/ jueves 15 de febrero de 2018

Costos de gasolinas no afectan economía

No sé en qué país vive, pues como funcionario de las finanzas nacionales con los incrementos a los combustibles han mejorado las finanzas del Gobierno federal, pero no la de los Estados y Municipios y tampoco conoce las condiciones de vida de los millones de familias mexicanas, que con cada aumento a las gasolinas los obligan a vivir en condiciones precarias hasta convertirlos en miles de pobres, pues no se conforman con tener en el país más de la mitad de la población en pobreza y siguen aferrados a impulsar a más familias a esa situación de miseria.

Con lo anterior demuestra que los funcionarios del Gobierno federal y los responsables de las empresas paraestatales viven entre una enorme riqueza que ya quisieran los funcionarios de países desarrollados en donde hasta los diputados ganan menos que los integrantes del Poder Legislativo del país.

Sus enormes salarios y prerrogativas los ciega para no conocer la realidad de los millones de familias que carecen de los más indispensable, puesto que los incrementos que se aplican a las gasolinas generan una fuerte escalada de precios en todos los artículos de mayor consumo, ya que los salarios de hambre a que sujetan las autoridades federales son insuficientes para que las familias puedan adquirir lo más indispensable para su alimentación.

Los precios de los combustibles son generadores de pobreza, de desesperación en más de la mitad de los habitantes del país y todavía para no satisfechos también han elevado los precios del gas natural necesario en los hogares.

Hay funcionarios que no tienen visión de la realidad del país y manifiestan que con el actual salario mínimo es más que suficiente para las familias de los trabajadores lo cual es una gran falsedad, ya que quienes lo manifiestan ganan como mínimo 2 mil pesos al mes,  más los privilegios que reciben en bonos ni cuenta se dan de la realidad en que viven más de la mitad de los mexicanos.

No es posible que comparen la economía del país con la que tienen los países desarrollados y que los costos de los productos los manejen de acuerdo con precios internacionales, su economía es muy distinta a la nuestra pero se sigue el ejemplo del vecino del Norte, no obstante ignoran que en ese país el salario mínimo por hora es 11 dólares por hora y en México se paga por ocho horas solamente 85 pesos y solo le alcanza a las familias comprar una cartera de huevo que cuesta 60 o más pesos con 30 unidades y  una o dos docenas de tortillas de maíz. Si esto no lesiona la economía de las familias, es el colmo.

No sé en qué país vive, pues como funcionario de las finanzas nacionales con los incrementos a los combustibles han mejorado las finanzas del Gobierno federal, pero no la de los Estados y Municipios y tampoco conoce las condiciones de vida de los millones de familias mexicanas, que con cada aumento a las gasolinas los obligan a vivir en condiciones precarias hasta convertirlos en miles de pobres, pues no se conforman con tener en el país más de la mitad de la población en pobreza y siguen aferrados a impulsar a más familias a esa situación de miseria.

Con lo anterior demuestra que los funcionarios del Gobierno federal y los responsables de las empresas paraestatales viven entre una enorme riqueza que ya quisieran los funcionarios de países desarrollados en donde hasta los diputados ganan menos que los integrantes del Poder Legislativo del país.

Sus enormes salarios y prerrogativas los ciega para no conocer la realidad de los millones de familias que carecen de los más indispensable, puesto que los incrementos que se aplican a las gasolinas generan una fuerte escalada de precios en todos los artículos de mayor consumo, ya que los salarios de hambre a que sujetan las autoridades federales son insuficientes para que las familias puedan adquirir lo más indispensable para su alimentación.

Los precios de los combustibles son generadores de pobreza, de desesperación en más de la mitad de los habitantes del país y todavía para no satisfechos también han elevado los precios del gas natural necesario en los hogares.

Hay funcionarios que no tienen visión de la realidad del país y manifiestan que con el actual salario mínimo es más que suficiente para las familias de los trabajadores lo cual es una gran falsedad, ya que quienes lo manifiestan ganan como mínimo 2 mil pesos al mes,  más los privilegios que reciben en bonos ni cuenta se dan de la realidad en que viven más de la mitad de los mexicanos.

No es posible que comparen la economía del país con la que tienen los países desarrollados y que los costos de los productos los manejen de acuerdo con precios internacionales, su economía es muy distinta a la nuestra pero se sigue el ejemplo del vecino del Norte, no obstante ignoran que en ese país el salario mínimo por hora es 11 dólares por hora y en México se paga por ocho horas solamente 85 pesos y solo le alcanza a las familias comprar una cartera de huevo que cuesta 60 o más pesos con 30 unidades y  una o dos docenas de tortillas de maíz. Si esto no lesiona la economía de las familias, es el colmo.

lunes 19 de febrero de 2018

Preparan ceremonia de matrimonios en RC

jueves 15 de febrero de 2018

Costos de gasolinas no afectan economía

viernes 19 de mayo de 2017

De mi Libreta

lunes 08 de mayo de 2017

De mi Libreta

sábado 29 de abril de 2017

De mi Libreta

viernes 28 de abril de 2017

De mi Libreta

martes 25 de abril de 2017

De mi Libreta

viernes 07 de abril de 2017

De mi Libreta

jueves 06 de abril de 2017

De mi Libreta

martes 04 de abril de 2017

De mi Libreta

Cargar Más