/ sábado 26 de diciembre de 2020

LIBRE PENSAMIENTO

¿Tiempos de perdonar?




Años de guerra, desapariciones, devaluaciones, crisis económicas, manoseo del presupuesto, impunidad y corrupción en todos los niveles de gobierno. Instituciones endebles y plagadas de irregularidades en presupuesto y aun así tienen cara para unirse los cuates que eran enemigos y hacer la funesta promesa que van a resolver todo problema proveniente de sus pésimas gestiones.

Como ya se ha dicho incontables veces, simplemente el mexicano no tiene memoria y los caciques políticos, vergüenza. Pero para dónde se hacen los mexicanos. Sin duda alguna es difícil saber por quién votar y aunque son tiempos de paz, amor y perdón, ¿en verdad estamos listos los mexicanos para olvidar y perdonarlo todo?

Hagamos un breve, pero tal vez certero resumen. Los gobiernos priístas trajeron infinidad de instituciones que hoy en la actualidad siguen vigentes, se usan, pero son deficientes, piden que les agradezcas la creación de un Infonavit que previo a la presente reforma que se impulsó hace algunas semanas sigue ofreciendo créditos en su mayoría impagables, ofertando casas tan pequeñas como un granito de mostaza, que con el paso del tiempo esas “casas” son cada vez más caras y más pequeñas, como si los mexicanos se encogieran con el paso del tiempo

Un Instituto Mexicano del Seguro Social donde pocas veces hay medicinas, doctores, enfermeros trabajan en condiciones precarias, haciendo lo que pueden con lo que tienen, jodidas los hospitales y clínicas del país, pero eso sí, al menos las hicieron, dicen.

Privatizaron la Banca Nacional y pues como el pueblo ni necesidades tiene o en palabras de Damián Alcázar en el filme “La dictadura perfecta”: “Este país lo soporta todo”, pues que san pueblo lo pague, deuda que, según últimos estudios, ni en 2070 se terminará de pagar.

En fin, se continuó pensando que no eran tan malos, que podían resolver los problemas que habían creado por sus malos manejos.

Devaluaron no una, sino dos veces la moneda nacional y utilizaron un sinfín de comerciales lenguajes para decirte que no era tan grave, hasta “nuevos pesos” fueron llamados los devaluados y como se asocia que todo lo nuevo es bueno, pues así quedó.

Privatizaron cual cantidad de empresas públicas pudieron, desbarataron todo el aparato empresarial gubernamental, concesionaron nuestras riquezas en minerales a compañías extranjeras que se llevan la de nuestro suelo y por una bicoca, terminaron con el ferrocarril de pasajeros en el país, concesionándolo por 50 años a conocida empresa.

Aun así los mexicanos callaron y votaron una vez más por lo mismo o eso se pensó, en estos errores y caídas de sistema, donde ganaba siempre el tricolor.

Inició un gobierno de “cambio” permitiendo casinos, dilapidando excedentes petroleros, así como el presupuesto público y la peor, desatando una “guerra” contra el narcotráfico que hasta la fecha parece no terminar.

No te dejes engatusar por campañas, tienes más de 6 meses para empaparte de nuestra ruin historia y tomar una decisión acertada, por cierto a ningún partido político le debemos nada, no lo olvides.

“Aquel que no conoce su historia, está condenado a repetirla”: Jorge Agustín Nicolás Ruiz.

¿Tiempos de perdonar?




Años de guerra, desapariciones, devaluaciones, crisis económicas, manoseo del presupuesto, impunidad y corrupción en todos los niveles de gobierno. Instituciones endebles y plagadas de irregularidades en presupuesto y aun así tienen cara para unirse los cuates que eran enemigos y hacer la funesta promesa que van a resolver todo problema proveniente de sus pésimas gestiones.

Como ya se ha dicho incontables veces, simplemente el mexicano no tiene memoria y los caciques políticos, vergüenza. Pero para dónde se hacen los mexicanos. Sin duda alguna es difícil saber por quién votar y aunque son tiempos de paz, amor y perdón, ¿en verdad estamos listos los mexicanos para olvidar y perdonarlo todo?

Hagamos un breve, pero tal vez certero resumen. Los gobiernos priístas trajeron infinidad de instituciones que hoy en la actualidad siguen vigentes, se usan, pero son deficientes, piden que les agradezcas la creación de un Infonavit que previo a la presente reforma que se impulsó hace algunas semanas sigue ofreciendo créditos en su mayoría impagables, ofertando casas tan pequeñas como un granito de mostaza, que con el paso del tiempo esas “casas” son cada vez más caras y más pequeñas, como si los mexicanos se encogieran con el paso del tiempo

Un Instituto Mexicano del Seguro Social donde pocas veces hay medicinas, doctores, enfermeros trabajan en condiciones precarias, haciendo lo que pueden con lo que tienen, jodidas los hospitales y clínicas del país, pero eso sí, al menos las hicieron, dicen.

Privatizaron la Banca Nacional y pues como el pueblo ni necesidades tiene o en palabras de Damián Alcázar en el filme “La dictadura perfecta”: “Este país lo soporta todo”, pues que san pueblo lo pague, deuda que, según últimos estudios, ni en 2070 se terminará de pagar.

En fin, se continuó pensando que no eran tan malos, que podían resolver los problemas que habían creado por sus malos manejos.

Devaluaron no una, sino dos veces la moneda nacional y utilizaron un sinfín de comerciales lenguajes para decirte que no era tan grave, hasta “nuevos pesos” fueron llamados los devaluados y como se asocia que todo lo nuevo es bueno, pues así quedó.

Privatizaron cual cantidad de empresas públicas pudieron, desbarataron todo el aparato empresarial gubernamental, concesionaron nuestras riquezas en minerales a compañías extranjeras que se llevan la de nuestro suelo y por una bicoca, terminaron con el ferrocarril de pasajeros en el país, concesionándolo por 50 años a conocida empresa.

Aun así los mexicanos callaron y votaron una vez más por lo mismo o eso se pensó, en estos errores y caídas de sistema, donde ganaba siempre el tricolor.

Inició un gobierno de “cambio” permitiendo casinos, dilapidando excedentes petroleros, así como el presupuesto público y la peor, desatando una “guerra” contra el narcotráfico que hasta la fecha parece no terminar.

No te dejes engatusar por campañas, tienes más de 6 meses para empaparte de nuestra ruin historia y tomar una decisión acertada, por cierto a ningún partido político le debemos nada, no lo olvides.

“Aquel que no conoce su historia, está condenado a repetirla”: Jorge Agustín Nicolás Ruiz.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 13 de febrero de 2021

Lo de siempre

Edgar Castillo

sábado 06 de febrero de 2021

Una segunda oportunidad

Edgar Castillo

sábado 30 de enero de 2021

Inconformes

Edgar Castillo

sábado 23 de enero de 2021

¿Dónde vivir?

Edgar Castillo

sábado 16 de enero de 2021

Presunto culpable

Edgar Castillo

sábado 02 de enero de 2021

Primeros días

Edgar Castillo

sábado 26 de diciembre de 2020

LIBRE PENSAMIENTO

Edgar Castillo

Cargar Más