/ miércoles 27 de julio de 2022

Inician nuevo linchamiento

EL FUSILAMIENTO ES PAREJO… El que esta semana puede respirar tranquilo, por lo pronto, es Alito Moreno, dirigente nacional del PRI, porque le van a quitar el guante de cara o si le pegan, los golpes van a estar compartidos, con los funcionarios que este lunes en la mañanera fueron exhibidos por el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, con la nueva ocurrencia presidencial, de presentar los sueldos de funcionarios con eso de “quién es quién en los salarios”. Para nadie es un secreto que el blanco que se buscaba era quemar a Lorenzo Córdova, presidente del INE, pero parece que se les pasó la mano, porque la quemada fue general y el fusilamiento parejo. Veremos si la ocurrencia logra su propósito de que la gente linche a estos funcionarios que ganan cantidades cercanas a los 300 mil pesos. Sin contar con prestaciones.

EL PRESIDENTE NO GASTA… En sus Memorias, José López Portillo escribió que cuando dejó la Presidencia lo primero que tuvo que volver a aprender a usar fueron las llaves, porque señalaba que no hay puerta cerrada para el presidente. Luego, traer dinero en la cartera, porque el presidente no gasta un centavo de su sueldo. Recordar que a su disposición está una partida especial que puede manejar a su entera discreción para supuestamente mantener la casa presidencial, que ahora es todo un palacio. El presidente no paga luz, ni agua. Ni en el súper. En la Casa Blanca el presidente americano tiene partida de gastos para actos oficiales. Pero si quiere invitar a comer a un cuate, se lo cargan a su sueldo. Aquí eso es imposible de imaginar. Por eso, para hacer una comparación justa, deberían sumarle al sueldo del presidente las prestaciones y gastos que no le cargan. Igual va para todos los funcionarios que gozan de gastos pagados.

PARA HACER CORAJES… Lo cierto es que esta nueva sección de quién es quién en los salarios va a pegarle a muchos y los dejarán expuestos a críticas y señalamientos en tanto se ajustan los sueldos a lo que “gana” el presidente. Seguro pronto veremos exhibidos a algunos gobernadores, alcaldes y si me apuran, hasta legisladores. Esto provocará corajes y molestias entre la población porque dicho sea de paso, es cierto que algunos se cuelgan y abusan con lo que cobran por lo que hacen, y lo peor, que la mayoría lo hace mal. Qué digo mal, malísimos. Por ejemplo, hay algunos funcionarios que nadie sabe qué hacen, porque apenas si se les ve. Ah, pero en la quincena son los primeros en cobrar. Bueno, por lo pronto ya salió la primera lista de los quemados. Y no creo que termine aquí.

LE GRITAN MENTIROSO… El que se llevó tremenda quemada ante su jefe fue el secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien en la gira por Nayarit quiso impresionar a López Obrador presumiendo que el personal en su mayoría estaba basificado, y que además estaban capacitados al cien por ciento en primer nivel y 75% del segundo nivel. Justo cuando decía eso comenzaron los gritos de: “¡Mentira, mentira! ¡Mentiroso!”, el funcionario simplemente sacó su concha de Tortuga Ninja, se encogió los hombros y siguió leyendo quitado de la pena. A un lado el presidente simplemente volteó para otro lado y fingió que no escuchó nada. Obvio, que esos pobres médicos que gritaron, les va a ir como en feria y además, es seguro que los harán picadillo en la mañanera y en las redes sociales. Pero eso sí, lo mentiroso no se lo quitan con nada.

TIENEN CARA DE TAXISTAS… Por cierto, ya presumieron que llegó el primer lote de médicos cubanos que mandarán a las zonas de inseguridad del país. Ahí donde no quieren ir médicos mexicanos porque, primero no tienen recursos para cumplir con su misión, y en segundo no hay seguridad. Hasta ahorita no han entregado la información sobre estos médicos, pues algunos sospechan que no son verdaderos doctores. Es más, por la finta que se cargaban, más parecían choferes de camiones de carga. Solo con verles cómo se ponen las batas médicas se dan cuenta que no las han usado muy seguido. Hasta ahora no han mostrado credenciales ni certificados de estudios. En fin, veremos resultados. A lo mejor los pobres así los traen vestidos y ni culpa tienen.

REBELIÓN EN LA GRANJA… Caray, este fin de semana se presentaron dos conatos de rebelión en la granja. El primero fueron los clientes de Gallerías Mall, porque de buenas a primeras subieron las tarifas del estacionamiento de 10 a 35 pesos, con dos horas máximo. O sea que ir al cine o a cenar significa fácil más de cien pesos de estacionada. Andan enojados, pero como todo en este país, ya se les pasará y terminarán aceptando. Por otro lado, vecinos de la colonia del Centenario se manifestaron en contra del proyecto de poner canchas de pádel, un juego de raqueta, en los camellones del Boulevard Hidalgo. Ahí fue error de cálculo, porque parece que alguien entendió que tumbarían árboles de ese sector. Por lo pronto, están esos dos conatos de bronca socia. Veremos cómo se arreglan.

En fin, pero como dijo el León Pérez: “Ver para creer, pero mejor, verá para cobrar”. Sale.

