/ jueves 2 de abril de 2020

Regala comercio comida a la población más vulnerable de San Luis

Todo abril va a regalar caldos con verduras para quien lo necesite, en estos tiempos de pandemia.

Para Andrés Armenta Lamas, el ser un comerciante de alimentos le da la oportunidad de ayudar a sus semejantes, y lo hace regalando comida y de esa manera se va a manejar durante todo el mes de abril.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

Instalado en su establecimiento en la avenida Chihuahua y calle 26, diariamente tiene caldo de verduras, que comparte con la población ahora que se vive la pandemia del Covid 19.


“Esto nació ante la situación que estamos viviendo sobre la pandemia y la crisis económica que estamos enfrentando ya los sanluisinos, surgió esta idea, Dios lo puso en nuestro corazón, el hacer algo por nuestra ciudad”.

Agregó que la gente ha respondido muy bien, lo publicación en las redes sociales, y los consumidores de han acercado al negocio, animándolos a seguir adelante, en respaldo a la gente que más lo necesita.

Expresó que este proyecto comenzó el pasado miércoles, desde las 10:00 de la mañana a las 2:00 de la tarde, fue el primer día y tuvieron muy buena respuesta, otorgando 200 caldos a la gente que lo pedía, sin costo alguno para ellos.

Dijo que fueron tres ollas de caldo de pollo y se repartieron las 200 unidades, si se les acababa una, hacían otra.






“La gente ha estado muy contenta y muy agradecida, hay gente que se encuentra sin empleo, hay gente que se dedica a limpiar lotes y ahora nadie los quiere contratar, son persona que no tienen empleo y no consiguen, además de que tienen varios hijos que alimentar”.

Indicó que cuando vienen así, se les da de cuatro a cinco caldos para su familia, y se les dice que, si no consiguen algo, que regresen al día siguiente.

“Ahorita vino la misma persona que vino ayer, y se llevó otros dos calditos, de esa manera lo estamos apoyando”.

Mencionó que estas acciones las llevarán a cabo todo el mes de abril, y esperan tener los ingredientes suficientes para salir adelante en esta tarea.

Los ingredientes que usan para los caldos son pollo, zanahoria, apio, cebolla, repollo, cilantro; a quienes pidan tortilla, se les dan algunas.

Manifestó que no solo gente de la colonia ha venido, sino de todas partes de la ciudad, principalmente de las orillas.

“Hay personas que mandan a alguien y vienen de las orillas, se les entrega los que ocupa; esa es la idea, que salga lo esencial a recoger su comida, no es para comer aquí”.

Ojalá la copien

“La verdad, estuve viendo a un amigo mío, que estaba regalado gel y cubre bocas, y lo vía él y dije que yo tenía que hacer mi parte”.

Armenta Lamas tiene la esperanza de que otras empresas adopten una medida similar, ya que la empresa que dirige es muy pequeña, pero seguramente otros con mayor capacidad pueden hacer lo mismo y más que ellos.

“Hay quienes lo pueden hacer mucho mejor que nosotros y ojalá y Dios le ponga en su corazón ese sentir también a ellos, y si no, cada quien puede hacerlo de acuerdo con sus posibilidades”.

Destacado: Son 200 caldos los que se entregaron el primer día, y se pretende que sea una cantidad similar en el resto del mes; sería para ellos de gran alegría que otras compañías se sumaran a este esfuerzo y se multiplicara.

Para Andrés Armenta Lamas, el ser un comerciante de alimentos le da la oportunidad de ayudar a sus semejantes, y lo hace regalando comida y de esa manera se va a manejar durante todo el mes de abril.

RECIBE NOTICIAS DIARIAS EN TU CELULAR, ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM AQUÍ

Instalado en su establecimiento en la avenida Chihuahua y calle 26, diariamente tiene caldo de verduras, que comparte con la población ahora que se vive la pandemia del Covid 19.


“Esto nació ante la situación que estamos viviendo sobre la pandemia y la crisis económica que estamos enfrentando ya los sanluisinos, surgió esta idea, Dios lo puso en nuestro corazón, el hacer algo por nuestra ciudad”.

Agregó que la gente ha respondido muy bien, lo publicación en las redes sociales, y los consumidores de han acercado al negocio, animándolos a seguir adelante, en respaldo a la gente que más lo necesita.

Expresó que este proyecto comenzó el pasado miércoles, desde las 10:00 de la mañana a las 2:00 de la tarde, fue el primer día y tuvieron muy buena respuesta, otorgando 200 caldos a la gente que lo pedía, sin costo alguno para ellos.

Dijo que fueron tres ollas de caldo de pollo y se repartieron las 200 unidades, si se les acababa una, hacían otra.






“La gente ha estado muy contenta y muy agradecida, hay gente que se encuentra sin empleo, hay gente que se dedica a limpiar lotes y ahora nadie los quiere contratar, son persona que no tienen empleo y no consiguen, además de que tienen varios hijos que alimentar”.

Indicó que cuando vienen así, se les da de cuatro a cinco caldos para su familia, y se les dice que, si no consiguen algo, que regresen al día siguiente.

“Ahorita vino la misma persona que vino ayer, y se llevó otros dos calditos, de esa manera lo estamos apoyando”.

Mencionó que estas acciones las llevarán a cabo todo el mes de abril, y esperan tener los ingredientes suficientes para salir adelante en esta tarea.

Los ingredientes que usan para los caldos son pollo, zanahoria, apio, cebolla, repollo, cilantro; a quienes pidan tortilla, se les dan algunas.

Manifestó que no solo gente de la colonia ha venido, sino de todas partes de la ciudad, principalmente de las orillas.

“Hay personas que mandan a alguien y vienen de las orillas, se les entrega los que ocupa; esa es la idea, que salga lo esencial a recoger su comida, no es para comer aquí”.

Ojalá la copien

“La verdad, estuve viendo a un amigo mío, que estaba regalado gel y cubre bocas, y lo vía él y dije que yo tenía que hacer mi parte”.

Armenta Lamas tiene la esperanza de que otras empresas adopten una medida similar, ya que la empresa que dirige es muy pequeña, pero seguramente otros con mayor capacidad pueden hacer lo mismo y más que ellos.

“Hay quienes lo pueden hacer mucho mejor que nosotros y ojalá y Dios le ponga en su corazón ese sentir también a ellos, y si no, cada quien puede hacerlo de acuerdo con sus posibilidades”.

Destacado: Son 200 caldos los que se entregaron el primer día, y se pretende que sea una cantidad similar en el resto del mes; sería para ellos de gran alegría que otras compañías se sumaran a este esfuerzo y se multiplicara.