda chillando porque no le dieron el hueso que asegura merecía en el gabinete. Enojado porque a otros les dieron pluris en mejor posición y cargos en el gabinete, se pudo a grabar varios videos reprochando y reclamando de esto a la presidenta electa, quien solo dijo que será tomado en cuenta.. Ahora como es muy chillón sin duda que le darán algún premio de consolación, pero no la que aspiraba y consideraba que tenía los méritos para tenerla. El niño quería ser líder del Congreso o de pérdida Secretario de Gobernación, cuando lo tienen ahí para que desparrame lodo y cosas peores. Solo para eso sirve. Bueno, veamos si los chillidos tienen resultado.

ME VOY A JUBILAR…Asegura el presidente López Obrador que la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, que este lunes llegó a 62 años, lo invitó a colaborar en el gabinete. Asegura que el jefe político le aseguró que si se iba a jubilar a partir de octubre. Que no le aceptó ningún ofrecimiento, a pesar de que le recordó como Ávila Camacho invitó a Lázaro Cárdenas y otros también invitaron a expresidentes. Nanay. Y miren, en eso de la invitada tiene razón con otros expresidentes, pero ninguno tenía la fuerza política de López Obrador. Hubiera sido un craso error si el mandatario hubiera aceptado, porque hubiera mostrado quien manda y seguirá mandando. También se puede pensar que eso fue una cortesía política. Pero qué peligrosa, porque si bien no le acepta el hueso, eso da pie a recomendar a alguien. Muy cercano por cierto.

En fin, por eso mejor recuerden lo que decía el Pecoso Lizárraga, nunca me den porque no acepto, solo pónganme donde haya. Sale.

NO FUERON LOS PRIMEROS… Tal y como se venía rumorando, se confirmaron este fin de semana los primeros cambios en el gabinete estatal. Los tres primeros si fueron sorpresa, porque los especialistas no le atinamos. El caso de la Secretaría de Educación y Cultura se cumplió con la salida de Aarón Grageda, pero cuando la mayoría daba por seguro que su lugar sería ocupado por María Dolores del Río, ¡Andale! Que sorprenden con la designación de Froylán Gámez, quien iba de compañero de fórmula de Célida López para senadores por el PT. Técnicamente estaba en tercer o cuarto lugar en la lista de los designables, y vaya sorpresa. Le entregan una cartera muy importante y sobre todo donde tienen que lidiar con uno de los sindicatos más poderosos del país. Hay que reconocer que no tiene currícula de grandes ligas, pero algo debió ver el gobernador para darle esta oportunidad y sobre todo responsabilidad. Los otros dos nombramientos fueron el de Luis Osuna, para sacar adelante el ISSSTESON, y confirmaron a Lizeth Vázquez, como directora del DIF Sonora.

¿QUÉ PASÓ CON CELIDA?... A reserva que en esta misma semana se dé a conocer su nombramiento, ahorita está en suspenso lo que pasará con Célida López, quien hay que reconocer se fajó como las bien bravas contra Manlio Fabio Beltrones. Cierto que a pesar del apoyo oficial y de la 4T no logró remontar en las votaciones, lo cierto es que dio la batalla porque fue quien lo enfrentó de forma más agresiva. Esto le costó imagen y al final eso se tradujo en votos. Fue la que más declaró y confrontó, sin embargo el premio fue para su compañero de fórmula. Ahora como consolación se habla de que podría emigrar al gobierno federal, pero eso sería hasta octubre. Veremos, porque esto todavía no acaba el reparto.

MARÍA DOLORES SIN LA SEC… Todavía hasta el viernes en la mayoría de los espacios de opinión se daba por descontado que María Dolores del Río sería premiada y rescatada con la cartera de la Secretaría de Educación y Cultura. Y miren nanay. Por lo pronto no se ve un cargo de nivel que esté desocupado. En la secretaría de Gobierno es inamovible Adolfo Salazar Razo, incluso hay que reconocerlo que ya está en la lista de los posibles para el 2027. Se antoja difícil que regrese a su anterior puesto. La coordinación de Asesores ya quedó Alvaro Bracamontes. ¿Alguna paraestatal? Si, pero cual. El Instituto de Becas, es buena posición, pero no tiene proyección política. Ah, y que pero le ponen a encargarle el partido Morena en Sonora. Podría funcionar porque actualmente opera como si fuera una secretaría política, pero de bajo perfil. Como la pongan algo deben de darle de consolación. Veremos esta semana.

EL CHILLÓN CHANGOLEON… Como le dice Lilly Téllez a Gerardo Fernández Noroña, el Changoleón, ahora anda chillando porque no le dieron el hueso que asegura merecía en el gabinete. Enojado porque a otros les dieron pluris en mejor posición y cargos en el gabinete, se pudo a grabar varios videos reprochando y reclamando de esto a la presidenta electa, quien solo dijo que será tomado en cuenta.. Ahora como es muy chillón sin duda que le darán algún premio de consolación, pero no la que aspiraba y consideraba que tenía los méritos para tenerla. El niño quería ser líder del Congreso o de pérdida Secretario de Gobernación, cuando lo tienen ahí para que desparrame lodo y cosas peores. Solo para eso sirve. Bueno, veamos si los chillidos tienen resultado.

ME VOY A JUBILAR…Asegura el presidente López Obrador que la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, que este lunes llegó a 62 años, lo invitó a colaborar en el gabinete. Asegura que el jefe político le aseguró que si se iba a jubilar a partir de octubre. Que no le aceptó ningún ofrecimiento, a pesar de que le recordó como Ávila Camacho invitó a Lázaro Cárdenas y otros también invitaron a expresidentes. Nanay. Y miren, en eso de la invitada tiene razón con otros expresidentes, pero ninguno tenía la fuerza política de López Obrador. Hubiera sido un craso error si el mandatario hubiera aceptado, porque hubiera mostrado quien manda y seguirá mandando. También se puede pensar que eso fue una cortesía política. Pero qué peligrosa, porque si bien no le acepta el hueso, eso da pie a recomendar a alguien. Muy cercano por cierto.

En fin, por eso mejor recuerden lo que decía el Pecoso Lizárraga, nunca me den porque no acepto, solo pónganme donde haya. Sale.