/ sábado 25 de mayo de 2019

Euroescépticos, la amenaza de la elección europea

Tras un Brexit que eclipsa el voto de la UE, en cada país miembro existen partidos que buscan seguir el camino de la separación

Las fuerzas euroescépticas, muy diversas, ganaron peso en muchos países de la Unión Europea (UE).

El euroescepticismo no se ajusta siempre a las divisiones políticas clásicas. Así, algunos partidos de extrema derecha no cuestionan la UE, mientras que una parte de la izquierda radical desearía distanciarse de ella.

- Reino Unido -

En principio, los euroescépticos son mayoritarios en el Reino Unido, donde 52% de los electores votaron a favor del Brexit en el referéndum de 2016. Pero, paradójicamente, las vicisitudes de este Brexit empujarán probablemente a los británicos a participar en mayor número en las elecciones europeas.

Actualmente, de los 73 eurodiputados del país, una buena parte de los 18 conservadores y 24 miembros del UKIP (Partido de la Independencia del Reino Unido) electos en 2014 son hostiles a la UE.

Estos últimos se encuentran ahora dispersos, divididos entre quienes se mantuvieron en el UKIP y quienes se unieron a su líder histórico, Nigel Farage, en el Partido del Brexit, que va viento en popa en los sondeos.

- Hungría -

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, basó su campaña electoral para el 26 de mayo en la denuncia de las instituciones europeas.

Tras haber atacado, en vano, las cuotas de acogida de refugiados ante el Tribunal de Justicia de la UE, es blanco de una demanda de sanciones del Parlamento Europeo, que le reprocha haber metido en cintura a los medios, la justicia y la universidad.

Su partido, el Fidesz (con 11 eurodiputados de 21 húngaros) fue suspendido en marzo del Partido Popular Europeo (derecha).

- Polonia -

El gobierno conservador del PiS (Partido Derecho y Justicia, dirigido por Jaroslaw Kaczynski, con 14 eurodiputados de 51) está amenazado con sanciones europeas por no respetar el Estado de Derecho en lo relativo a una reforma de la Corte Suprema.

- República Checa -

Nombrado por Milos Zeman, un presidente euroescéptico y prorruso, el primer ministro Andrej Babis, del partido populista ANO (con dos eurodiputados de 21 pero casi 30% de votos en las legislativas de 2017), se opuso a Bruselas en la cuestión inmigratoria y se arriesga a un procedimiento europeo por conflicto de intereses vinculado con su imperio industrial.

Un partido de extrema derecha y euroescéptico, el SPD (19 diputados nacionales de 200) aspira a entrar en la Eurocámara.

- Rumania -

El gobierno socialdemócrata rumano está amenazado por la Comisión de Sanciones debido a un controvertido proyecto de reforma del sistema judicial. El presidente de la República, Klaus Iohannis (proeuropeo de centro-derecha), convocó un referéndum el mismo día de las elecciones europeas para oponerse a esta reforma.

El hombre fuerte del Partido Socialdemócrata es el ex primer ministro Liviu Dragne, condenado por fraude electoral.

- Italia -

El gobierno italiano se opone de plano a la mayoría de sus socios europeos, al cerrar sus costas a la llegada de refugiados y con la pulseada que mantuvo con la Comisión --que concluyó con un compromiso-- por su presupuesto para 2018.

Las dos formaciones que lo integran, la Liga de Matteo Salvini (seis eurodiputados de 73) y el Movimiento 5 Estrellas de Luigi di Maio (11), basaron su éxito en un discurso antimigrantes y anti-UE, aunque no defienden la salida de la zona euro.

- Austria -

Aliado del gobierno del conservador Sebastien Kurz, el partido de ultraderecha euroescéptico FPÖ se encuentra en plena tormenta por la dimisión este sábado de su líder, Heinz-Christian Strache, a su puesto de viceprimer ministro tras la publicación de informaciones que lo comprometen con la supuesta sobrina de un oligarca ruso, en un montaje aparentemente destinado a dejarlo en evidencia.

El FPÖ (tres eurodiputados sobre 18), que tiene un discurso muy duro contra la inmigración, dejó de lado su reivindicación de salida de la UE y del euro.

- Dinamarca -

El Partido Popular danés (tres eurodiputados de 13), formación contra la inmigración que plantea una salida a medio plazo de la UE, apoya al gobierno minoritario de centro-derecha, aunque no participa en él.

- Estonia -

El partido euroescéptico de extrema derecha EKRE, que logró un avance en las legislativas del 3 de marzo pero no dispone de ningún eurodiputado, participa desde el 24 de abril en el gobierno dirigido por el centrista Juri Ratas.

- Portugal -

El Bloque de Izquierda, que plantea una salida del euro pero no de la UE; y el Partido Comunista, a favor de abandonar la moneda única y eventualmente la UE, apoyan al gobierno socialista, aunque no participan en él. Estas formaciones están representadas por cuatro de los 21 eurodiputados portugueses.

