/ miércoles 26 de diciembre de 2018

Viven migrantes sin temor a morir

Abrigan a sus hijos y esperan que sus hijos no sufran, a diferencia de otros menores en custodia de CBP.

Tras conocer que dos menores de edad hijos de migrantes centroamericanos, han fallecido mientras se encontraban en custodia de las autoridades de Estados Unidos, en medio del proceso de asilo humanitario, algunos aspirantes que esperan en la línea de San Luis Río Colorado descartan temer por la salud de sus hijos, e incluso los cuidan más del frío.

Expuestos a las inclemencias del clima, los contaminantes provocados por el humo de automóviles y actualmente el humo de pólvora de los cohetes por las fiestas decembrinas, tres jefes de las más de 60 familias que esperan en las inmediaciones de la avenida Carlos G. Calles, paralela al muro metálico que divide a los dos países confían que, con abrigos, cobijas y la venia de Dios les permita estar sanos.

“Florencio”, de origen Chiapaneco, de 38 años, lleva 4 días en esta ciudad a la que arribó con su esposa Keyla, de 35 y su hija de 8 años, aceptó que puede ocurrir que se enfermen mientras están en el proceso de asilo en Estados Unidos, “si Dios quiere y pasamos nosotros estamos dispuestos a lo que venga, porque las circunstancias de nuestro estado están poco difícil, claro, tampoco queremos arriesgarnos, mi niña de 8 años está sana, gracias a Dios”.

“Fausto”, de 38 años, también de Chiapas, quien con su esposa Carolina, de 23, y sus hijos de 10, 6, 4, 3 años y uno más de 4 meses, lleva tres días en San Luis Río Colorado, dijo que cuidan a sus niños “bien abrigados, con su chamarrita y ahí las vamos pasando”.

Dijo que el clima es muy diferente en su estado originario, “está más frío aquí y no veníamos preparados en los cuatro días que hicimos de viaje”.

Sobre la posibilidad de que, puedan sufrir un percance, por parte de las autoridades estadounidenses, dijo “ahorita no estamos preocupados, estamos aquí por lo pronto, y con esperanza de poder pasar”.

“Fausto” y su familia vivieron el terror del terremoto el pasado mes de septiembre en la región del Sur de México, con lonas y cobijas.

Las familias han encontrado un apoyo en un estacionamiento privado, cuyos dueños les permiten asearse y lavar su ropa, la cual tienden al sol sobre un cerco de malla ciclónica.

Más información en edición impresa.

Tras conocer que dos menores de edad hijos de migrantes centroamericanos, han fallecido mientras se encontraban en custodia de las autoridades de Estados Unidos, en medio del proceso de asilo humanitario, algunos aspirantes que esperan en la línea de San Luis Río Colorado descartan temer por la salud de sus hijos, e incluso los cuidan más del frío.

Expuestos a las inclemencias del clima, los contaminantes provocados por el humo de automóviles y actualmente el humo de pólvora de los cohetes por las fiestas decembrinas, tres jefes de las más de 60 familias que esperan en las inmediaciones de la avenida Carlos G. Calles, paralela al muro metálico que divide a los dos países confían que, con abrigos, cobijas y la venia de Dios les permita estar sanos.

“Florencio”, de origen Chiapaneco, de 38 años, lleva 4 días en esta ciudad a la que arribó con su esposa Keyla, de 35 y su hija de 8 años, aceptó que puede ocurrir que se enfermen mientras están en el proceso de asilo en Estados Unidos, “si Dios quiere y pasamos nosotros estamos dispuestos a lo que venga, porque las circunstancias de nuestro estado están poco difícil, claro, tampoco queremos arriesgarnos, mi niña de 8 años está sana, gracias a Dios”.

“Fausto”, de 38 años, también de Chiapas, quien con su esposa Carolina, de 23, y sus hijos de 10, 6, 4, 3 años y uno más de 4 meses, lleva tres días en San Luis Río Colorado, dijo que cuidan a sus niños “bien abrigados, con su chamarrita y ahí las vamos pasando”.

Dijo que el clima es muy diferente en su estado originario, “está más frío aquí y no veníamos preparados en los cuatro días que hicimos de viaje”.

Sobre la posibilidad de que, puedan sufrir un percance, por parte de las autoridades estadounidenses, dijo “ahorita no estamos preocupados, estamos aquí por lo pronto, y con esperanza de poder pasar”.

“Fausto” y su familia vivieron el terror del terremoto el pasado mes de septiembre en la región del Sur de México, con lonas y cobijas.

Las familias han encontrado un apoyo en un estacionamiento privado, cuyos dueños les permiten asearse y lavar su ropa, la cual tienden al sol sobre un cerco de malla ciclónica.

Más información en edición impresa.

Local

Ejecutan obra de ampliación de urgencias en el IMSS

Con las obras de ampliación y remodelación de las unidades médicas del Seguro Social en esta ciudad, se incrementará la capacidad de atención y se mejorará el servicio a los derechohabientes

Local

Será un “San Luis en la playa” diferente: Turismo

La televisora TV Azteca transmitirá su programa “Limpiemos México” desde las playas del Golfo de Santa Clara durante el evento anual

Local

Presentarán artistas evento con causa

Los asistentes podrán disfrutar de la música de 6 bandas y de exposiciones de pinturas

Policiaca

Hombres armados dieron golpiza a jóvenes

Además detonaron pistola 9 mm y rifles AK-47 y AR-15 contra el auto de uno de los lesionados, causándole daños de consideración.

Futbol

Jiménez en grande, vuelve anotar con el Wolverhampton

Raúl se hizo presente en el marcador y ahogó las aspiraciones del conjunto del torino

Política

Ciudad Juárez, tema de reunión entre Corral y Durazo

El mandatario de Chihuahua y el gabinete de seguridad federal delinearon estrategias

Gossip

Yuri se vuelve investigadora en Quién es la Máscara

Yuri comienza una nueva etapa en su carrera ahora dentro del programa show ¿Quién es la máscara?, a la par que estrena su nuevo sencillo junto a Natalia Jiménez

Arte

Legado histórico de Emiliano Zapata inspira a artistas mexicanos

Rendirán homenaje a El caudillo del sur en París con una exposición que es iniciativa de Rubicó

Moda

Lanzan nueva colección otoño 2019 de una firma deportiva

El jazz y el espíritu vintage estadounidense inspira al diseño