/ miércoles 1 de abril de 2020

Cierra mes de marzo con 8 homicidios en San Luis

Todos los casos son actual objeto de investigación por parte de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) y demás corporaciones locales

Desde el pasado 3 de marzo que dio inicio el denominado “saldo rojo” del mes, que son muertes derivadas de hechos violentos, hasta el cierre de esta edición, fueron contabilizadas ocho muertes, en los que la mayoría fueron utilizadas armas de fuego.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

Lo anterior, según la hemeroteca de TRIBUNA DE SAN LUIS, así como información oficial emitida por corporaciones, la cual indica que el primer asesinato registrado en marzo fue el de Eduardo “N”, de 50 años, quien fue hallado sin vida flotando en las aguas del canal encementado ubicado al final de la calle 36, hacia el sur de la ciudad.


Su cuerpo presentó aparentes signos de violencia, derivados de tortura, y se encontraba aún con ataduras en muñecas y otras partes del cuerpo.

Posteriormente, el domingo 15 de marzo, las autoridades atendieron el caso en el que fue ultimado Bryan “N”, de 25 años, como resultado de un ataque armado en su contra a escasos metros de su casa, sobre la avenida Bugambilias y calle 6, en la colonia Libertad.

Momentos más tarde de haber sido atendido en una clínica particular de la ciudad, perdió la vida; aún se desconocen las razones de su homicidio.

Otro hecho fue el registrado el miércoles 18 de marzo, en el que se supo que un padre y su hijo, de 40 y 15 años, respectivamente y quienes respondían al nombre de Jesús y Ernesto “N”, fueron asesinados en un ataque armado con arma de fuego AK-47 adentro de su casa en la comisaría Luis B. Sánchez, por un sujeto hasta la fecha desconocido y por motivos que aún se ignoran.

Después, con data del lunes 23 de marzo, corporaciones atendieron el reporte en el que se señalaba la presencia de un cuerpo sin vida en un canal de riego en el ejido Islita, quien días después identificaron como Solano, de 54 años.

Se dijo, según investigación preliminar, que había sido ejecutado y luego abandonado.

Esa misma tarde, sobre la avenida Obregón, a la altura de la calle 5, fue ejecutado con un tiro en la cabeza Ignacio “N”, de 29 años, quien mientras permanecía a bordo de su vehículo fue interceptado por un grupo armado desde otro vehículo en movimiento.


HOMICIDIOS RECIENTES

Durante la noche del pasado sábado 28 de marzo, corporaciones locales activaron el “código rojo” debido a que fueron reportados diversos ataques con arma de fuego con víctimas mortales en distintas partes de la ciudad.

El primero fue en la colonia Sonora, donde a la altura de la calle 9 sobre la avenida Durango un grupo de pistoleros a bordo de un vehículo en movimiento le dieron muerte a Efrén “N”, de 41 años.

Mientras avanzaba la búsqueda de los presuntos sicarios, sobre la avenida Quintana Roo y calle Yocupicio se registró el asesinato de Arturo “N”, de 57 años, según testigos por la acción de cuatro sujetos encapuchados con armas largas.

Cabe recordar que no se han dado a conocer datos acerca de posibles responsables de todos los hechos antes expuestos. Sin embargo, unidades policiacas de los tres niveles de gobierno se mantienen en coordinación para esclarecer los actos con victimas fatales.

Desde el pasado 3 de marzo que dio inicio el denominado “saldo rojo” del mes, que son muertes derivadas de hechos violentos, hasta el cierre de esta edición, fueron contabilizadas ocho muertes, en los que la mayoría fueron utilizadas armas de fuego.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

Lo anterior, según la hemeroteca de TRIBUNA DE SAN LUIS, así como información oficial emitida por corporaciones, la cual indica que el primer asesinato registrado en marzo fue el de Eduardo “N”, de 50 años, quien fue hallado sin vida flotando en las aguas del canal encementado ubicado al final de la calle 36, hacia el sur de la ciudad.


Su cuerpo presentó aparentes signos de violencia, derivados de tortura, y se encontraba aún con ataduras en muñecas y otras partes del cuerpo.

Posteriormente, el domingo 15 de marzo, las autoridades atendieron el caso en el que fue ultimado Bryan “N”, de 25 años, como resultado de un ataque armado en su contra a escasos metros de su casa, sobre la avenida Bugambilias y calle 6, en la colonia Libertad.

Momentos más tarde de haber sido atendido en una clínica particular de la ciudad, perdió la vida; aún se desconocen las razones de su homicidio.

Otro hecho fue el registrado el miércoles 18 de marzo, en el que se supo que un padre y su hijo, de 40 y 15 años, respectivamente y quienes respondían al nombre de Jesús y Ernesto “N”, fueron asesinados en un ataque armado con arma de fuego AK-47 adentro de su casa en la comisaría Luis B. Sánchez, por un sujeto hasta la fecha desconocido y por motivos que aún se ignoran.

Después, con data del lunes 23 de marzo, corporaciones atendieron el reporte en el que se señalaba la presencia de un cuerpo sin vida en un canal de riego en el ejido Islita, quien días después identificaron como Solano, de 54 años.

Se dijo, según investigación preliminar, que había sido ejecutado y luego abandonado.

Esa misma tarde, sobre la avenida Obregón, a la altura de la calle 5, fue ejecutado con un tiro en la cabeza Ignacio “N”, de 29 años, quien mientras permanecía a bordo de su vehículo fue interceptado por un grupo armado desde otro vehículo en movimiento.


HOMICIDIOS RECIENTES

Durante la noche del pasado sábado 28 de marzo, corporaciones locales activaron el “código rojo” debido a que fueron reportados diversos ataques con arma de fuego con víctimas mortales en distintas partes de la ciudad.

El primero fue en la colonia Sonora, donde a la altura de la calle 9 sobre la avenida Durango un grupo de pistoleros a bordo de un vehículo en movimiento le dieron muerte a Efrén “N”, de 41 años.

Mientras avanzaba la búsqueda de los presuntos sicarios, sobre la avenida Quintana Roo y calle Yocupicio se registró el asesinato de Arturo “N”, de 57 años, según testigos por la acción de cuatro sujetos encapuchados con armas largas.

Cabe recordar que no se han dado a conocer datos acerca de posibles responsables de todos los hechos antes expuestos. Sin embargo, unidades policiacas de los tres niveles de gobierno se mantienen en coordinación para esclarecer los actos con victimas fatales.