- Finlandia -

El partido Verdaderos Finlandeses (2 eurodiputados de 13), favorable a la salida del euro aunque dejó de lado su programa antieuropeo cuando participó en el gobierno entre 2015 y 2017, logró un gran éxito en las legislativas del 14 de abril.

Con un discurso antiinmigración y escéptico con el cambio climático, quedó en segunda posición, por detrás de los socialdemócratas.

- Francia -

El Frente Nacional (15 eurodiputados de 74) se rebautizó Agrupación Nacional y rebajó el discurso antieuropeo de la campaña presidencial de 2017, aunque mantuvo su discurso antiinmigrantes. Encuentra competencia en otros movimientos como Debout la France o Patriotes, con dos eurodiputados cada uno.

En la izquierda, la Francia Insumisa (3) defiende el no respeto de los tratados europeos en materia presupuestaria, pero no una salida formal de la UE.

- Alemania -

Alternativa para Alemania (AfD), una formación antieuro y antiinmigrantes creada en 2013, logró un 12,6% de los votos en las legislativas de 2017, estremeciendo el escenario político.

En 2015 obtuvo siete eurodiputados (de 96) pero las deserciones lo dejaron con apenas uno.

- Suecia -

Los Demócratas de Suecia (dos eurodiputados), que plantean una salida de la UE, se posicionan como árbitros entre los dos grandes bloques dominantes, izquierda y derecha.

- Holanda -

El Partido por la Libertad de Geert Wilders, antiislam (cuatro eurodiputados de 26) se convirtió en 2017 en la segunda fuerza del Parlamento holandés.

Se topa con la competencia del Foro por la Democracia, sin eurodiputados pero que entró en el Senado en marzo.


Las fuerzas euroescépticas, muy diversas, ganaron peso en muchos países de la Unión Europea (UE).

El euroescepticismo no se ajusta siempre a las divisiones políticas clásicas. Así, algunos partidos de extrema derecha no cuestionan la UE, mientras que una parte de la izquierda radical desearía distanciarse de ella.

- Reino Unido -

En principio, los euroescépticos son mayoritarios en el Reino Unido, donde 52% de los electores votaron a favor del Brexit en el referéndum de 2016. Pero, paradójicamente, las vicisitudes de este Brexit empujarán probablemente a los británicos a participar en mayor número en las elecciones europeas.

Actualmente, de los 73 eurodiputados del país, una buena parte de los 18 conservadores y 24 miembros del UKIP (Partido de la Independencia del Reino Unido) electos en 2014 son hostiles a la UE.

Estos últimos se encuentran ahora dispersos, divididos entre quienes se mantuvieron en el UKIP y quienes se unieron a su líder histórico, Nigel Farage, en el Partido del Brexit, que va viento en popa en los sondeos.

- Hungría -

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, basó su campaña electoral para el 26 de mayo en la denuncia de las instituciones europeas.

Tras haber atacado, en vano, las cuotas de acogida de refugiados ante el Tribunal de Justicia de la UE, es blanco de una demanda de sanciones del Parlamento Europeo, que le reprocha haber metido en cintura a los medios, la justicia y la universidad.

Su partido, el Fidesz (con 11 eurodiputados de 21 húngaros) fue suspendido en marzo del Partido Popular Europeo (derecha).

- Polonia -

El gobierno conservador del PiS (Partido Derecho y Justicia, dirigido por Jaroslaw Kaczynski, con 14 eurodiputados de 51) está amenazado con sanciones europeas por no respetar el Estado de Derecho en lo relativo a una reforma de la Corte Suprema.

- República Checa -

Nombrado por Milos Zeman, un presidente euroescéptico y prorruso, el primer ministro Andrej Babis, del partido populista ANO (con dos eurodiputados de 21 pero casi 30% de votos en las legislativas de 2017), se opuso a Bruselas en la cuestión inmigratoria y se arriesga a un procedimiento europeo por conflicto de intereses vinculado con su imperio industrial.

Un partido de extrema derecha y euroescéptico, el SPD (19 diputados nacionales de 200) aspira a entrar en la Eurocámara.

- Rumania -

El gobierno socialdemócrata rumano está amenazado por la Comisión de Sanciones debido a un controvertido proyecto de reforma del sistema judicial. El presidente de la República, Klaus Iohannis (proeuropeo de centro-derecha), convocó un referéndum el mismo día de las elecciones europeas para oponerse a esta reforma.

El hombre fuerte del Partido Socialdemócrata es el ex primer ministro Liviu Dragne, condenado por fraude electoral.

- Italia -

El gobierno italiano se opone de plano a la mayoría de sus socios europeos, al cerrar sus costas a la llegada de refugiados y con la pulseada que mantuvo con la Comisión --que concluyó con un compromiso-- por su presupuesto para 2018.

