/ jueves 19 de septiembre de 2019

No hay nepotismo en la Dirección de Notarias del Gobierno del Estado: Aragón Salcido

Todos los abogados tienen la misma posibilidad de aplicar para una patente de suplencia

Una parte de los suplentes de las notarías públicas del Estado son familiares del titular, no la mayoría afirmo la Directora General de notarías del Gobierno del Estado María Inés Aragón Salcido, esto por los señalamientos de Diputados e información que se encuentra publicada en el portal de la Dirección de Notarias.

La funcionaria aseguró que aunque sí hay familiares que son suplentes de notarios públicos titulares, estos no son la mayoría y todos los abogados tienen la misma posibilidad de aplicar para una patente de suplencia, siempre que cumplan con los requisitos.

“La gran mayoría de los suplentes, no son familiares de los titulares, en relación a la estadística, de manera tal que la justa está pareja. No tengo exactamente el número, pero tengo la información y si ustedes pueden acceder en el portal de la Secretaría de Gobierno, en la Dirección General de Notarías, ustedes se van a encontrar el Directorio Notarial”, afirmó.

A pesar de lo dicho por Aragón Salcido, en el Directorio General de Notarías Públicas del Gobierno del Estado, aparecen publicadas 109 de las 111 que hay en toda la entidad, sin contar la nueva que propuso la gobernadora Claudia Pavlovich, de las cuales sólo 46 tienen un suplente, de los cuales 27 coinciden en apellidos con los titulares, lo cual claramente es más de la mitad y por lo tanto sí son la mayoría.


Esta polémica se ventiló luego de que el diputado Filemón Ortega Quintos, del Partido del Trabajo, propuso el pasado 13 de septiembre en Pleno, una iniciativa para que se adicione al artículo cuarto de la Ley del Notariado que se prohíba a parientes de hasta tercer grado para que sean suplentes de los titulares para evitar actos de nepotismo.

Asimismo, Karina Gastélum Félix, presidenta del Colegio de Notarios del Estado de Sonora, señaló que en la actual administración sólo se han entregado 20 suplencias y son a personas que han cumplido con los requisitos, entre hijos, familiares en otros grados y personal que tiene años de laborar en las mismas.

“No necesariamente han sido puros hijos; y es información que nos proporcionó la propia Dirección de Notarías, han sido también colaboradores, abogados, licenciados en Derecho que trabajan en notarías y que se creen con los suficientes conocimientos para aspirar a una patente”, subrayó.

Por su parte, Miguel Arnulfo Salas Mariscal, tesorero del Colegio de Notarios de Sonora, fue más allá al consideró como una violación a las garantías individuales que tienen todos los mexicanos a postularse a un puesto público, aunque este esté relacionado con algún pariente.

“No se le debe de coartar el derecho a nadie, es una violación de una garantía, o sea, todos tenemos los mismos derechos independientemente de si somos hijos o no”, argumentó.

Una parte de los suplentes de las notarías públicas del Estado son familiares del titular, no la mayoría afirmo la Directora General de notarías del Gobierno del Estado María Inés Aragón Salcido, esto por los señalamientos de Diputados e información que se encuentra publicada en el portal de la Dirección de Notarias.

La funcionaria aseguró que aunque sí hay familiares que son suplentes de notarios públicos titulares, estos no son la mayoría y todos los abogados tienen la misma posibilidad de aplicar para una patente de suplencia, siempre que cumplan con los requisitos.

“La gran mayoría de los suplentes, no son familiares de los titulares, en relación a la estadística, de manera tal que la justa está pareja. No tengo exactamente el número, pero tengo la información y si ustedes pueden acceder en el portal de la Secretaría de Gobierno, en la Dirección General de Notarías, ustedes se van a encontrar el Directorio Notarial”, afirmó.

A pesar de lo dicho por Aragón Salcido, en el Directorio General de Notarías Públicas del Gobierno del Estado, aparecen publicadas 109 de las 111 que hay en toda la entidad, sin contar la nueva que propuso la gobernadora Claudia Pavlovich, de las cuales sólo 46 tienen un suplente, de los cuales 27 coinciden en apellidos con los titulares, lo cual claramente es más de la mitad y por lo tanto sí son la mayoría.


Esta polémica se ventiló luego de que el diputado Filemón Ortega Quintos, del Partido del Trabajo, propuso el pasado 13 de septiembre en Pleno, una iniciativa para que se adicione al artículo cuarto de la Ley del Notariado que se prohíba a parientes de hasta tercer grado para que sean suplentes de los titulares para evitar actos de nepotismo.

Asimismo, Karina Gastélum Félix, presidenta del Colegio de Notarios del Estado de Sonora, señaló que en la actual administración sólo se han entregado 20 suplencias y son a personas que han cumplido con los requisitos, entre hijos, familiares en otros grados y personal que tiene años de laborar en las mismas.

“No necesariamente han sido puros hijos; y es información que nos proporcionó la propia Dirección de Notarías, han sido también colaboradores, abogados, licenciados en Derecho que trabajan en notarías y que se creen con los suficientes conocimientos para aspirar a una patente”, subrayó.

Por su parte, Miguel Arnulfo Salas Mariscal, tesorero del Colegio de Notarios de Sonora, fue más allá al consideró como una violación a las garantías individuales que tienen todos los mexicanos a postularse a un puesto público, aunque este esté relacionado con algún pariente.

“No se le debe de coartar el derecho a nadie, es una violación de una garantía, o sea, todos tenemos los mismos derechos independientemente de si somos hijos o no”, argumentó.