/ jueves 19 de noviembre de 2020

Corren Rumores

El enojo de los generales



SUELTAN AL GENERAL CIENFUEGOS… Vaya noticia que tronó como bomba ayer martes por la tarde al darse a conocer que “Mediante acuerdo binacional, el Departamento de Justicia retiró este martes los cargos por narcotráfico y lavado de dinero al general Salvador Cienfuegos, para que sea investigado y posiblemente acusado en México”. Noticia que más tarde fue confirmada por el canciller Marcelo Ebrard quien aseguró que esto había sido un acuerdo entre las autoridades de ambos países, lo que cayó incluso como sorpresa a la jueza que lleva a cabo el caso en Nueva York. Ahora pide una explicación a la Fiscalía americana que le informen porque tomaron esta decisión de esta decisión de retirarle todos los cargos. Veremos si se lo dicen públicamente, porque esto no les cayó nada bien.


LA PRESIÓN DEL EJERCITO… Sin duda que esto fue una verdadera presión de las Fuerzas Armadas del país que habían visto como un insulto la detención del general Cienfuegos y lo peor, que no se le hubiera notificado a las autoridades mexicanas. No olvidar que este exsecretario de la Defensa Nacional tenía un sólido liderazgo al interior del Ejército y seguramente no aceptaron que los hayan exhibido a nivel mundial y de haber sido juzgado el general Cienfuegos el lodo iba a subir muy alto y con ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador hubiera perdido la simpatía de los grupos de poder dentro del Ejército. Esto debió llegar hasta muy alto y con mucho riesgo para tomar esta decisión tan sorpresiva.


EL EJERCITO AMERICANO… En esta ecuación también hay que considerar el factor del ejército americano, porque hay que recordar que semanas antes de que dejara el cargo el general Cienfuegos fue homenajeado en Washington por los más altos niveles de las fuerzas armadas americanas. Lo condecoraron, reconocieron su labor y además le rindieron honores militares. Sin duda que este caso también los insultó porque el colmo que la DEA supiera de los cargos en su contra y que los hayan dejado hacer el ridículo. Bueno, esto está más que enredado y veremos en la semana como revienta la bomba. Por si o por no, es cosa de no perderse este miércoles la mañanera con el presidente para ver cómo se justifica.


NUMEROS ALEGRES... A nivel federal siguen manejando números alegres en materia de contagios y muertes de coronavirus, por la misma necesidad de ofrecer un rostro menos sombrío al mundo. Pero bueno allá ellos. El punto es estar insistiendo que en Sonora no se debe bajar la guardia por ningún motivo. El último reporte de ocupación hospitalaria con semáforo naranja es preocupante. En promedio, los hospitales públicos tienen una ocupación del 32% y los privados de 79%. Ojo, las ciudades con más hospitalizaciones son Hermosillo, Nogales y Agua Prieta al superar el 50% de ocupación. Estos números matan cualquier especulación o debate, porque estamos jugando con una pistola cargada en caso de que se venga otra ola de contagios. Ahora con motivo del megapuente se pudieron ver fotos donde la gente se abarrotó en playas y lugares de reunión, sin tomar la mínima precaución. Insisto en que seguimos jugando con el toro.


PARA QUE LO CONSIDEREN… De acuerdo con un comunicado de Salud, la ocupación por institución en Hermosillo es la siguiente: 14% de su ocupación en hospitales públicos de la Secretaría de Salud, 86% en el IMSS, 79% en el Isssteson y 95% en Issste. Esperemos que las aglomeraciones que se presentaron en el megapuente no traigan consecuencias en las próximas semanas. Algo no les suena a las autoridades que ya se preparan para semáforo rojo. Y bueno, mejor estar preparados y que no pase a mayores, que estar confiados y nos agarren con los dedos detrás de la puerta. Al final del día estos datos cuentan y mucho, porque si no nos cuidamos vamos a rebasar la capacidad hospitalaria y comenzaremos a caer como moscas.