Las dos formaciones que lo integran, la Liga de Matteo Salvini (seis eurodiputados de 73) y el Movimiento 5 Estrellas de Luigi di Maio (11), basaron su éxito en un discurso antimigrantes y anti-UE, aunque no defienden la salida de la zona euro.

- Austria -

Aliado del gobierno del conservador Sebastien Kurz, el partido de ultraderecha euroescéptico FPÖ se encuentra en plena tormenta por la dimisión este sábado de su líder, Heinz-Christian Strache, a su puesto de viceprimer ministro tras la publicación de informaciones que lo comprometen con la supuesta sobrina de un oligarca ruso, en un montaje aparentemente destinado a dejarlo en evidencia.

El FPÖ (tres eurodiputados sobre 18), que tiene un discurso muy duro contra la inmigración, dejó de lado su reivindicación de salida de la UE y del euro.

- Dinamarca -

El Partido Popular danés (tres eurodiputados de 13), formación contra la inmigración que plantea una salida a medio plazo de la UE, apoya al gobierno minoritario de centro-derecha, aunque no participa en él.

- Estonia -

El partido euroescéptico de extrema derecha EKRE, que logró un avance en las legislativas del 3 de marzo pero no dispone de ningún eurodiputado, participa desde el 24 de abril en el gobierno dirigido por el centrista Juri Ratas.

- Portugal -

El Bloque de Izquierda, que plantea una salida del euro pero no de la UE; y el Partido Comunista, a favor de abandonar la moneda única y eventualmente la UE, apoyan al gobierno socialista, aunque no participan en él. Estas formaciones están representadas por cuatro de los 21 eurodiputados portugueses.

- Finlandia -

El partido Verdaderos Finlandeses (2 eurodiputados de 13), favorable a la salida del euro aunque dejó de lado su programa antieuropeo cuando participó en el gobierno entre 2015 y 2017, logró un gran éxito en las legislativas del 14 de abril.

Con un discurso antiinmigración y escéptico con el cambio climático, quedó en segunda posición, por detrás de los socialdemócratas.

- Francia -

El Frente Nacional (15 eurodiputados de 74) se rebautizó Agrupación Nacional y rebajó el discurso antieuropeo de la campaña presidencial de 2017, aunque mantuvo su discurso antiinmigrantes. Encuentra competencia en otros movimientos como Debout la France o Patriotes, con dos eurodiputados cada uno.

En la izquierda, la Francia Insumisa (3) defiende el no respeto de los tratados europeos en materia presupuestaria, pero no una salida formal de la UE.

- Alemania -

Alternativa para Alemania (AfD), una formación antieuro y antiinmigrantes creada en 2013, logró un 12,6% de los votos en las legislativas de 2017, estremeciendo el escenario político.

En 2015 obtuvo siete eurodiputados (de 96) pero las deserciones lo dejaron con apenas uno.

- Suecia -

Los Demócratas de Suecia (dos eurodiputados), que plantean una salida de la UE, se posicionan como árbitros entre los dos grandes bloques dominantes, izquierda y derecha.

- Holanda -

El Partido por la Libertad de Geert Wilders, antiislam (cuatro eurodiputados de 26) se convirtió en 2017 en la segunda fuerza del Parlamento holandés.

Se topa con la competencia del Foro por la Democracia, sin eurodiputados pero que entró en el Senado en marzo.


Local

Retiran sellos de la alberca donde murió una niña

Unidad Sanitaria y Protección Civil reabrieron las puertas para que cumpla con requisitos, no para el público

Local

Van más de 50 millas de muro en la frontera

Actualmente la construcción de la nueva barrera divisoria va a la altura de la colonia Industrial en San Luis Río Colorado

Local

Solicitan apoyo para colectar útiles escolares

Dese hace 3 años la Fundación Motivando Corazones realiza diversas actividades para recabar dinero para ayudar a las familias vulnerables con despensas, cobijas, tratamientos para enfermedades, entre otros

Finanzas

Esconden siete estados sus deudas, señala Moody's 

Los últimos reportes de la Auditoría Superior de la Federación revelan discrepancias entre la deuda de largo plazo reportada en los estados financieros y la de la Secretaría de Hacienda

Sociedad

Niño mexiquense gana el campeonato de cálculo mental en China

Realizó 70 operaciones exactas en menos de cinco minutos

Gossip

Ocho años sin Amy Winehouse; la muerte de la reina del soul

La cantante británica pertenece al llamado club de los 27

Policiaca

Responsable de choque en la Aviación II huyó

Hasta el momento, se desconoce cualquier información acerca de la identidad del conductor que presuntamente causó el encontronazo y las lesiones en el afectado

Local

Solicitan apoyo para colectar útiles escolares

Dese hace 3 años la Fundación Motivando Corazones realiza diversas actividades para recabar dinero para ayudar a las familias vulnerables con despensas, cobijas, tratamientos para enfermedades, entre otros

Virales

A balazos, mujer reclama en McDonald’s que sus papas estaban frías

Al final, el gerente le devolvió su dinero y la mujer se retiró del lugar