EL FUSILAMIENTO ES PAREJO… El que esta semana puede respirar tranquilo, por lo pronto, es Alito Moreno, dirigente nacional del PRI, porque le van a quitar el guante de cara o si le pegan, los golpes van a estar compartidos, con los funcionarios que este lunes en la mañanera fueron exhibidos por el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, con la nueva ocurrencia presidencial, de presentar los sueldos de funcionarios con eso de “quién es quién en los salarios”. Para nadie es un secreto que el blanco que se buscaba era quemar a Lorenzo Córdova, presidente del INE, pero parece que se les pasó la mano, porque la quemada fue general y el fusilamiento parejo. Veremos si la ocurrencia logra su propósito de que la gente linche a estos funcionarios que ganan cantidades cercanas a los 300 mil pesos. Sin contar con prestaciones.

EL PRESIDENTE NO GASTA… En sus Memorias, José López Portillo escribió que cuando dejó la Presidencia lo primero que tuvo que volver a aprender a usar fueron las llaves, porque señalaba que no hay puerta cerrada para el presidente. Luego, traer dinero en la cartera, porque el presidente no gasta un centavo de su sueldo. Recordar que a su disposición está una partida especial que puede manejar a su entera discreción para supuestamente mantener la casa presidencial, que ahora es todo un palacio. El presidente no paga luz, ni agua. Ni en el súper. En la Casa Blanca el presidente americano tiene partida de gastos para actos oficiales. Pero si quiere invitar a comer a un cuate, se lo cargan a su sueldo. Aquí eso es imposible de imaginar. Por eso, para hacer una comparación justa, deberían sumarle al sueldo del presidente las prestaciones y gastos que no le cargan. Igual va para todos los funcionarios que gozan de gastos pagados.

PARA HACER CORAJES… Lo cierto es que esta nueva sección de quién es quién en los salarios va a pegarle a muchos y los dejarán expuestos a críticas y señalamientos en tanto se ajustan los sueldos a lo que “gana” el presidente. Seguro pronto veremos exhibidos a algunos gobernadores, alcaldes y si me apuran, hasta legisladores. Esto provocará corajes y molestias entre la población porque dicho sea de paso, es cierto que algunos se cuelgan y abusan con lo que cobran por lo que hacen, y lo peor, que la mayoría lo hace mal. Qué digo mal, malísimos. Por ejemplo, hay algunos funcionarios que nadie sabe qué hacen, porque apenas si se les ve. Ah, pero en la quincena son los primeros en cobrar. Bueno, por lo pronto ya salió la primera lista de los quemados. Y no creo que termine aquí.

LE GRITAN MENTIROSO… El que se llevó tremenda quemada ante su jefe fue el secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien en la gira por Nayarit quiso impresionar a López Obrador presumiendo que el personal en su mayoría estaba basificado, y que además estaban capacitados al cien por ciento en primer nivel y 75% del segundo nivel. Justo cuando decía eso comenzaron los gritos de: “¡Mentira, mentira! ¡Mentiroso!”, el funcionario simplemente sacó su concha de Tortuga Ninja, se encogió los hombros y siguió leyendo quitado de la pena. A un lado el presidente simplemente volteó para otro lado y fingió que no escuchó nada. Obvio, que esos pobres médicos que gritaron, les va a ir como en feria y además, es seguro que los harán picadillo en la mañanera y en las redes sociales. Pero eso sí, lo mentiroso no se lo quitan con nada.

TIENEN CARA DE TAXISTAS… Por cierto, ya presumieron que llegó el primer lote de médicos cubanos que mandarán a las zonas de inseguridad del país. Ahí donde no quieren ir médicos mexicanos porque, primero no tienen recursos para cumplir con su misión, y en segundo no hay seguridad. Hasta ahorita no han entregado la información sobre estos médicos, pues algunos sospechan que no son verdaderos doctores. Es más, por la finta que se cargaban, más parecían choferes de camiones de carga. Solo con verles cómo se ponen las batas médicas se dan cuenta que no las han usado muy seguido. Hasta ahora no han mostrado credenciales ni certificados de estudios. En fin, veremos resultados. A lo mejor los pobres así los traen vestidos y ni culpa tienen.

REBELIÓN EN LA GRANJA… Caray, este fin de semana se presentaron dos conatos de rebelión en la granja. El primero fueron los clientes de Gallerías Mall, porque de buenas a primeras subieron las tarifas del estacionamiento de 10 a 35 pesos, con dos horas máximo. O sea que ir al cine o a cenar significa fácil más de cien pesos de estacionada. Andan enojados, pero como todo en este país, ya se les pasará y terminarán aceptando. Por otro lado, vecinos de la colonia del Centenario se manifestaron en contra del proyecto de poner canchas de pádel, un juego de raqueta, en los camellones del Boulevard Hidalgo. Ahí fue error de cálculo, porque parece que alguien entendió que tumbarían árboles de ese sector. Por lo pronto, están esos dos conatos de bronca socia. Veremos cómo se arreglan.

En fin, pero como dijo el León Pérez: “Ver para creer, pero mejor, verá para cobrar”. Sale.

ÚLTIMASCOLUMNAS