PRUEBAS Y PRUEBAS… En donde estamos reprobados, valga la frase, es en las pruebas. Actualmente ocupamos en número 158 en número de pruebas por cada millón de habitantes. Por eso es tan fácil manipular las estadísticas. A menos pruebas, menos casos positivos de coronavirus y así se pueden presumir de mesetas, de curvas, de picos y lo que quieran. Contra esos datos no hay defensa y además no se informa. Por ejemplo, el Reino Unido hace 1.5 millones de pruebas por semana. Francia un millón lo mismo que Alemania. España más de 600 mil, en Italia casi 600 mil y en el pequeño país de Bélgica casi 200 mil. Y si a pesar de esto allá no controlan el contagio por el exceso de movilidad social, se imaginan aquí donde las pruebas se hacen con gotero. Estamos fritos. En México, según la OMS, se hacen 3 pruebas por cada cien mil habitantes y en Estados Unidos llegan a 150. Ahí la enorme diferencia en casos positivos.


ADIOS A LOS CHRISMAS…El plazo para las restricciones en el cruce fronterizo entre las autoridades americanas y mexicanas que solo autoriza el paso para actividades esenciales de aquí pa’lla, termina este sábado. Pero me temo que habrá malas noticias. Si el semáforo sigue en naranja por el lado mexicano y los estados fronterizos de California, Arizona, Nuevo México y Texas siguen aumentando casos de contagio, el cierre seguirá igual. El acuerdo es muy claro, si los estados mexicanos están en naranja, nanay. Y peor aún en rojo como pasa con Chihuahua. De modo y manera que el consejo es que aprovechen el buen fin, porque se van a quedar volando en espera de ir por los chrismas a los Tucsones.


En fin, amigos, para que quejarse, como dijo el Mocho Domíguez, cae más pronto un hablador, sobre todo si es cojo. Sale.

El enojo de los generales



SUELTAN AL GENERAL CIENFUEGOS… Vaya noticia que tronó como bomba ayer martes por la tarde al darse a conocer que “Mediante acuerdo binacional, el Departamento de Justicia retiró este martes los cargos por narcotráfico y lavado de dinero al general Salvador Cienfuegos, para que sea investigado y posiblemente acusado en México”. Noticia que más tarde fue confirmada por el canciller Marcelo Ebrard quien aseguró que esto había sido un acuerdo entre las autoridades de ambos países, lo que cayó incluso como sorpresa a la jueza que lleva a cabo el caso en Nueva York. Ahora pide una explicación a la Fiscalía americana que le informen porque tomaron esta decisión de esta decisión de retirarle todos los cargos. Veremos si se lo dicen públicamente, porque esto no les cayó nada bien.


LA PRESIÓN DEL EJERCITO… Sin duda que esto fue una verdadera presión de las Fuerzas Armadas del país que habían visto como un insulto la detención del general Cienfuegos y lo peor, que no se le hubiera notificado a las autoridades mexicanas. No olvidar que este exsecretario de la Defensa Nacional tenía un sólido liderazgo al interior del Ejército y seguramente no aceptaron que los hayan exhibido a nivel mundial y de haber sido juzgado el general Cienfuegos el lodo iba a subir muy alto y con ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador hubiera perdido la simpatía de los grupos de poder dentro del Ejército. Esto debió llegar hasta muy alto y con mucho riesgo para tomar esta decisión tan sorpresiva.


EL EJERCITO AMERICANO… En esta ecuación también hay que considerar el factor del ejército americano, porque hay que recordar que semanas antes de que dejara el cargo el general Cienfuegos fue homenajeado en Washington por los más altos niveles de las fuerzas armadas americanas. Lo condecoraron, reconocieron su labor y además le rindieron honores militares. Sin duda que este caso también los insultó porque el colmo que la DEA supiera de los cargos en su contra y que los hayan dejado hacer el ridículo. Bueno, esto está más que enredado y veremos en la semana como revienta la bomba. Por si o por no, es cosa de no perderse este miércoles la mañanera con el presidente para ver cómo se justifica.


NUMEROS ALEGRES... A nivel federal siguen manejando números alegres en materia de contagios y muertes de coronavirus, por la misma necesidad de ofrecer un rostro menos sombrío al mundo. Pero bueno allá ellos. El punto es estar insistiendo que en Sonora no se debe bajar la guardia por ningún motivo. El último reporte de ocupación hospitalaria con semáforo naranja es preocupante. En promedio, los hospitales públicos tienen una ocupación del 32% y los privados de 79%. Ojo, las ciudades con más hospitalizaciones son Hermosillo, Nogales y Agua Prieta al superar el 50% de ocupación. Estos números matan cualquier especulación o debate, porque estamos jugando con una pistola cargada en caso de que se venga otra ola de contagios. Ahora con motivo del megapuente se pudieron ver fotos donde la gente se abarrotó en playas y lugares de reunión, sin tomar la mínima precaución. Insisto en que seguimos jugando con el toro.


PARA QUE LO CONSIDEREN… De acuerdo con un comunicado de Salud, la ocupación por institución en Hermosillo es la siguiente: 14% de su ocupación en hospitales públicos de la Secretaría de Salud, 86% en el IMSS, 79% en el Isssteson y 95% en Issste. Esperemos que las aglomeraciones que se presentaron en el megapuente no traigan consecuencias en las próximas semanas. Algo no les suena a las autoridades que ya se preparan para semáforo rojo. Y bueno, mejor estar preparados y que no pase a mayores, que estar confiados y nos agarren con los dedos detrás de la puerta. Al final del día estos datos cuentan y mucho, porque si no nos cuidamos vamos a rebasar la capacidad hospitalaria y comenzaremos a caer como moscas.


PRUEBAS Y PRUEBAS… En donde estamos reprobados, valga la frase, es en las pruebas. Actualmente ocupamos en número 158 en número de pruebas por cada millón de habitantes. Por eso es tan fácil manipular las estadísticas. A menos pruebas, menos casos positivos de coronavirus y así se pueden presumir de mesetas, de curvas, de picos y lo que quieran. Contra esos datos no hay defensa y además no se informa. Por ejemplo, el Reino Unido hace 1.5 millones de pruebas por semana. Francia un millón lo mismo que Alemania. España más de 600 mil, en Italia casi 600 mil y en el pequeño país de Bélgica casi 200 mil. Y si a pesar de esto allá no controlan el contagio por el exceso de movilidad social, se imaginan aquí donde las pruebas se hacen con gotero. Estamos fritos. En México, según la OMS, se hacen 3 pruebas por cada cien mil habitantes y en Estados Unidos llegan a 150. Ahí la enorme diferencia en casos positivos.


ADIOS A LOS CHRISMAS…El plazo para las restricciones en el cruce fronterizo entre las autoridades americanas y mexicanas que solo autoriza el paso para actividades esenciales de aquí pa’lla, termina este sábado. Pero me temo que habrá malas noticias. Si el semáforo sigue en naranja por el lado mexicano y los estados fronterizos de California, Arizona, Nuevo México y Texas siguen aumentando casos de contagio, el cierre seguirá igual. El acuerdo es muy claro, si los estados mexicanos están en naranja, nanay. Y peor aún en rojo como pasa con Chihuahua. De modo y manera que el consejo es que aprovechen el buen fin, porque se van a quedar volando en espera de ir por los chrismas a los Tucsones.


En fin, amigos, para que quejarse, como dijo el Mocho Domíguez, cae más pronto un hablador, sobre todo si es cojo. Sale.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 22 de noviembre de 2020

Aguas con la sopa

Hilario Olea

jueves 19 de noviembre de 2020

Corren Rumores

Hilario Olea

domingo 15 de noviembre de 2020

Echan a perder el truco

Hilario Olea

sábado 14 de noviembre de 2020

Flojitos y cooperando

Hilario Olea

sábado 07 de noviembre de 2020

Buen fin o mal inicio

Hilario Olea

viernes 06 de noviembre de 2020

CORREN RUMORES

Hilario Olea

jueves 05 de noviembre de 2020

Corren Rumores

Hilario Olea

domingo 01 de noviembre de 2020

CORREN RUMORES

Hilario Olea

sábado 31 de octubre de 2020

Color de semáforo manda

Hilario Olea

miércoles 28 de octubre de 2020

CORREN RUMORES

Hilario Olea

Cargar Más